jueves, 6 de agosto de 2009



Una vez vi "The Breakfast Club" con una chica a la que le pareció mediocre y aburrida. Creo que nunca entendi porque odiaba todo lo bueno de la vida de ese modo y, por otro lado, si habiamos visto la misma película.

So long, John.

16 comentarios:

Lu dijo...

rip mr hughes

nunca me canso de ver "the breakfast club" es genial

y si la gente parece no bancarse las teenage comedies, prejuicios de género

salvador dijo...

"The Breakfast Club" es una de las mejores comedias de la historia. Yo estoy de luto por Hughes y, seguramente, también lo están sus máximos fans, Jay y Bob el Silencioso.
Propongo que todos escuchemos "Don’t You Forget About Me" de Simple Minds en su memoria.

Hernan dijo...

Yo tengo un sueño relativamente recurrente en el que en el colegio me mandan de penitencia a un aula y me hacen ver TBC. La idea es que el castigo es ver siempre esa película.

No entiendo el sueño, además la película sí me gusta.

benito dijo...

Yo la vi a los 16 años; es difícil imaginarse ver una mejor película a esa edad. Por supuesto la vi cuatro o cinco veces en los dos años subsiguientes; luego no me atreví a verla más. No tanto porque estoy seguro de que le descubriría muchas cosas que no me gustarían, sino simplemente porque me haría acordar demasiado que no tengo 16 años.

Claro que al menos el 30% del valor de la película se lo debe a "Don't You (Forget About Me)", una canción que convierte el agua en vino. Es gracioso que los autores se la ofrecieron -antes que a Simple Minds- a Bryan Ferry y a Billy Idol, los dos la rechazaron pero Idol se arrepintió y metió un cover (calcado de la versión Simple Minds) en vivo en su Greatest Hits. La versión de Bryan Ferry estoy seguro de que existe en algún universo alternativo.

Walter Hego dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Ezequiel dijo...

walter hego, con cariño: andate a cagar. no queremos a los grammar nazis aquí.

Ezequiel dijo...

O sea, comenta lo que quieras, pero si el único objetivo de tu comentario es rasquetear algun error gramático o ortográfico, no comentes. No, no estas haciendo un bien a la humanidad y ayudando a la redacción ni nada por el estilo. Simplemente rompe las pelotas.

Walter Hego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Walter Hego dijo...

Ezequiel: Dado el nivel de agresividad que desplegás, podría caer en la misma y limitarme a decirte "sobame el pomo" o algo por el estilo. Y te lo digo, sí (con el mismo cariño con el que vos me mandás a cagar, que conste) pero no me limito a eso, sino que agrego lo siguiente.

Si visito el blog y leo las entradas con frecuencia, es porque muchas veces encuentro cosas interesantes. Y mis ocasionales comentarios no son todos (ni mucho menos) para señalar errores en la escritura. Si de vez en cuando los señalo es porque el descuido al escribir rebaja el nivel del blog. Y fijate que eso a lo que vos, aparentmente, considerás algo de importancia menor es fundamental. Porque en esta ocasión, por ejemplo, no se trata de una simple falta de ortografía (que a veces resultan no de la ignorancia, sino de meter mal un dedo al teclear),* sino del uso de una palabra en lugar de la que correspondería, con lo que cambia el sentido de lo dicho; se dice algo que no es lo que se quiere decir y, de yapa, se complica al pedo la comprensión de lo escrito. Insisto: no sólo resulta poco considerado para con los lectores, sino que desmerece el blog y da una impresión de ineptitud y torpeza. Al fin y al cabo, hermano, si uno elige un determinado medio de expresión y comunicación, debería preocuparse por manejar ese medio con un mínimo de competencia.

Harías bien en pensarlo y en actuar en consecuencia. Ah, y en calentarte menos, claro, porque así tenés doble trabajo.


* Ni en pedo se me ocurriría estar haciendo una observación ante cada error de tipeo, porque me parecería una reverenda pelotudez. Pero incluso esos errores, si son demasiado repetidos (y no digo que sea el caso de este blog; de hecho, me consta que no lo es) terminan por hacer que la escritura sea un mamarracho. La red está llena de blogues en los que los responsables, además de no tener ni idea de cómo se escribe, parecen estar tecleando con guantes de boxeo, o tener tan poco control sobre el movimiento de los dedos, que parecen tener Parkinson. Pero existe algo que se llama relectura, es decir, leer lo escrito al menos una vez antes de darle al botón de publicar, para poder corregir lo que es preciso corregir. Los lectores, de parabienes.

Amadeo dijo...

eh, locos, no se agarren de las mechas que nos estamos acordando de un grande. esta todo liso.

yo el otro día me di cuenta que también había dirigido "trains, planes and automobiles", esa película navideña con john candy y steve martin, clásico de la niñez, con final asquerosamente sensiblero (pero sincero!) y algunas bromas muy muy buenas.

Ezequiel dijo...

Nah walter, ta todo bien, te bancamos como comentador. salté porqué me acalambra el acto nomás de salir solamente a arreglar errores ortográficas.
el estereotipo de 'grammar nazi' es super común en internet y es detestado por todo el mundo.

o sea :
http://www.urbandictionary.com/define.php?term=Grammar%20Nazi

seh seh, tenemos que escribir bien y eso, yo escribo pal orto, pero si comentas solo en plan grammar nazi, rompés las bolas. eso. abrazo.

Dario dijo...

el sabado hice mi propio homenaje a hughes y vi some kind of wonderful y career opportunities. las dos escritas y producidas por él.

some kind of wonderful es bastante buena, es otra versión de pretty in pink.

career opportunities no es gran cosa, pero la sola presencia de jennifer connelly y las partes en las que está sola con el protagonista la levantan mucho.

Miguel dijo...

The Breakfast Club es una de las peliculas mas hermosas que se pueden ver durante la adolescencia.

Miguel dijo...

No tengo dudas de que una version de Bryan Ferry de "Don't you forget about me" debe ser genial, pero no tendria lugar ni a palos en The Breakfast Club. Me suena a que en aquella brecha generacional Bryan Ferry estaba a un costado y The Breakfast Club del otro.

Walter Hego dijo...

Ezequiel: Todo liso. Pero repito que hay innumerables ejemplos de comentarios míos que no se refieren al asunto de la escritura. Ni por asomo comento sólo acerca de eso.

Ezequiel dijo...

Claro, eso esta clarísimo. Yo me refiero a cuando el comment se reduce a eso prácticamente.