martes, 29 de setiembre de 2009

La Biblioteca Inexistente (5).



(Perdón por la demora en esta ocasión, una serie de "cosas" se interpusieron en el camino.)

1) La mejor nota que leerán sobre John Carpenter. El sitio del maestro tiene una multitud de artículos diversos, que sobre todo sirven para observar como un pobre tipo puede responder incesantemente las mismas preguntas (incluso a lo largo de 20 años), pero esta reseña crítica de Film Comment es impresionante por su inteligencia, profundidad y pasión por uno de los pocos genios modernos del cine americano (Si, soy un fan, ¿y que?).

2) Continuando con la tendencia: Las 20 Mejores Películas de Terror Que No Viste. Una recopilación de Total Film que vale la pena porque realmente nombra películas incunables. La sección en la que pretenden dárselas a directores contemporáneos para que las re-filmen es patética, pero bue, no se puede tener todo.

3) En Septiembre de 1939 hubo un gran desfile militar en la ciudad polaca de Brest... en el cual marcharon el ejército nazi y soviético juntos. Negado y enterrado por la historia oficial tanto alemana como rusa, el blog Poemas del Río Wang lo rescata con fotos, videos y muchas, muchas declaraciones. Delicioso.

4) Los egipcios decidieron, en el momento álgido de la gripe porcina, matar a TODOS los cerdos del Cairo. Resultado: enormes cantidades de basura acumuladas en las calles, que antes era recogida por una casta de criadores de cerdo que la utilizaban para darles de comer a sus animales. Si piensan que el estado de la salud pública en Latinoamérica es terrible, esperen a ver esas fotos.

5) Resulta que las arañas tienen otro detallecito encantador: decoran sus redes. Nadie sabe muy bien porque lo hacen (las teorías varían entre que lo utilizan como método de defensa, como atracción para sus presas o para su potencial compañero o simplemente como decoración) pero es otro rasgo fascinante de uno de mis animales favoritos.

6) "Cuando los novelistas dejan de beber", una divertida nota sobre los efectos del alcohol (y su privación) en los escritores. Lo bueno es que el autor oscila continuamente entre si el alcoholismo es bueno o malo para los autores, para finalmente decidir que, para algunos, lo mejor hubiese sido que continuasen emborrachandose.

(imagen robada de acá)

viernes, 25 de setiembre de 2009

Skip Level

Time Fcuk es el nuevo juego de Edmund McMillen. No me gusta y no quiero hablar de él, pero si quiero hablar de un detalle. En la barra del costado hay un botón con una letra Z. Cuando el curso le pasa por arriba dice "Skip Level". Cuando lo vi pasé casi un segundo pensando en que cosa podía hacer ese botón y me di cuenta que debía hacer exactamente lo que decía. Y sí, el botón te deja saltearte el nivel.

Voy a ser justo y reconocer que sólo te deja apretar el botón dos veces, teniendo en cuenta que "sólo dos veces" es dos veces más de lo que te permite cualquier juego decente de toda la historia. A esto es a lo que llegamos. "Accesibilidad" es el mantra favorito en el mundo de los videojuegos en esta época. Convertir todo en un juego casual, hacer todo para el mínimo denominador común de jugador, asegurarse de que nadie, no importa qué haga ni cómo, se quede sin ver el juego completo. Nintendo hace una consola que espera venderle ya no a los hijos sino a las madres y declara que en sus próximos juegos vamos a poder pasar por alto pedazos de los mismos que se nos compliquen. ¿Es todavía posible que un juego de Nintendo se complique? ¿Hay gente que se traba jugando a los últimos juegos de Mario? Ok, uno puede ver las razones para que los ejecutivos de Nintendo, en una sala de reuniones de sus headquarters en Kyoto, sin ningún contacto con la realidad, tomen decisiones como esa, pero acá estoy viendo a un joven desarrollador independiente, posiblemente inteligente; que hace juegos no aptos para todo público que podrían ofender a más de una persona sensible; al que una vez le di cinco dólares por un disco con sus juegos que se perdió en el correo y me dio otro gratis, así que hasta diría que me cae simpático; haciendo esto. Sí, esto es a lo que llegamos.

El problema básico con esta práctica, que entiendo que Nintendo no quiera entender pero no puedo entender que otra gente no entienda, es el siguiente: esta opción le quita valor al juego. No tengo ninguna razón para considerar que un nivel es más relevante que otro, por lo tanto no tengo ninguna razón para saltearme un nivel en lugar de otro, saltearme uno es como saltearme cualquier otro y si consideré que un nivel no valía la pena jugarlo, no tengo ninguna razón para no considerar lo mismo de todos los demás, porque tienen el mismo valor. Con un botón como ese, es el juego él que le está quitando el valor a sus niveles, está diciéndote que no importa que los juegues o no, y si el juego mismo no cree que vale la pena jugarlo, ¿cómo puedo creerlo yo, que soy el que tiene que hacerlo? Dejé el juego después de un par de niveles porque me aburrió, aunque también podría decir que lo terminé pero elegí saltearme todos los niveles que me quedaban.

No jueguen esto, no pierdan el tiempo. Mejor esperen que la semana que viene sale el nuevo RunMan y va a ser genial. Y dificilísimo.

domingo, 20 de setiembre de 2009

La Biblioteca Inexistente (4).



1) Ker-Chunk! La historia del Birotron, uno de esos aparatos musicales analógicos que hoy en día ya no existen gracias a la magia del sonido fantasmal y computerizado. Una locura utópica que involucraba 19 reproductores de 8-track.

2) Cliff Richard, pionero del rock and roll, primera superestrella inglesa e ícono naftalinoso debido a su desprecio por la música moderna (comenzando por los Beatles), su conservadurismo y su cristianismo. Bob Stanley intenta rescatarlo de la irrelevancia.

3) Como consecuencia de la recesión y la disminución del transporte de mercancías marítimo, hay una flota gigantesca, mayor que la inglesa y la norteamericana, estacionada sin hacer nada en la costa de Singapur. Miles de barcos que no tienen ningún lugar donde ir porque nadie comercia y que, encima, esperan que se les unan otros tantos botes encargados durante la época de las vacas gordas, porque cada nave tarda 3 años entre que se la pide y se la saca de la fábrica.

4) Las 50 mejores comidas del mundo (y donde comerlas). Un articulo GENIAL que da ganas de viajar por todo el planeta en plan gourmet de hondos bolsillos. Además, es admirable la variedad de adjetivos que encuentra para hablar de comida.

5) Un larguísimo artículo (que no termine de leer aún) sobre un físico que creía que vivía parte de su tiempo como un héroe intergaláctico en otro planeta. Parte Adam Strange, parte diario psicológico, una historia 100% fascinante.

6) Los 20 avisos mas delirantes de Craiglist. Completamente hilarante, te hace preguntar cuanto de eso es cierto, cuanto es una broma y cuan loca esta realmente la gente.

7) Mi nuevo órgano sensorial. Un tipo se hace adherir al tobillo un pequeño artefacto con 8 zumbadores que le marcan continuamente la dirección del norte. Y a partir de ese momento se da cuenta de que, previsiblemente, la mayoría de nosotros tenemos una percepción completamente torcida de nuestra dirección geográfica y que probablemente nos perderíamos aún más "sabiendo la verdad".

8) La caza de los hipopótamos de Pablo Escobar divide a Colombia. Si, el tipo tenía un lago natural con hipopótamos que luego se reprodujeron y son vistos como una amenaza al equilibrio ecológico del país. No se a ustedes, pero a mi me fascina la probabilidad de que, en un futuro no muy lejano, Colombia sea un país donde el hipopótamo deambule libre gracias a la megalomanía de un traficante gigantesco.

(imagen robada de acá)

sábado, 19 de setiembre de 2009

Best. Mod. Ever.

Esto es increíblemente hilarante. Un demente armo un mod del Half-Life 2 que absolutamente reemplaza todos los sonidos por otros creados por su propia voz. Y si, es totalmente genial. Video aquí:



(via rock paper shotgun, y descubierto por dario)

jueves, 17 de setiembre de 2009

Quirky Scottishmen III

O, algunas breves palabras sobre Lloyd Cole And The Commotions.



Lloyd Cole And The Commotions - Sense & Sensibility (A Compilation)

1. Perfect Skin (Rattlesnakes)

Me podrán decir: ¿qué carajo hay para escribir sobre Lloyd Cole? ¿Quién es Lloyd Cole, de cualquier manera? Tiene nombre de músico de salón, además, que feo, que de enfermo egocéntrico, que es poner su nombre antes que el de su banda. Por otro lado, si a uno le describen Lloyd Cole superficialmente, no suena tremendamente atractivo: un cantautor (¡que ni siquiera es escocés! Aunque el resto de su banda si y por ello vamos a doblar las reglas un poco) que compone canciones demasiado conscientes de su propia intelectualidad, con referencias a Truman Capote o Norman Mailer, ex estudiante de filosofía, con una voz afectada de mocoso lector que intenta demostrar todo el tiempo que tiene un “alma vieja”.
Bueno, eso es lo que uno puede pensar hasta que escucha el primer tema de su primer disco, que es coincidentemente el que inicia este compilado. (Dicen que) Los comparaban con los Smiths, lo cual se entiende en parte por la estupendísima guitarra de Neil Clark, que dibuja arabescos sin tener nada que envidiarle a Johnny Marr. Pero también se entiende porque parece que en algún momento de la historia del indie británico todo se comparaba con los Smiths mientras tuviese voz plañidera y letras curiosas. Si hasta los Housemartins nos parecían los Smiths. Pero Lloyd Cole tiene muy poco de la afectación y el sentimiento resbaloso de identificación que caracteriza a Morrissey y los suyos. Es demasiado consciente de sus propio origen, de que es la música de un pretencioso joven intelectual. Y eso funciona a su favor, dándole en muchas ocasiones dobles y triples perspectivas a sus canciones, composiciones cristalinas y emotivas donde el punto de vista nunca es lo que parece y el significado está oculto detrás de una capa de auto-conciencia y, en más de una ocasión, empatía con sus personajes.
Esta canción combina academia con romance y sexualidad dándose cuenta todo el tiempo de lo ridículo de tal yuxtaposición, una historia de jóvenes intelectuales atraídos por mujeres “normales”, de lo estúpido y fútil que sus credenciales son para el romance. Y por supuesto ayuda que la canción sea un pequeño cañonazo, irresistible en la manera en que son irresistibles las canciones que parecen diseñadas para aprovecharse de nuestro amor a las guitarras rodantes.

2. Rich (Easy Pieces)

Este es el primer tema del segundo disco, llamado “Easy Pieces” y producido por Clive Langer y Alan Winstanley, artífices, en parte, del enorme éxito de Madness y empujados a los brazos de Lloyd y compañía por la discográfica. En alguna nota de la Internet leí que el bajista (que aparentemente ahora se dedica a ser un periodista de golf) odia este disco. Para mi es excelente, con momentos que superan ampliamente al primero, al menos en “bombast”, lo cual, para ser sinceros, es probablemente por lo cual querían a Clanger en el primer lugar. Lo importante a recordar es que las baterías suenan FUERTES, al menos aquí, mucho más arrogante que el primero. Hasta que entra una guitarra escuálida que los traiciona completamente.
La novedad es que cuerdas y trompetas, en gran parte, son utilizadas con un fuerte tenor eufórico, antes que contemplativo o lánguido como en gran parte del primer album . El tema parece compuesto al galope y es uno de los mas “fitzgeraldianos” de Cole (curioso que nunca haya namedroppeado a Scott jamás): un millonario gris y solitario, alcohólico y nostálgico, cuyas relaciones han sido truncadas todas por su insensibilidad pero aún eso no lo afecta. Lo curioso es que el tema está cantado desde una perspectiva de tercera persona por Cole, cosa que se reconoce en el estribillo cuando dice “Rich is what to be forsaken /grey and giving it away” y sus sentimientos parecen los opuestos a su personaje. El efecto es simultáneamente celebratorio y burlón, como si Cole se riese de su pauperismo (y celebrase su juventud) al mismo tiempo que anhelase profundamente su vida de playboy, sus mujeres
y sus bebidas. Y el dinero necesario para pagarlas.

3. My Bag (Mainstream)

El primer tema de su tercer disco, “Mainstream”, para completar la trilogía de inicios de discos. Un tema rarísimo porque habla de la cocaína abiertamente y porque es lo más cercano que los Commotions se acercan a un difuso sentimiento sórdido. Los Conmociones eran más bien una banda amable, niños bien de Glasgow, profesionales, seguramente tomaban Coca Cola después de los recitales.
Y es una exploración de la cocaína al estilo Lloyd Cole, que no se priva de frases como “20 storey non stop snow storm”, para terminar siendo demasiado inteligente para su tema, muy poco rockera, una visión ligeramente removida de la situación, lo cual es más curioso porque está narrada en primera persona. No se termina de saber si el tema es positivo o negativo, aunque parecería decidirse más bien por un lugar intermedio y poco molesto, admitiendo que todos tenemos nuestra bolsita. Sin embargo, es efectivo por la base de bajo suena ominosa, como un tono del bajo mundo; por la guitarra del estribillo, que suena exactamente a como uno se siente bajo el efecto de la cocaína, con todas las neuronas electrificadas disparando en direcciones múltiples; y por el carácter repetitivo de muchas de las líneas de Cole, tan parecido a estar charlando sin fin y sin tomar aliento.

4. Rattlesnakes (Rattlesnakes)

El tema que da nombre a su primer disco y la primera aparición de una frondosa galería de mujeres en las letras y canciones de los Conmociones. En este caso la protagonista es una tal Jodie que usa sombreros aunque no llueva y lee Simone de Beauvoir. Pero lo que en otras manos hubiese degenerado en cliché obvio e insoportable, en manos de Cole es una hermosa romantización de una imagen perdida. Una mujer de entreguerras, una chica que modeló su vida bajo la cruz del dinero, del glamour pero también de la intelectualidad, bajo los polos opuestos de Audrey Hepburn y Virginia Woolf, profundamente dañada, incapaz de amar y amante del peligro.
Alguien que solo puede haber terminado mal, suicida o alcohólica, corriendo con su auto en estado de profunda intoxicación, un símbolo de queel exceso de dinero, de conocimiento y de vitalidad solo produce tristeza y soledad. Pero la llave de la canción es la misma de muchos de los temas de Cole, que es que estos personajes, estas creaciones, habitan canciones alegres, emotivas, efímeras e intensas. O sea, mientras otros hubiesen hecho una balada insoportable e indigesta, Cole se descuelga con una canción que quiere obligarte a que te guste, limpia, veloz y bailable.

5. Sean Penn Blues (Mainstream)

Si bien Cole se cansa de nombrar a personalidades importantes y melancólicas del catálogo cultural del siglo XX, en esta canción por primera vez se mete con una persona cercana temporalmente a su momento, con un icono pop de los 80. Con la mega estrella, bah, el protagonista de los tabloides. ¡Y encima lo pone en el título! Sin embargo, hay que mencionar que dentro del catálogo de los Conmociones, estas preocupaciones aparecerán una y otra vez: el dinero y la cultura como dos maneras de habitar un mundo diferente, quizás mejor, e infinitamente más romántico (de hecho, este es, prácticamente, la obsesión de “Mainstream”). A esta preocupación se le contrapone o una exploración de los momentos más solitarios o patéticos de estos personajes “larger than life” o la observación de segundones y normales, de momentos pequeños en la vida de gente pequeña, condenados a desaparecer sin dejar rastro.
La canción es una observación con mucho cariño al Sean Penn de los 80, a quien Cole ridiculiza como un tipo atrapado por su imagen, por su condición de “Mr. Madonna” que continuamente frustra sus intenciones de ser tomado en serio, de leer a los beats en bares y protestar por la política. Hay una profunda sensación de “americana” en la canción, puntuada por el uso juicioso de una armónica y por el intento en los versos de acercarse a una canción rock. Pero al final la imagen que nos queda del petiso Penn es la de un pobre tipo, aplastado por su famosa esposa, con marcas de zapatos de tacón por todo el cuerpo, como dice el estribillo. Que, curiosamente, es el momento en que la canción parece relajarse y aceptar su condición, descartar su pretensión de ser un poeta beat para ser meramente una celebridad.



6. Grace (Easy Pieces)

Esta canción retorna a los protagonistas femeninos, y parece describir a una mujer a la cual cumplir 28 años la ha vuelto amargada y depresiva, creyendo que sus mejores días están detrás. Hasta que uno se da cuenta de que quien canta realmente es su pareja y que todos los índices de su declive están dados por este narrador poco confiable. Quizás es él que la ve más amargada y pálida. Quizás el no puede soportar la idea de que la belleza desaparezca. Quizás confunde amargura con desamor. Poco a poco nos damos cuenta de que es una canción profundamente resentida y que por momentos (en ese “ooh, is it hard to take / ooh, is it hard to swallow, is it” que Cole canta con supremo desdén) parece estar directamente burlándose de la pobre muchacha, de sus inseguridades y malos humores. Ni siquiera la última estrofa, que parece ser un perdón, lo salva. Y no ayuda, por supuesto, que la banda suene como un triunfo, aerodinámica, bella, con unas guitarras que podrían cortar queso y unos toques de teclado que parecen risas.

7. Jennifer She Said (Mainstream)

Continuando con un tríptico falsamente femenino (lo cual es una constante en las canciones de Cole: hablan de mujeres siempre a través de la óptica de un hombre que tiene algún interés o distancia de la situación) una canción absolutamente fantástica sobre los errores de los tatuajes. Un amigo decía que todas las casas de tatuajes deberían tener un letrero que diga “El 70% de las personas que se tatúan a los 18 años se arrepiente a los 21. Espere”. Esta canción podría ser el sonido de esa afirmación. Un pobre tipo se tatúa el nombre de su novia para luego descubrirse abandonado. La canción alcanza un patetismo tan absoluto que sale por el otro lado, y se convierte en profunda empatía. O sea, me imagino un amigo mirando con apenas disimulada diversión a otro, quien se acaba de pelear, y riendo por dentro de su ridículo tatuaje con el nombre de su ex novia. Pero al mismo tiempo comprendiendo el dolor de la separación real. Toda la canción refuerza ese sentimiento, desde las líneas “oh forever you said, that’s forever you said” y “her name on you” que Cole canta con suprema emoción, suavidad y convencimiento, pasando por el hecho de que la última estrofa sea un despreciativo “you change like the weather / but this is the rain”, hasta el hecho de que su primera escucha te convence de que es una canción de amor, cuando es precisamente lo contrario.

8. Pretty Gone (Easy Pieces)

Completando la trilogía de perspectivas torcidas, una canción de ese siempre popular género “estúpidas parejas que no saben cómo estar juntas”. Sedada y tranquila, la virtud del tema es que en este caso el histérico es el hombre, quién, como en muchos casos, tiene a una chica bajo su influjo y no tiene la más mínima idea de cómo manejarla. Es una canción bellísima que se revela como tal solamente cuando uno la escucha bastante y descubre el emocionante contraste entre la mayoría de la misma, tocada con el relajamiento y la profesionalidad de una vieja banda de bar de las Vegas, y la última estrofa, en donde entra un teclado evangélico, la guitarra se decanta en un loop que sugiere el momento previo a toda decisión liberadora, puro entusiasmo y esperanza, y luego aparecen unos vientos que directamente nos dan ganas de hacer un puño. Pequeña claustrofóbica maravilla.

9. Charlotte Street (Rattlesnakes)

Esta es una de esas canciones que parecen completamente artificiales y que son redimidas, en gran parte, por la maestría de la banda que acompañaba a Cole en estos años, por su capacidad para enhebrar melodías que sonaban a la vez serias y ligeras. Es una canción que retorna (como gran parte de su primer disco, en el que parecía que tenía demasiado que probar) al territorio de los romances intelectuales. Como en tantas otras canciones, el protagonista es un joven poeta frustrado y ligeramente cruel que no ha aprendido a manejar sus sentimientos ni las cosas que le suceden, que está perpetuamente atrapado entre sus aspiraciones y su realidad diaria, que le informa que no es muy útil. Si algo tiene de bueno Lloyd Cole es que ponía en entredicho continuamente su propia imagen y lo que quería proyectar, que era un compositor profundamente consciente de sí mismo y que no tenía miedo en perseguir sus obsesiones ligeramente snob al mismo tiempo que se burlaba de ellas.

10. Mr. Malcontent (Mainstream)

… Una tendencia que tiene su expresión más profunda en ésta canción, que no por nada está en su último disco. Pareciera hablar todo el tiempo de si mismo. “A waste of space and alcohol / drinking rain and eating soil / and slogans off the wall”. Es como el despertar de la larga adolescencia en la que descubrimos que las cosas que nos identificaban y creíamos que nos hacían mejores que los demás son en realidad lugares comunes, mentiras pre-fabricadas que han perdido todo su potencial para hacernos especiales, y en el fondo solo tenemos pequeñas miserias y pequeñas alegrías, como el resto de la raza humana. El señor descontento en el fondo es solo otro snob insoportable.
Casi, casi, es un tema enojado. Con algunos riffs (muy suavizados) en el estribillo y dos minutos finales en los que Lloyd esta lo más cerca que lo escuchamos de abandonar su “politeness” habitual (¡hasta se lo escucha reír con desprecio!) y arañar su jaula auto-impuesta, y un Neil Clark que de golpe parece haberse vuelto un vaquero.



11. Lost Weekend (Easy Pieces)

“Lost Weekend”, por otro lado, es un retorno a esas canciones que romantizan otro tiempo y otro lugar. Quizás sea solo mi interpretación de fan, pero al escucharla, con solo un par de referencias (neumonía y Amsterdam) yo me imagino una historia de amor del Siglo XIX, entre dos personas pobres y sin la posibilidad de comprar medicina, en una habitación de hotel de mala muerte, vestidos con harapos y en un solo colchón comido por las pulgas y las chinches. Bebiendo ajenjo, quizás.
Es una canción encantadoramente arcaica, al menos en mi mente (la letra, en realidad, no da más precisiones), es una balada trágica, pero al mismo tiempo fue el éxito más grande de la banda en Inglaterra. Y se nota porqué: la música es saltarina como una canción popular para que bailen las muchachas en ronda, Cole canta con alegría y convencimiento, la guitarra parece un manantial de agua cristalina y tiene unos pianitos encantadores que enmascaran de mil maravillas la misma tristeza que muchas veces asomaba la cabeza en Madness.

12. Minor Character (Mainstream)

“Minor Character” lidia con un evento que nos ha sucedido a todos nosotros en algún momento de nuestras vidas: darnos cuenta que, en la vida de alguien que evidentemente nos importaba demasiado, somos solamente un personaje secundario, que de golpe es expulsado mientras el protagonista continua con su vida normalmente. Y también sobre los momentos posteriores, la horrible sensación de preguntarse que estará haciendo, con quién pasará el tiempo. La espantosa posibilidad de convertirse en un extraño. Comparada continuamente con la vida “normal”, anterior al quiebre, transmite todo el efecto de la absoluta impotencia en ese tipo de situaciones, e incluso posiciona el suicidio como una respuesta absurda y aniñada. Lo peor de esto es que hay que seguir viviendo.

13. 2CV (Rattlesnakes)

Leí en alguna entrevista que Lloyd Cole decía que esta era la canción más cercana a su propia experiencia que había escrito para su primer disco, y se nota mucho. Es casi una canción de cuna de iniciación sexual, que recuerda con mucha ternura una escapada a un hotel con una chica la cual parecería ni siquiera haber sido muy cercana a nuestro autor.
Es hermosa por la manera en que transmite con completa verosimilitud la expectación y la magia de esos primeros encuentros juveniles con el sexo opuesto, la vulnerabilidad y la necesidad de compañía que se resuelve con personas que, probablemente, nunca formen parte de la lista de nuestros grandes amores. El ritmo es completamente relajado, como el sol del verano bajo el cual los amantes gastaban el tiempo. Recuerda a un personaje secundario de una manera diametralmente opuesta a la canción anterior, con mucho cariño y no poca nostalgia. Captura perfectamente un momento, que puede ser resumido en la frase, brillante como pocas, “All we ever shared was a taste in clothes”.

14. Are You Ready To Be Heartbroken? (Rattlesnakes)

Que esta sea la canción por la cual se recuerda a Lloyd Cole y The Commotions no tiene nada de injusto. Es, de hecho, una canción grandiosa y perfecta, una combinación de emoción e inteligencia (combinación que, como notarán, obsesiona a Cole en estos tres discos, una combinación de honestidad emocional con la pretensión e “inteligencia” de alguien que se cree superior a esos sentimientos) en cantidades precisas, una disección de un estereotipo y una celebración del poder devastador del amor.
Básicamente, Cole le canta a un personaje “X” que parece vivir una vida bohemia pero sin ningún compromiso con los corazones partidos y el sufrimiento cosa que, para Lloyd, es prácticamente escandalosa y necesaria para un tipo de vida de esa naturaleza. Impertérrito, sonríe frente a sus amigos y los hace sentir culpables por su falta de alegría. Pero no sabe lo que es estar descorazonado, no sabe lo que es sufrir.
La banda, por su parte, pela su mejor cara lounge, con un bajo que domina la canción como si fuese un día de otoño en un pub escocés, una batería reducida a su mínima expresión y un Lloyd Cole que amenaza continuamente, que promete dolor pero sin superioridad, solo con conocimiento de causa y tristeza por lo que le espera al protagonista y unos deliciosos coros femeninos cincuenteros. Luego de que Cole canta “Are you ready to bleed?”, los últimos 30 segundos son un hermoso colchón de cuerdas que parece decir “si, así de genial y así de terrible es estar enamorado”.

15. These Days (Mainstream)

Y, finalmente, la última canción del último disco de Lloyd Cole And The Commotions, una ínfima maravilla de sintetizadores con apenas la voz de Cole encima. ¿Vieron como siempre describen a algunas canciones como “invernales”, lo cual generalmente significa “canciones para escuchar apretando con alguna chica bajo las mantas”? Bueno, esta es una de las pocas canciones (como “Spider And I” de Brian Eno) que realmente pueden apropiarse de ese adjetivo. Es como dormir sobre nubes adentro de una casa mientras afuera la nieve cae y cubre al mundo. Es como si un fantasma velase a una chica solitaria.
Cole canta “You don’t need a lover in this climate / you don’t need a boyfriend in your bed / these days / put a blanket round you, baby” y todo suena frágil, encantador, callado. Pareciera que está intentando disuadirla, que está deseando que lo espere, que en el verano van a poder estar juntos y por favor no se enganche con otra persona. Es vulnerabilidad pelada y profundamente arrobadora y es una excelente manera de despedir a uno de los grandes compositores ignorados de los 80. En estos días, la sensibilidad ya no se usa como antes.

martes, 15 de setiembre de 2009

Google Chrome OS

(nota publicada 11 de setiembre, en Brecha, así que sí, el tono es ligeramente distinto)



Además de los servicios tradicionales de Google (su motor de búsqueda, su servicio de publicidad adsense, gmail, google docs, google maps, youtube, y un largo etcétera), la empresa ofrece desde hace un año Google Chrome, su navegador Online , compitiendo directamente con los dos más grandes productos en ese mercado, el Internet Explorer de Microsoft y el Firefox de la empresa Mozilla.
El Google Chrome sigue la filosofía de todos los productos de Google, siendo rápido, gratuito, fácil de usar y con una interfaz mínima. A diferencia del Firefox, no tiene posibilidades de ser mejorado via "add-ons" y a diferencia del navegador de Microsoft, no viene incorporado con ningún sistema operativo (la gran ventaja en el mercado del Internet Explorer) y hay que bajarlo por separado. De cualquier forma, fue un éxito y un respetable 2% de los usuarios de Internet navegan la web utilizando el browser de Google.
Desde hace ya bastantes años que Google se volvió bastante más que un buscador para ser una completa red de productos y servicios online. Google, pesé a ser una corporación gigante, siempre ha sido visto con un ojo benévolo a causa de que sus productos gratis, su imagen corporativa y sus actos siempre fueron bastante opuestos a su gran rival en el mundo tecnológico, Microsoft, símbolos del capitalismo tecnológico y la cultura corporativa que deja al usuario en segundo plano. Google regala muchos de sus productos, varios de ellos son de código abierto (permitiendo a cualquier programador aprender de él o modificarlo a su gusto), y sus servicios son de muy buena calidad.
Por estas razones era predecible que Google diera su siguiente paso: Crear un Sistema Operativo nuevo, compitiendo con el Windows de Microsoft, y el OS X de Apple. Y así esta ocurriendo: El 7 de julio, Google informó acerca del Google Chrome OS, que estaría disponible a mitad del 2010. ¿Porque ese nombre confuso, el mismo que el de su navegador? La idea es que, el Chrome OS esta construido alrededor del navegador, potenciándolo y funcionando como plataforma para él. Sería un sistema operativo liviano, diseñado inicialmente para las Netbooks (esas laptops muy pequeñas, eslabón perdido entre una laptop silvestre y un celular de última generación).
Detengámonos un poco entonces en el significado de este lanzamiento, y sus implicaciones para los usuarios y para Google.

Cloud Computing

En inglés, se le llama Cloud Computing al método de ofrecer servicios exclusivamente via Internet. El usuario no tiene que preocuparse por su computadora, los programas, ni los datos. De todo esto se encarga los proveedores del servicio. Algunos ejemplos: Youtube.com, además de permitirte ver videos online, también te permite directamente filmar desde tu webcam, grabar, editar rústicamente los videos y subirlos a Internet, directamente desde el navegador. Google Docs, la suite de aplicaciones de oficina de Google, permite guardar documentos, editarlos, darles formato, imprimirlos, y guardarlos en los servidores de Google para seguir editándolos en cualquier otra computadora. El diskette o el pendrive no son necesarios: tan solo es necesario entrar a docs.google.com con nuestro usuario y contraseña y acceder a los documentos.
Este paradigma digital tiene sus ventajas y defectos. Lógicamente es mucho más económico para la empresa ya que no hay gastos de hardware, software y de distribución, ya que todo ocurre en el terreno virtual. Con la velocidad de las computadoras y las conexiones actuales, no hay muchas diferencias de recursos entre usar muchas aplicaciones Online o usarlas directamente en la computadora. Cualquier persona en el mundo puede acceder a los mismos servicios rápido y sin problemas.
El principal problema con este sistema es que los datos del usuario se mantienen guardados lejos de él, o sea, en los servidores de la empresa. Si llega a ocurrir alguna tragedia informática, es todo responsabilidad y esta en manos del proveedor. El fundador de la asociación del software libre, Richard Stallman, comenta que la Cloud Computing pone en riesgo las libertades básicas del usuario, al dejar todas nuestras pertenencias digitales a un tercero.
Pero la realidad es que es un sistema muy popular, efectivo y en constante crecimiento. Google lo sabe muy bien y por eso casi todos sus servicios funcionan en base a esta sistema.

La propuesta

Ahora, ¿De que trata el Sistema Operativo de Google? La idea es más o menos así: Google Chrome OS es un sistema operativo muy básico, que funcionaría como plataforma para el browser(Google Chrome). Esta basado en Linux, aunque con una interfaz diferente, y con varias modificaciones haciéndolo lo más sencillo, rápido y seguro posible. Esta construido exclusivamente para la gente que utiliza Internet, y el objetivo es que uno prenda la computadora en segundos ya este navegando en Internet. No va a haber programas para el Chrome OS. Todo sería a través del navegador web.
Google hace unos años ya había lanzado un sistema operativo, llamado Android, que es exclusivamente para celulares, pero con varios elementos que en cierta forma se superponen con el nuevo proyecto del Chrome OS.
La presentación de este Sistema Operativo causó un revuelo bastante interesante en Internet, más bien por las connotaciones que tiene en Google, como empresa, y la imagen que el público tiene de ella.

El Credo

Google siempre fueron los "buenos tipos" del mundo tecnológico, la antípoda natural de Microsoft, esa corporación gigante, decadente y cerrada que sigue dominando casi todos los espacios informáticos. En contraste, Google siempre fue la empresa joven, cool, de chicos brillantes de Silicon Valley que trabajaban por el bien de todos. Su imagen corporativa es muy minimalista y casual, y su buscador sigue teniendo el mismo logo colorido e informal de siempre.
Esta "bondad" es algo que Google se toma muy en serio. El Código de conducta de Google comienza con la siguiente idea: "Don't be Evil" (no seas malvado). Esta frase es el motto o slogan de Google desde hace ya varios años. En la página luego podemos leer:

"Quienes trabajan en Google generalmente aplican la expresión "don't be evil" a la forma en que servimos a nuestros usuarios. Pero es mucho más que eso. Sí, es sobre proveer a nuestros usuarios con acceso imparcial a la información, preocuparse por sus necesidades y darle los mejores productos y servicios que podemos. Pero también es sobre hacer lo correcto de una forma más general - de forma legal, actuando honorablemente y tratando con respeto a todos."


(foto de uno de los cuantos headquarters de google inc.)

En el 2004 Google fundó Google.org, una organización destinada a proyectos para el medio ambiente (incluyendo el diseño de un auto eléctrico y paneles solares), así como crear consciencia sobre la pobreza y la salud pública. El Googleplex (nombre cariñoso que se le da al complejo central de Google) es famoso por ser un lugar cálido, de diseño modernísimo y donde los empleados tienen lugares para practicar deportes, jugar videojuegos y relajarse. Como método de motivación, todos los empleados de Google tienen derecho a dedicar un 20% de su tiempo de trabajo a proyectos que le interesen de forma independiente.l
En fin, que Google siempre ha sido la empresa "buena" comparados con la "mala"(Microsoft), pero las cosas estan cambiando, y Google esta creciendo, cada vez más y más. Y es inevitable que su imagen y su ethos sea cada vez más "corporativa". Al crear el Google Chrome OS, Google esta creando algo que más para el beneficio de la sinergia corporativa que para el público en general. Esta ignorando que el iPhone (por citar un ejemplo) es terribemente popular y es casi un standard para las plataformas de celulares, y esta creando las suya propias (android y chrome os). Su forma de comunicarse con el público también ha cambiado, y pasado de ser más "cálida" - via blogs, videos en youtube, etc. - para ser más tradicional - con publicidad en la televisión, convenciones multitudinarias para presentar nuevos productos, etc. Todo esto no implica que Google se haya vuelto "malvada". El lanzamiento del Chrome OS en cierta forma, es la marca del comienzo de una nueva percepción de Google como empresa.

Let there be light

Pero lo más interesante es lo que significa esto a un nivel más global, como una reconceptualización de lo que es Internet. Jason Kottke predijo en el 2004 que Google crearía un Sistema Operativo, que se basaría y funcionaría a través de la web. Al salir la noticia hace unas semanas, comentó que en realidad ese sistema operativo que él describió ya existe y funciona hace años. Es que Internet ya ES el sistema operativo. Gmail, Google Apps, Youtube, Flickr, Picasa, y otros servicios web ya nos permiten hacer el 95% de nuestras actividades en la red. Los sistemas operativos cada vez son menos importantes. Y Google, con este nuevo lanzamiento, confirma esta realidad: Chrome OS, un sistema operativo invisible, para que uno solo pueda ver la web.

fuentes:
http://daringfireball.net/2009/07/chrome_os_context
http://dashes.com/anil/2009/07/googles-microsoft-moment.html
http://googleblog.blogspot.com/2009/07/introducing-google-chrome-os.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Google_Chrome_OS
http://en.wikipedia.org/wiki/Cloud_computing
http://www.kottke.org/09/07/google-chrome-os-and-gooos

viernes, 11 de setiembre de 2009

La Biblioteca Inexistente (3).



1) "The How Not To Cookbook", un libro de la artista visual Aleksandra Mir que contiene clásicos como "No quemés el agua", "No uses una cuchara plástica para mezclar salsa de queso. Se puede derretir y muchas veces la gente no se da cuenta hasta después de que la comieron" y "Cuando hagas torta de coco, no te olvides de poner el coco".

2) La mejor crítica que van a leer de los re-masters de los Beatles, combina humor, gusto el material sin caer en el fanatismo y una perspectiva que hace que los discos parezcan nuevos.

3) Gran perfil de Jim O'Rourke, el nuevo héroe de Ezequiel, que parece un tipo tranquilo, poco pretencioso y extraordinariamente inteligente.

4) ¿Estarán seguidas las seis etapas de la evolución biológica por una séptima producto de la evolución de las máquinas? El artículo, que comienza con esa premisa mentirosa y ganchera, después demuestra ser un análisis mucho más interesante de la evolución y los cambios que se han producido en nuestra genética (que parecen ser gigantescos) en los últimos 5000 años.

5) Interesantísimo artículo en Edible Geography, el blog hermano de nuestro querido BLDG Blog, sobre las cupcakes, el crecimiento y "gentrificación" de ciertas zonas de la ciudad y la arquitectura de la riqueza.

6) Muy buen artículo en Vice (excusando algunos intentos de ser gonzo que no le salen muy bien al autor) sobre el Hongo Pene, su enrevesada historia y su impresionante colocón.

7) En 1987, muy poco antes de pelearse definitivamente de DC, Alan Moore había planeado un mega crossover que seguiría los pasos de Crisis pero intentando no cometer los mismos errores. Lamentablemente, luego de Watchmen, Moore se iría puteando de DC y el proyecto quedaría perdido. Pero la propuesta original esta en la red, hablando de Supermans viejos, Shazams pervertidos, John Constantines felices y otras mutaciones. Y después no digan que les recuerda mucho a cierto comic que cimentó la carrera de un joven ilustrador foto realista.

jueves, 10 de setiembre de 2009

Retazos

el propio fan cooler

Lo que ocurrió fue más o menos así: Utilizaba la computadora tranquilamente y de repente un ruido espantoso (prrrrrrRRRRRRRRRRRR) sale de la torre, a lo cual yo le doy un golpe bien seco a un costado, y el ruido cede. a los minutos, el ruido vuelve. Otro golpe. No más ruido. Vuelve el ruido. "ok ezequiel, hagamos las cosas bien."
Desarmé la máquina, saqué el fan cooler. Lo limpie. Lo sequé. Luego pase a instalarlo, pero hubo problemas.. no entraba bien. Hice fuerza, lo di vuelta, intente encajar esas malditas patitas frágiles que lo enganchan al motherboard.. senti unos 'clicks'.

Shit.

Conclusión, destruí las patas del fan cooler en el proceso. El proceso fue largo y tuve que conseguir otro ventilador (pocos en plaza), tuve líos para instalarlo (porque soy un queso), y luego me dí cuenta que igual hacía un ruido espantoso (al final era la tarjeta de video. En fin, conclusión: 4 días en casa sin computadora.
Ya lo saben. Soy un nerd. Ya lo sabía, pero me había olvidado cuanto estoy espantosamente atado a la computadora. Casi toda actividad de mi vida la hago a través de ella. ¿Películas? En la pc. No tengo tele, ni dvd. ¿Música? Tendré 20 cds originales en casa, y no tengo un equipo ni huevito ni nada para escuchar.

O sea: Para mi, estar sin PC es casi como estar sin luz en casa.

Los pensamientos que se me pasaron por la mente fueron muy predecibles. ¡Que no puede ser! Que tendría que conseguirme un equipo de musica, un multipistas, una tele, un dvd, un vil cuaderno para reemplazar google docs (tuve que ir a las corridas a un cyber a copiar de google docs una letra de una canción, desastroso), tener todo respaldado, bla bla bla.

Pero claro, dudo que haga todo eso. Enchufe el mp3 a los parlantes y tuve música. Me compre una libretita. Tengo una manía de anotar las cosas que tengo que hacer, y así lo hice. Hice mandados. Cociné para dos días. Ordene la casa. Vi películas en casa de conocidos, y fui visitado. Me puse a releer a Daniel Clowes. Dormí pésimamente mal y me desperté a la medianoche sin poder reconciliar el sueño(aunque esto seguramente no tenga nada que ver con la computadora). Ahora ya esta, pero la pequeña fantasía de volver a una vida con más hardware y menos software es tentadora. Pero claro, también me puedo comprar un iPhone y solucionar casi todos los problemas. ¡Gracias, oh, tecnología!

+++++



La vi hace unos meses ya y tendría que reveerla, pero Anvil! The Story of Anvil es de los documentales más emocionantes que vi en los últimos años. Básicamene es como Spinal Tap pero versión real: Anvil, banda de heavy metal estuvieron codeándose con los Scorpions y Bon Jovi, sacaron unos buenos y prometedores discos en los 80s para luego sumergirse en el fracaso. Y siguen ahora con 50 y pico de años, rockeando y creyendo en el metal, con sus familias e hijos. Se documenta una gira por Europa, la grabación de un nuevo disco (el nro 13 de la banda), las crisis entre los miembros que se conocen hace años y años, los intentos para conseguir dinero para pagar los gastos. Los protagonistas y miembros de la banda (lips y robb reiner) son bellísimos, personajes toscos, románticos, con una fe ciega y auténtica en lo que hacen. Cuidado: Para alguien que se dedica a la música, puede golpear en muchos puntos bajos, y uno puede ver imágenes, situaciones, expresiones en las caras que pueden verse muy de cerca, y doler. Sin ninguna verguenza admito que, en la cúspide de la película (el show en japón) me desarmé y termine en lágrimas.
Si, los puede hacer mierda. Pero para cualquiera que alguna vez tuvo una banda, ver esta película es una obligación absoluta.

+++++



Discos nuevos en rotación: Two Dancers de Wild Beasts va ganando bastantes escuchas y es un potencial gran disco de este 2009. Popular Songs de Yo La Tengo esta muy, muy lindo y me gusta mucho la estructura de temas cortos con los temas larguísimos todos al final. El EP Love is not pop de El Perro del Mar me sigue pareciendo muy bueno. Sus tres discos son bien distintos entre sí, con estilos bien definidos pero todos mantienen su estética y sensibilidad particular. También demuestra como poder beber de las fuentes de los ochentas sin caer en ningún lugar común de la era.
Los Clientele son otra de esas one-trick-bands que me gustan. Muy edulcorada en dosis elevadas pero me gusta poner un disco de fondo de vez en cuando. El nuevo álbum tiene un par de temas que se me pegaron irremediablemente, 'tonight' y 'never anyone but you'. Escucharlos me hizo recordar a otra de esas bandas ignoradas tal vez por su exagerada amabilidad, los Mojave 3. El Excuses for Travellers (por dios, ¡Que buen nombre de disco!) es uno de esos álbumes a los cuales regreso un par de veces por año y siempre me parecen cada vez mejores, y eso que la primera vez que lo escuche (hace más de cinco años) mi impresión fue más bien "ah, que lindo".

viernes, 4 de setiembre de 2009

La Biblioteca Inexistente (2).



1) The Art Of Penguin Science Fiction es una página maravillosa que recopila información sobre las tapas de los libros de ciencia ficción de la mítica editorial. Una belleza desde el diseño de entrada, merece la pena y mucho.

2) Cameron Todd Willingham y la pena de muerte: nota devastadora, detectivesca y capotesca sobre un hombre enviado a muerte por el presunto asesinato de sus hijos mediante la provocación de un incendio en su casa. Espectral ejemplo de la posibilidad, siempre real, de mandar a morir a alguien injustamente.

3) Crap Happens, un estudio sobre como dispone de los desechos humanos el sistema público de agua en Estados Unidos. Un montón para leer sobre un tema del que acostumbramos no querer pensar.

4) Joyce Carol Oates habla de Lovecraft, el terror gótico y el miedo al cuerpo, las mujeres y los negros.

5) Gone Forever, una nota sobre la gente que desaparece todos los años, agobiados por deudas, fraudes o simplemente la necesidad de cambiar de vida, las facilidades para hacerlo en estos tiempos, los riesgos que se corren y los hombres que los persiguen.

6) Gran perfil de Will Oldham en el New Yorker, el barbudo favorito de 2/3 del blog.

7) Anticipando el estreno de "Where The Wild Things Are": un perfil de Spike Jonze que solo incrementa mi cariño hacia el flaco loco, y un extracto de la adaptación / guión / re-interpretación que escribió Dave Eggers para la película y ahora se publica como libro, que logra capturar hermosamente una forma de razonar mágicamente infantil.

Señor Lobo Lopez



El cantautor español Kiko Veneno se presenta hoy en Buenos Aires y mañana en Montevideo. Kiko fue uno de mis descubrimientos favoritos hace unos 2 años, a causa de algunos posts de Benito. Es un compositor ineresantísimo con una lírica muy personal e interesante, y unas cuantas grandes canciones en sus varios discos.
A su vez, su primer disco (editado con su banda 'Veneno') es totalmente único: Una mezcla de flamenco, rock, prog, psicodelía y no se que otra cosa, en un cóctel drogado muy divertido y desafiante.
Así que, con uds, los dos discos "clásicos" de Kiko Veneno , así como el primero de su banda, para descargar.

Veneno - Veneno (1977)
Kiko Veneno - Echate un Cantecito (1993)
Kiko Veneno - Está muy bien eso del cariño (1995)

miércoles, 2 de setiembre de 2009

El sitio de Masq dice que no es un juego. Es mentira, sí es un juego, es casi ficción interactiva, pero es un juego. No tiene animaciones, colores ni sonido, pero es un juego. Es un juego en el que guiás a un personaje inexistente a través de unos pocos días en los que tiene que conseguir el dinero suficiente para solventar el show de moda en el que está trabajando. Pero no se trata de eso, se trata de guiarlo en el sentido más abstracto posible. Durante esos cinco días tomás todas las decisiones posibles del protagonista y creánme que son muchas. Leí en algún lugar que no hay una partida posible en la que se pueda ver más del 14% del juego. Al contrario de la mayoría de los juegos que permiten que la historia se desarrolle de diferentes maneras que recurre al branching obvio (puntos donde la historia se divide para un lado o para el otro de acuerdo a alguna decisión clave, clásico recuso del maniqueísmo y la antiestética de los RPGs), en Masq las diversas elecciones en las múltiples tramas paralelas que se mezclan unas con otras de formas que uno no puede prever generan una red de posibilidades tan amplia que uno puede jugarlo varias veces, conseguir resultados completamente diferentes cada vez y no tener idea de exactamente en que momento la historia tomó ese rumbo. En cierto sentido no hace nada que no hayan hecho otros juegos antes, varios pueden decir que es prácticamente una novela visual con muchas decisiones, pero también es cierto que es un ejemplo brillante de como se puede narrar una historia con multiples desarrollos y respetar el input del jugador, haciendo que sus decisiones tengan un valor real. Es narración interactiva en su mejor estado. Piensen en Masq como en un Façade que sí se puede jugar. Lo puede descargar gratis del sitio con solo registrarse y una partida no dura más de quince o veinte minutos. Bajénlo y comente que resultado tuvieron.

***

When Pigs Fly es el último juego de Auntie Pixelante (aka Anna Anthropy) y su primer juego en flash, o sea, el primer juego por el que va a ver algún tipo de remuneración monetaria. Es un platformer de saltos donde controlás un cerdo alado tratando de salir de una cueva a la que se cayó. La mecánica es igual a la del Mighty Jill Off, saltar y planear con un solo botón y maniobrar en el aire con las flechas y aunque no tiene todo el subtexto de ese juego es igual de sádico. Al menos la primera vez que lo jueguen les aseguro que va a ser increíblemente difícil y frustrante. Los juegos más simples suelen ser los más difíciles. Y los más divertidos.

***
Después de años de espera, hace unos diez días fue publicada la localización al inglés de Policenauts, juego perdido de Hideo Kojima editado a mediados de los 90s. Con diversos problemas y una historia detrás que no conozco a fondo, un grupo de fans estuvo trabajando en esta traducción por años y generando expectativas entre los fanboys de Kojima que en los últimos años en varias ocasiones deben haberse despertado sudados y agitados en el medio de la noche creyendo que este era finalmente el día que el parche viera la luz sólo para darse cuenta que era un sueño y tener que volver a discutir en sus foros las bondades del Metal Gear Solid 4 y sus predicciones sobre el 5.

No me voy a meter en ninguna de las discusiones que estallaron por diversos rincones de la internet sobre la traducción y su literalidad o las libertades que se toma o si está bien o no que use ciertas palabras. La cuestión es que jugué Policenauts, lo terminé minutos antes de empezar a escribir esto. Y lo disfruté más de lo que esperaba. No soy fan de Kojima, el único juego suyo que había jugado hasta ahora era el Metal Gear Solid y me había sorprendido lo mal que había envejecido y ni siquiera fui capaz de terminarlo (en realidad creo que jugué como mucho un cuarto del juego) pero me interesaba probar algo suyo que no perteneciera a la serie MGS.

Policenauts es como una buddy cop movie con elementos de ciencia ficción en el que jugás como un investigador privado que en una época fue uno de los primeros policías espaciales y pasó veintidos años perdido en el espacio en una cápsula de crioestasis o algo así. El juego empieza con la entrada a tu oficina de la mujer que dejaste esperando durante esos 22 años pero que no esperó y ahora te pide que la ayudes a encontrar a su marido que desapareció hace días de su hogar en Beyond, la más grande colonia espacial terrestre. Desde ahí y por siete capítulos y unas diez horas de juego te dedicás a desenmarañar una (un tanto predecible) trama de engaños, corrupción y crimen en las altas esferas de poder de Beyond.

No me sorprendió para nada ver que al igual que los MGS, Policenauts esté en el extremo más cinematográfico del espectro de los videojuegos. Estoy seguro que mucha gente lo odia por eso y yo mismo no siento mucho aprecio por las cutscenes, pero la verdad es que Kojima sabe lo que hace y admito que de lo poco que jugué del MGS1 la pasé mejor con las cutscenes que con el gameplay. El verdadero logro del juego no es ni la historia ni las cutscenes ni el gameplay, es la fluídez con la que articula todo. Jugué los últimos cuatro capítulos de una sola vez porque el la acción no paraba ni se atascaba lo suficiente para que pareciera apropiado dejarlo, ni una sola vez. Era como la última media hora de una buena película de acción. Y conozco los riesgos de comparar videojuegos con películas, pero en este caso Kojima sí trata a su juego como una película, sí espera las comparaciones. Al contrario de los puristas que dicen que sería mejor que Kojima se diera cuenta que los videojuegos no son lo suyo y se hiciera director de cine creo que tiene muy claro lo que hace y que explotó al máximo una de las posibles formas de la narratividad en los videojuegos, una de las más y al mismo tiempo peor usadas. Y Policenauts es un buen ejemplo, uno bastante friendly para los que no estén listos para meterse en la enormidad de los Metal Gear Solid. Supongo que ahora tengo que jugar al Snatcher.

martes, 1 de setiembre de 2009

Apostillas Porno.

(una versión ligeramente recortada de este artículo salió/saldrá en la revista tucumana Trompetas Completas)

1) Me piden que escriba sobre el erotismo en el comic. A mí la palabra erotismo no me gusta tanto. Es una denominación blanda, poco comprometida. Prefiero la palabra pornografía. Porque, en definitiva, eso es, ¿no? El arte de hacer que se nos ponga tiesa.

2) Para mí la pornografía en el comic es tremendamente efectiva en un nivel e intensamente frustrante en otro. Efectiva porque el congelamiento del tiempo en el espacio propio del comic permite el aislamiento de los momentos fugaces que nos vuelven perros en celo: el sudor cayendo por una frente, una mujer mordiéndose el labio inferior, las curvas hermosamente inclinadas, el momento de la primera penetración. Pero es frustrante también porque no se ve el movimiento, no se escucha la voz de esa mujer, todo está suspendido en una secuencia infinita.

3) Quizás la verdadera mugre sucede en lo que Scott McCloud llamó sugestivamente el “gutter” (basurero, tiradero), el espacio entre los cuadritos.

4) Más allá de eso, para mí la definición de pornografía en el comic es Robert Crumb. Esas mujerotas de culos gigantes y piernas gruesas, altísimas, esas negras mulatas terriblemente ofensivas pero también excitantes, esas imágenes de él palmeando culos o colgado en unas piernas gargantuescas, esas son las cosas que me dan ganas de agotar mi reserva proteica. ¿Qué es ofensivo y objetificante? Seguro, pero toda la pornografía lo es, y hay que alabar a un tipo que logró plasmar tan completamente toda su obsesión en una obra dura como la roca.



5) En el otro extremo está la serie “Black Hole”, de Charles Burns. No hay nada de gracioso en esta obra en la que los jóvenes de una pequeña ciudad norteamericana se ven lenta y terroríficamente invadidos por un “bicho” que se transmite sexualmente y produce horribles mutaciones en su cuerpo. Es una serie que combina en dosis iguales horror y lujuria y que entra en este breve listado por un motivo: Eliza, una joven que se vuelve el interés sexual del protagonista y tiene una cola. Una pequeña cola que se mueve debajo de su ropa y que es profundamente sexual. Dibujada por Burns como una mujer que sabe de que está hablando, con rasgos suaves pero que dejan vislumbrar un interior endurecido, que sabe que es sexo y que es amor, cada vez que la penetran. Probablemente uno de mis amores platónicos de cuatro colores.



6) La niñez / juventud de todo joven pajero también está caracterizada por esos momentos en que caen en sus manos libros o revistas de sus padres donde se encuentran las primeras imágenes de minas en pelotas que uno verá en su vida. Mi encuentro iniciático estuvo dado por un fascículo de la famosa “Historia de los Comics” de Javier Coma. En él se hablaba del renovado comic europeo erótico de los 60 y 70. En la práctica esto significaba muchas imágenes de Barbarella (la tapa la muestra durmiendo desnuda con expresión satisfecha al lado de un robot), Valentina y Pravda, entre otras heroínas del onanismo. Mi favorita, sin lugar a dudas, era Valentina, de Guido Crepax. Esos trazos de tinta lustrosos en el pelo y las curvas, esos labios apenas insinuados, esos pechos pequeños y esos culos apretados, siempre enfundados en mallas, en shorts y en lencería. Un niño podía darse un festín con esa belleza de pelo corto.



7) El otro descubrimiento de esa época fue Little Annie Fanny. Una hermosa y neumática cabeza de chorlito rubia, creada por Harvey Kurtzman y Will Elder, protagonista de una de las tiras más celebradas de Playboy. Tetas gigantes, culo redondeado y cara de estupefacción, Annie es un magneto sexual para todos los hombres que se cruza, a los cuales vuelve estúpidos balbuceantes en el momento en que comienza a desnudarse con completa inocencia. Puro cheesecake, nunca se ve una pija ni una penetración. Pero su figura, su gigantismo mamario, abundante cabello rubio e increíble expresión me arruinaron la vida, predisponiéndome a las pornstars de dimensiones generosas y sabrosos pezones.



8) La adolescencia me la pase viendo hentai; esto es, comic japonés pornográfico. Durante horas me sentaba frente a sitios web, con una maldita conexión dial-up, esperando que se bajaran paquetes zip con imágenes e historietas.
Cosas que vi en ese periodo: mucho incesto, bestialidad, violación por tentáculos, violación a secas, mujeres con penes, acabadas muy generosas, sadomasoquismo, penetraciones dobles, triples, cuadruples, púberes en situaciones comprometidas, colegialas, infinitas colegialas, vampiros porongudos, hombres con dos penes, mujeres en posiciones realmente curiosas y hadas que cogen con insectos. Los japoneses, por si a alguien le cabían dudas, están majaretas, y sus comics porno lo reflejan. Además, es una industria gigantesca y millonaria (como toda la industria del comic en Japón) donde miles de muchachos dibujan páginas con lo más sucio de sus pútridas mentes para que miles de muchachos se alivianen pelando la mazorca. Y que tiene leyes ridículas como la imposibilidad de mostrar desnudez en personas adultas, lo cual explica las miles y miles de colegialas.



9) En cuanto a la Argentina, para mí las mujeres del comic en este país son dos: las de Altuna y las de Divito. Las chicas de Divito, el equivalente local y particular del pin-up estadounidense, son la belleza icónica misma. Piernas laaaaargas, nariz inexistente, cara sonriente, busto importante, tobillos y cinturita de avispa. El estúpido de Dante Quinterno les estiraba las minifaldas y por eso Divito decidió irse de Patoruzu. Hoy parecen una inocentada bárbara, pero su gracilidad, su estilo, su hermosura, siguen intocables. Su autor fue un dandy tremendo que jamás se casó y murió en un accidente de auto en 1969.



Altuna, por su parte, tiene esos mujerones que acompañaron al Loco Chavez y luego aparecieron en tantas historias eróticas. Esas pecosas y morochas que parecen ser la evolución de la chica Divito, puro labio y cabellera, pero mucha, mucha más carne. Dan ganas de hundirse en su cuerpo y perder la cabeza en esas maravillosas montañas de piel.



10) Pero quizás he sido injusto. También hay mucho y muy buen comic pornográfico gay, desde las comedias altamente explícitas de Ralf Konig hasta los retratos autobiográficos de Howard Cruse, pasando por las pilas de yaoi, comic japonés erótico gay. Mi favorito, aunque no es exactamente comic, es Tom Of Finland, con sus motoqueros y marineros perfectamente contorneados y de vergas enhiestas. Pero, probablemente, eso sea tema para otra ocasión.



11) (Edit: Cuando releí esto muchas semanas después me di cuenta que había obviado uno de los más grandes fetiches: Gilbert Hernandez. Todos dicen que Jaime es el que realmente dibuja mujeres bonitas y es cierto. De las mujeres de Jaime querríamos ser novios, querríamos quedarnos contemplándolas durante horas, tan cute y suaves y sutiles son. Las mujeres de Gilbert (aquellas que decide infundir de plusvalía sexual, al menos, sobre todo Luba) son gigantescas tetonas que parecen capaces de asfixiarnos, con un interior o de bimbo cabeza hueca o de fuerte y resistente acero. Pero la manera en que dibuja sus curvas, en que se refocila con la pura cantidad de piel que sus trazos simples apenas sugieren, las vuelven de las más apetitosas de la ficción. Y a él, uno de los grandes dibujantes sexuales. Y si no, vean su comic pornográfico Birdland y díganme si no es material masturbatorio de primera calidad)