viernes, 19 de octubre de 2007

(Advertencia: Darío está a punto de hablar de un tema del que no sabe absolutamente nada, en este caso, diseño)

Creo que llegué un poco tarde a la cuestión porque se habló bastante al respecto hace un par de meses, pero ayer lo discutí con Quese y tengo que decir lo que casi nadie dijo: yo banco al logo de las Olimpíadas Londres 2012.

Unánimemente el logo diseñado por la agencia Wolff Ollins causó risas y desprecio de toda la gente que escuché opinando. En cambio yo soy uno de los pocos (y no es para llevar la contra) a los que les gusta el logo. ¿Por qué me gusta?



Ok, primero comparemos el logo de Londres 2012 con el de Chicago 2016 (vamos a dejar de lado el de Beijing 2008 porque no me disgusta pero es aburrido y no me parece que haya mucho que decir sobre él).

Uno me gusta mucho y el otro no me gusta nada. Los dos logos son muy diferentes. Y cada uno dice cosas diferentes. Un amigo diseñador siempre me repite una y otra vez que el diseño es comunicación y que tiene que se diseña en función a lo que se quiere comunicar. Y a ese nivel el de Chicago es fácilmente asociable con las Olimpíadas. Es un logo sobrio, solido, masculino, ultra-conservador, con líneas fuertes y ascendentes, de una estética casi fascista. Es un logo muy digno de esa celebración de la masculinidad, la competitividad y la supervivencia del más apto que son las Olimpíadas. En cambio el logo de Londres es todo lo opuesto. Es un logo desordenado, de líneas oblicuas y colores chillones, poco masculino, moderno, anti-conservador. Es todo lo que uno no asociaría jamás con las olimpíadas.



Es fantástico. Es un logo explícitamente feo, estridente, kitsch. Es crudo y desprolijo. Pero no es una pieza de diseño vulgar y facilista que le va a gustar a la mayoría de la gente y pasar desapercibida para el resto. En el momento en el que fue presentado ya se esperaba una reacción como la que generó, por una razón simple, ¡es feo!

"¿Pero cómo?", debe estar pensando más de uno, "lo está defendiendo y al mismo tiempo dice que es feo, ¿de qué carajo habla?". El logo no es feo porque está mal hecho, el logo es feo porque usa su derecho a la fealdad, su derecho a redefinir la idea de belleza en sus propios términos que todo buen artefacto estético tiene (ese derecho que fue otorgado por Rimbaud cuando destruyó el ideal occidental de belleza en su "Venus Anadiodema" describiéndola como gorda, fea y con una úlcera en el ano). A primera vista luce obviamente feo y antiestético, pero la falta de accesibilidad no es falta de calidad y con el tiempo uno se va acostumbrando y lo entiende mejor. Es un grower. Confieso que yo también me reí la primera vez que lo vi. Y creo que en algunos años lo vamos a ver como perfectamente representativo de esta época. ¿Por qué el logo debería ser clásico antes que ser una imagen perfectamente digna de su época?

¿Queremos otro aburrido vanilla-flavored logo como el de Chicago que muestre todas las peores ideas que se pueden tener respecto al deporte o un logo arriesgado que diga algo diferente y tenga una noción de diversión que comúnmente no tiene nada que ver con el deporte? Creo que al menos conceptualmente, todos los logos y todos los diseños deberían ser como el de Londres. Así de feos.

10 comentarios:

Propaganda 33 dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo escrito en este post.

Lo peor de todo es que, como pude leer en varios sitios, no solo el average joe lo odia, sino varios colegas de todo el mundo, lo cual me dejó estupefacto y reforzó mi eterna creencia de que mi carrera esta plagada de ineptos, quizás incluso más que en otras.

Aparte de las opiniones en contra, mis retinas fueron incineradas por supuestas justificaciones de estos autoproclamados gurús de estética y diseño (que en mi opinión se asemejan mas a contadores o productores de hollywood que a diseñadores y artistas).

En fin, figurita repetida en el mundo actual, una fresca y excelente propuesta crucificada por el rebaño de ovejas que no entiende nada para variar.

Ah, y para el que tenga dudas, por favor busquen las aplicaciones del logo en los spots de promoción y animaciones, que son excelentes.

dagnasty dijo...

No habrá nada más feo que la naranja de aquel mundial de España.
Este no es feo, lo han hecho asi para que cada sponsor lo adapte a sus necesidades publicitarias lo que generara una familia de logos para las olimpíadas. Es la nueva tendecia, logos dinámicos, adaptables y variables.
Pero tiene un toque vintage, algo de los elementos en los estampados de las camisas Sun Surf de los 80s ;)
El wallpaper ese que está al final parece inspirado en la tapa de Rio de Duran Duran!

Ezequiel dijo...

Naranjito era lo más.
Iba a hacer un comment mala onda / diatriba contra el post pero me ablande y ahora me cae mas simpatico el logo nuevo, justamente por las razones que decis (dario), lo shocking y lo molesto que hay.
Pero c´mon, no todo el diseño tiene que ser asi. Es diseño, no arte, y la pagina de a list apart no va a estar mejor si fuera como el site de los klaxons.
obvio que el logo de chicago es mas predecible, y aburrido, y obvio, y más 'amable', pero claro, son las Olimpiadas.
Y a mi el logo me recuerda al arte de the designers republic y del wipeout (juego de playstation, que justo esa empresa hizo el diseño). Es gracioso. Ahora que lo veo me imagino a un japones diseñador ultra pasado de merca diseñandolo en onda 4 minutos. Que grande.

Phibrizoq dijo...

El de Chicago me parece un embole terrible. El de Londres me gusta dependiendo de la combinación de colores, la primera de todas, turquesa y fucsia, es espantosa, pero con otras queda lindo.
Pero el diseño en sí está bueno...

amb dijo...

el logo de chicago es genial.

juan pablo dijo...

es un croqui de los continentes, o no?

Dario dijo...

No, es el numero 2012 levemente deformado.

amb, callate careta.

Ezequiel dijo...

en realidad la interpretacion de juan pablo puede no estar errada si uno ve las formas parecen colocadas asi a proposito y tienen un poco la forma de los continentes. en ese caso, el logo me gustaria un poco menos.

Joey dijo...

jajaja, el logo de chicago parece una neo metropolis con su division ricos y pobres. lo que quisieron hacer como reflejo de los edificios sobre el lago michigan les salio un mundo sumergido, como un ballard gotico

micaela dijo...

me gustó el post, descubrí recién este blog. me parece interesante lo que exponés en cuanto a la contraposición con lo fálico y tradicional de las olimíadas, eso en sí me ha hecho ver con ojos mucho mas amables el logo de londres. otra cosa que me quedé pensando es que, este diseño del feísmo, muy noventoso por cierto (de la camada del less is bore y david carson), creo que tiene mucho más que ver con lo play-ful que con lo competitivo, o se me hace. de alguna manera me hace acordar a los video juegos, a otra esfera imaginaria que la mayoría de los logos olimpicos. definitivamente me parece que le da otra dimensión a lo deportivo, y eso es interesante. quizás es más conceptual, o quizás es un chiste, les costo miles de euros seguro, y mucha gente no le gusta. chicago es absolutamente predecible, siendo refinado igual, es un poco de lo mismo. es aceptable y bien ejecutado (todo ne mi humilde criterio, 21 años y mucho por delante), pero me parece que el del 2012 es mucho más contemporáneo (seguro, si parece lo fi fnk tipográficamente) y tiene algo de rupturista. creo que incluso a los que no les gusta, han de preguntarse ¿qué es esto?? en qué pensaban?? y esa reacción (que tambien fue la mía) me parece un poco más abierta e interesante que la lapidaria "me gusta". este... claro está que después de decir qué carajo es esto, uno puede terminar diciendo "no me gusta" y dándole el muere, pero creo que este logo insiste con su aparentemente carácter absurdo... a que uno se pregunte en qué pensaban.

gracias por hacerme reflexionar al respecto (y por ello comparto)
un saludo,
micaela