viernes, 29 de marzo de 2013

3 Motivos Reales y Comprobados Por Los Cuales Utilizar Auriculares Grandes Es Mejor Que Usar Auriculares Pequeños (Un Post Corto y Caprichoso).



1) En primer lugar, es más cómodo. Todos sabemos que los auriculares pequeños molestan el oído, deforman el tímpano y modifican la carnecita de la oreja en formas insospechadas. Además, es como meterse una tijereta en la oreja de manera voluntaria. ¿Ustedes se meterían una tijereta en la oreja de manera voluntaria? 

2) Porque cuando te sacas los auriculares chiquitos nunca sabés que haces con ellos. ¿Los enrollas en tu mano como un vendaje? ¿Los colgás alrededor de tu cuello como un idiota? ¿O los guardas en tu bolsillo sabiendo que cuando los vuelvas a sacar van a estar irremediablemente enredados? Los auriculares grandes vienen con un útil arco que permite colgarlos del cuello y simular que tenés los principios de un casco del futuro.

3) Porque son prácticamente el único ítem de vestimenta para la cabeza aceptado en estos tiempos aciagos. Desde que los hombres (en una derrota tristísima) dejaron de utilizar sombreros, hemos sido confinados a una triste falta de opciones con las cuales cubrir nuestra cabeza y hacerla parecer diferente a la de los demás. Los auriculares grandes nos permiten retomar esa orgullosa tradición.

Además, se escucha mejor.

9 comentarios:

Hernan dijo...

q locura de post. copado

Martin Roma dijo...

para ir a correr: los in-ear se resbalan todo el tiempo. O a mí, por lo menos me pasa, supongo que por ser medio resbaloso.

Lo siento pero los auriculares grandes son superiores. Que haya mucho adefesio dando vueltas es otra cuestión pero como concepto es superior

Razz dijo...

Dudoso, primero que uso sombreros :) Por otro lado están los pequeños que también vienen con una correa que te hace estirar el cable para cuando los guardás y asi no enredarse.
el otro punto de no deformación es verdad, pero tiene la contra que la oreja te duele por el peso de tener semejante armatoste.
Tampoco me gusta que sean demasiado aislante, es verdad que no está bueno que te perfore el ruido del subte o colectivo pero tampoco me gusta eliminar por completo los ruidos de la calle, sino me quedo escuchando en mi casa.

El punto mas copado de los grandotes es que parecés un robot deforme.

Carlos dijo...

Jaaa, excelente post.
Yo sigo lamentando esa derrota tristísima en la que los hombres dejamos de usar sombreros...

Carlos dijo...

Falto el punto más importante: los auriculares grandes suenan mejor!

youth dijo...

No coincido. 1) Hay auriculares pequeños [como el que uso] que tienen en forma de punta la parte de los agujeritos por donde sale el sonido. Resultado: Encajan perfecto en el oído, no duelen ni deforman nada. 2) No me genera ningún problema guardarlos en el bolsillo, mochila o darle vueltas al reproductor mp3. En cambio, los grandes cuando querés guardarlos sí o sí necesitás una mochila o bolsa. 3) Esteticamente acepto q quedan mucho mejor. Ahora: Prefiero algo menos llamativo cuando escucho música al volver tarde a mi casa, o caminando por calles desconocidas o poco transitadas. Por último, seguramente que hay auriculares pequeños de gama alta muchisimo mejores que auriculares grandes berretas. No tuve la oportunidad de probar dos ejemplares de igual calidad. En definitiva, por ser más prácticos, menos llamativos y porque se escuchan muy bien [además de no perjudicarme físicamente] elijo los auriculares pequeños que tengo. Que buena onda el post. Saludos

gustavo dijo...

no olvidemos la gama de auriculares tamaño medio ideales para walkman y/o discman que venian recubiertos con goma espuma y se amoldaban perfecto a la oreja promedio, esos sin ser nada del otro mundo le pasaban el trapo a los chiquititos del orto, ademas de ser muy comodos y de practico uso en la calle. creo por otro lado que introducir un elemento de amplificacion sonora casi hasta la altura del timpano le quita un monton de matices a la experiencia auditiva, aparte de ser recontra perjudicial en el largo plazo. gran parte del disfute de escuchar musica te lo da el rebote de los decibeles en el cuerpo, esa sensacion medio indescriptible de movimiento constante de aire en todas direcciones, y en ese aspecto calzarte unos earbuds hasta el cerebelo es lo mas parecido a tener un chip de audio incrustado en el craneo, es todo como muy plano y estatico en cuanto a la forma en que te llega el sonido. al menos a mi escuchar musica con esa clase de auriculares siempre me provoco una sensacion muy chota, de antinaturalidad total.

Demian dijo...

capo, 4) te los roban a la media cuadra

Amadeo dijo...

jajajaja, buenos comentarios!

a mi me gustan más, seamos sinceros, por una cuestión casi meramente estética, me parecen más lindos y sinceramente si me parece que suenan mejor.

es verdad que seguro hay auriculares chiquitos de alta gama que suenan de puta madre, pero coincido con gustavo en que me resultan medio antinaturales. y también es cierto que hay auriculares de segunda mano grandotes que son una porquería o, más bien, son medio pelo total. yo ahora pasé de unos sony medios (esos blancos que andan por todos lados ahora) a unos sennheiser de gran calidad (sin ser los mejores sennheiser que se puedan comprar) y la diferencia de matices, de bajos y de sutilezas es impresionante.

y sobre la longitud del cable? no hablamos nada de la longitud del cable. que fastidiosos son los cables largos, a menos que sean auriculares para grabar o para usar en la casa. para la calle la longitud del cable tiene que ser la exacta longitud que lleva a los bolsillos y nada más #neuróticos.

demian, no seas agorero, nunca me robaron unos auriculares en mi vida. creo que a los ladrones les gustan otras cosas mucho más antes que los auriculares.