viernes, 14 de agosto de 2009

En que nos hemos convertido

Un conocido colega blogger nos bardea porque no hicimos el obituario al guitarrista Les Paul. Falleció a los 94 años, fue un gran colaborador en el desarollo de la guitarra electrica, invento el multipista y fue un guitarrista groso de jazz, y podría seguir escribiendo. No lo hice, ni lo haré. Puse un tweet cortito al respecto, y nada más.

En mi cuenta de bloglines tengo 142 feeds de distintos sitios, blogs, magazines, etc. Siempre lo dejo bastante vacío e intento leer todo. A veces pienso en cuanto leo por día de ellos... alguien debe haber hecho una estadística de cuanto lee uno por Internet, pero deben ser decenas y decenas de páginas por día. Pienso que tal vez con solamente el feed de Metafilter podría mantenerme más que entretenido. Me pongo a concentrarme en lo que leí ayer, y realmente no recuerdo nada en particular.
Sin embargo soy incapaz de leer un puto libro. Me avergüenza horrores, me hace mal. Cuando estuve engripado, semi en cama, pude leer La Hierba Roja, de Boris Vian, que lo tuve por leer desde hace ya dos años. Solo soy capaz de leer cuando estoy extremadamente ocioso. En una época de desempleado, me leí como 5 libros de borges. Despues con algun esfuerzo y en otras vacaciones leí un poco más, pero hasta ahi. Da pena. Pero mientras, tengo los links interesantes de la wiki.

En mi carpeta de música, tengo otra carpeta llamada "2009". En ningún otro año habia hecho eso, pero ahí tengo todos los discos nuevos que me he bajado de este año. Son 44 discos. Hay solo un par que escuche más de 5 veces, y hay bastantes que nunca termine de escuchar directamente. Ahora estoy intentando escuchar el nuevo de Yo La Tengo, que se supone que es mi banda favorita, por tercera vez.

¿Podría seguir, no? Cuantas veces habré escrito un post de 2 lineas con unos links cagados a la wikipedia. Los discos sin escuchar. Saqué un disco hace unos días. Trabaje un año y medio en él y fue de las cosas que más esfuerzo me costó en mi vida. Esta para bajar gratis. Se con ninguna preocupación que muchas de las personas que lo bajaron lo tienen ahí, en su carpeta de Downloads, descansando en su zip, sin abrir. Muchos de ellos quizás ni lo escuchen. Otros escuchen unos temas, les guste, o no, y lo dejen por ahí. No me parece mal. Yo también lo hago. Pienso en el Quaristice, último disco de Autechre que son 22 temas cortos, muy complejos, que requieren muchísima atención y que parece al mismo tiempo un disco muy disfrutable. No se si algún día le pueda entrar.

Hay varias notas que salieron en los últimos meses, que consideran que quizás estamos pensando distinto, al tener este nuevo paradigma de asimilar información en sms, twits, estados de facebook, comments, pequeños posteos de párrafos. Bloggers que dicen estar perdiendo su habilidad de concentrarse en cosas más largas y elaboradas. Que nuestros cerebros se estan adaptando a estas costumbres. Quizás sea una exageración, y solo sean hábitos, y hay que leer más libros, escuchar más discos, en vinilo o en cd, sentado en un sillón, concentrándose solo en eso. Mientras acá estoy, escribiendo esto, mientras trabajo, escucho un disco, y me salta un amigo chateando y gotean twits desde el plug-in de firefox ese tan lindo, que me permite tener al twitter en la esquina del browser, porque es mucho más cómodo.

21 comentarios:

cotox dijo...

en lo personal todavía me quedó la costumbre de escuchar los discos varias veces, incluso los que no me han gustado demasiado, no le pongo rating en RYM (que sí, se que es una cosa arbitraria)hasta que lo escuche mínimo 4 veces. Me ha pasado que escucho discos hasta 6 veces para darme cuenta que en el fondo no están tan buenos y viceversa, nunca me hubiera gustado el Bitches Brew o el Tago Mago o el Tilt de Scott Walker si los hubiera escuchado 2 veces. Casi nunca escucho un disco 1 vez y lo borro, solo en caso que sea demasiado malo pero casi no me ha pasado porque lo que intuyo que no me va a gustar ni lo bajo

Edna Marie Mode dijo...

creo que hay que guardar todo, porque uno nunca sabe cuando le va a servir

salvador dijo...

Por suerte nunca perdí el hábito de leer libros y espero no perderlo nunca. Pero con la catarata de música que bajo todo el tiempo me pasa eso. Por ahí después de bajar un montón de cosas, termino prendiéndome con LastFM, seducido por esa cosa del azar y los discos quedan meses hasta que me acuerde de escucharlos. Yo soy uno de los que se bajó el disco de Amelia y todavía no lo escuchó, Ezequiel. Pero terminé escuchando un tema en LastFM y me gustó, me dije "tengo que escuchar el disco completo", y ahí estoy; probablemente lo haga este fin de semana.
Al disco de Yo La Tengo sólo lo escuché una vez, pero sí repetí varias veces el último tema, ese de 15 ó 16 minutos, que por algún motivo me atrapó la atención más que las otras canciones.

(una coincidencia sin importancia: conté los discos de mi carpeta 2009 y también son, exactamente, 44)

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

A todo esto, luego de 4 meses en inactividad, en pocos dias un nuevo posteo kilometrico en degollandocisnes
Para recordar los buenos viejos tiempos

/spam

Ezequiel dijo...

Si, con los discos estoy intentando ser más paciente. Va, creo que en si hay que ser más paciente con todo.
Mientras escribía el post termine de escuchar el de yo la tengo y me parecio muy, muy bueno. y el último tema de 15 minutos es excelente. Solo ellos pueden hacer eso, y tan bien. No queda largo ni ahi.

Agustín:dividílo en 3 volumenes o subilo a rapidshare para que la gente se lo baje, seguramente debe colgar un par de navegadores.

Brunomilan dijo...

Desde que tengo Internet en la pieza leo un 73% menos (los libros se empiezan a acumular como los discos, cosa que me preocupa).

Ah y llegue a la conclusión que no puedo escuchar discos chateando, los temas pasan sin que te des cuenta, lo mejor es estar acostado mirando el techo o en su defecto mirando el noticiero sin volumen (la mejor manera de -des-informarte).

javier dijo...

Es todo un tema, yo trato de dedicar a un par de horas a los libros, comodamente en un sillon mientras escucho musica, pero como el reproductor lo manejo desde la pc siempre hay distracciones y es un esfuerzo concentrarse. A esto se suma que semanalmente bajo y leo 4 o 5 comics, mas algunos feeds, pero la gran mayoria los dejo que se amontonen (como los discos), cuando se agarra un buen libro no hay con que darle. Aparte tomarse un rato para sentarse y leer es hasta un alivio. Hace 1 año, 145 dias, 4 horas y 25 minutos que no uso servicios de mensajeria instantanea, eso mejoro notablemente mi castigada capacidad de concentración (auqnue sigo usando el chat de facebook pero solo por momentos)
Los discos cuando se me amontonan demasiados sin escuchar cierro el soulseek un par de semanas.
Pequeños e inutiles intentos de autodisciplina y concentracion entre tanta entropia de información :P

Phibrizoq dijo...

A mí me cuesta horrores leer un libro y soy estudiante de Letras (y acá viene la aclaración que siempre hago: me interesa más la parte lingüística de la carrera que la literaria).
Los únicos discos que escuché cinco veces este año son Sanmon Gossip, Monoliths & Dimensions y Middle Cyclone; los dos primeros porque me parecen discos de la re putísima madre, el último porque es de Neko Case y tuve que escucharlo varias veces porque me rehúsaba a aceptar que no es tan bueno como Fox Confessor. Escuchar cinco veces un disco en otras circunstancias generalmente me parece masoquista; si un disco es un grower, generalmente me da algún indicio de que lo va a ser.
Igual creo que lo de los discos pasa más por un tema de sobreestimulación: hay mucha oferta y la única forma de acapararla es darle un poco de bola a todo. Lo que también lleva a que me aburro demasiado fácil de las cosas, pero bueno.

Igual a mí también me preocupa mucho el ADD colectivo que sufre el mundo en general. Yo soy un poco más joven que la mayoría de los de acá y creo que por eso mismo lo sufro un toque más.

Manzanilla y Sal dijo...

técnicas de concentración:

no comprarse carro. viajar lo más posible en transporte público, y comprarse un reproductor portatil.

aunque sí ha disminuido mi velocidad de lectura (lejos están los tiempos en que leía, como regla autoimpuesta, 100 páginas diarias), al menos consigo leer un libro, a lo mucho dos, en una semana.´

también ayuda el haberme acostumbrado a sacar libros de bibliotecas, con lo que, al tener poco tiempo para leerlos, me obligo a leer más rápido

en música sí estoy cagado. esta semana renové mi mp3, para darle una escucha a discos que no había tenido mucho tiempo de escuchar, pero que me habían gustado.

en todo caso, ya hace tiempo que desistí de estar al día en la música.

yo sí escuché el disco. en unos días creo que incluso comentaré algo

sebaxxxtian dijo...

ajajaja conocido blogger...

ese xputox ahora es tumblrr, tumblero o como se diga.

salvador dijo...

"no comprarse carro. viajar lo más posible en transporte público, y comprarse un reproductor portatil"

Para mí es al revés: la técnica para escuchar al menos una vez entero cada disco que bajo es grabar CDs de mp3 y escucharlos en el stereo del auto. El problema es que sigo bajando a una velocidad mayor a la que los puedo escuchar.

Walter Hego dijo...

Ezequiel: Ah, sí, "La hierba roja", tremendo libro. Y si no leíste "La espuma de los días", te lo recomiendo.

En cuanto a lo de la concentración, hace décadas que leí, no recuerdo dónde, acerca del absurdo de realizar dos actividades simultáneas, como leer y oír música, cosa que impide hacer bien ninguna de las dos cosas. Desde ese momento nunca volví a hacerlo. O leo o escucho música.

Si tuviera uno de esos discos duros externos, o más de uno, bajaría muchísimos discos más que los que bajo actualmente. De todos modos, ya bajaré el de tu banda.


Agustín: Sí, ya va siendo hora, che.

gustavo dijo...

la gente que le dedica tiempo y neuronas a multiples actividades culturales de tipo sedentario (musica, cine, libros, comics, videojuegos o cualquier otra variante periferica del arte) y aun asi se las arregla para mantener algo de vida social me resulta milagrosa. a mi se me hace cuesta arriba mantener varias obsesiones paralelas, con la musica tengo mas que suficiente y si me pongo a pensar debe ser lo que consume la mayoria de mi tiempo libre. extraño un poco las epocas en que me podia devorar un libro en una tarde o someterme a maratones de pelis toda la noche hasta la madrugada, supongo que la dispersion me paso factura como a todos y en mi caso termino generando desinteres por la mayoria de las cosas no musicales. podria sumarme al coro y echarle la culpa a internet, pero siento que mi cerebro ya venia averiado de antes. capaz el zapping y el skip de la compactera fueron los responsables, yo que se.

Hernan dijo...

"...que consideran que quizás estamos pensando distinto, al tener este nuevo paradigma de asimilar información en sms, twits, estados de facebook, comments, pequeños posteos de párrafos."

hay que ver, la gente que usa internet tan intensivamente es un porcentaje pequeño de la población conectada, y ésta también de la población total. Y no podríamos tener un nuevo paradigma de pensamiento a menos que no tratáramos (de alguna forma) con el resto de esa población. "Ningún hombre es una isla"

(ya sé que estabas citando)

saludos

Hernan dijo...

al margen

me gustó el post, me gustan estos tipos de post: muy sinceros sobre cosas que aparentemente no tienen mucha importancia pero que a veces causan angustias muy molestas.

que haya gente que hable de eso es, por lo menos, refrescante

Amadeo dijo...

Yo en mi carpeta de discos del 2009 tengo 135 o algo asi.

También tengo miles y miles de comics bajados y almacenados.

Y textos! Libros en pdf, revistas, articulos guardados en doc.

Y peliculas y series! Ultimamente es a lo que mas le doy, tengo que terminar The Wire y voy por la segunda temporada de House.

Y libros! Siempre me compro libros, me encantan, me encanta acumularlos. Este ultimo mes me debo haber comprado (y/o robado) 4.

La cantidad de información me abruma, a veces (hoy backupee todos mis mp3, cuatro dvds, me di cuenta que habia discos que no habia escuchado mucho y que tenia ganas, los guarde: 45 carpetas), pero sin embargo puedo leer libros, puedo concentrarme en terminar articulos largos. No se, me aburro facil, leo demasiado rapido, a veces siento, incluso, que la red "no tiene tantas cosas como pensaba".

Pero bueno, yo soy un pequeño enfermito mental. Y lo que mas angustia me da es tener tantos discos de bandas "importantes" a los que no les preste atencion. Hay que guardar todo, hay que guardar todo, algun dia nos van a cortar el chorro.

Hernan dijo...

ah! esa es la cuestión, ¿se va a cortar el chorro?, los que no se fueron a europa con el menemismo, ¿se arrepentiran?

Ezequiel dijo...

yo no creo que se corté el chorro jamas. hay demasiados jóvenes que nacieron y se criaron con la idea de que todo online es gratis y accesible, y ya lo tienen incorporado como un derecho más de sus vidas. no no, no hay forma de parar esto.

Helena dijo...

A mi el tono melancólico del post me da un poco por los ovarios. Pero bueno, en todo caso me atrevo a decir que muchos no nos convertimos en lo que describis, creo jamás lo haremos, y tampoco creo como Gustavo que sea un milagro tener una vida digital y otra real. La vida es la misma, al menos yo escribo lo mismo que le digo a mis amigos y contesto lo mismo que contesto en una charla en un cafe.

Y creo que somos varios los que al menos no miramos este país y estos años, esta cultura quizás ya que vos vivís en Montevideo, como si no se la pudiera al menos cuestionar.

Yo ya no pienso en términos revolucionarios, se llego a tal punto que primero hay que revolucionar individuos y despúes pensar en una sociedad, un país y un proyecto conjunto.

Ahora también creo que si se consumen ruinas del capital se las trata como tal. Es como cuando te compras un teléfono y sabes que dentro de 5 meses es viejo. En el caso de la música es lo mismo. La Roux o Klaxons son cosas viejas o activaron la cuenta regresiva no bien sale el primer single. Son los primeros en irse cuando hay que dejarle espacio al disco rígido, son ruinas.

Quizás no parezca pero este número que editamos con Velvet Rockmine es una prueba, chiquita, de que no todos nos convertimos en algo que no queriamos ser, pero somos concientes que un poco de lo que dedís nos toca. Al menos desde otro lugar.

http://velvetrockmine.com.ar/

saludos

Rambler dijo...

Pensándolo detenidamente no creo que "se corte el chorro", pero yo ocupo ese fin del chorro como un mito y recurro a él cada vez que tengo la sensación de estar acumulando música/cine que no se si vale la pena guardar: "A lo mejor un día se acaba y ahí va a haber sido útil haber grabado todo esto".

mvc dijo...

creo que es simple. es tan simple que en realidad nisiquiera es un problema, a menos que lo quieras ver como un problema. digamos, si realmente estas preocupado porque no lees tanto creo que deberias cerrar, como primer medida ponele, cerrar tu cuenta de twitter: que es basicamente tiempo perdido en información que puede ser entretenida e interesante pero realmente es innecesaria y superflua. otra cosa es que se tendria que terminar el hecho de estar acumulando datos en busca de una actualización permante -en lo que se supone que es actual- para simplemente no quedar fuera de un codigo de referencias de un grupo de personas que miden como tamaño del pene el hecho de estar tan actualizado. no sé si se entiende, pero la verdad que hace bastantes años que deje la ambición de estar actualizado y acumulando datos que noseporquerazon deberia tener para no quedar fuera de cierto circulo y me centre mas en disfrutar obras de arme con el amor que lo hacia antes. prefieron escuchar muchas veces discos que amo que estar perdiendo el tiempo en escuchar bandas que se vuelven viejas en 6 meses. de la tan abrumadora información que se genera actualmente (que no solo proviende del presente, sino que una apabullante revitalizacion de formas culturales pasada transformando en hype cualquier escena de cualquier pais de cualquier epoca) realmente muy poca, no se como decirlo bien, pero muy poco es necesaria para algo. por otro lado si uno sabe que muchos discos esta bueno dedicarles un gran porcentaje de nuestras vidas para que se puedan revelar en toda su grandeza ante nuestros ojos, prefiero perder el tiempo en eso, que en escuchar discos de los que me olvide a la semana. si bien creo que somos de una generacion que ha aprendido a asimilar una gran cantidad de informacion a gran velocidad hay un limite en la informacion que alguien puede procesar y asimilar bien. hay que abandonar la ambición de acumular clasicos y fundamentales y aprender a disfrutar de su lectura/escuchar, hay que aceptar que cuando nos muramos nos van a quedar peliculas sin ver, discos sin escuchar y sobretodo COSAS POR HACER y volver a aprender a disfrutar del arte. bueno escribi todo esto a las 4 de la mañana como ultimo acto antes de dormir no esperen que haya sido claro. no voy a releer para corregir.