martes, 24 de mayo de 2011

Return to Innocence




Mientras que los problemas raciales ya no parecen ser centrales a la mayor parte del rap negro, el punto más importante de Das Racist es su variación de las dinámicas raciales habituales del hip hop. Das Racist es después de todo una banda conformada por dos hijos de indios y un latino portando nombres como Himanshu Suri, Víctor Vásquez y Ashok Kondabolu y aunque usualmente no usan beats muy sofisticados sus rimas son geniales. No quiero igual hacer una introducción a la banda ni dar muchas explicaciones sino hablar de esta canción en particular. Tal vez algunos recuerden otro tema con el mismo nombre y van a entender por qué se llama igual cuando lo escuchen y noten sobre qué está construido el track. A muchos que el nombre no les diga nada posiblemente vayan a reconocer la base del tema de alguna propaganda de Greenpeace o algo así. “Return to Innocence” de Enigma.

Enigma era un proyecto del rumano Michael Cretu que tuvo mucho éxito allá por principios de los 90s con una mezcla inmunda de cantos gregorianos, world music y europop berreta. Es una de esas cosas que uno realmente no se puede imaginar que haya existido una época con los factores correctos para que sea exitoso, pero existió. Como todos estos productos new age/world music una de las ideas implícitas más importantes era un racismo romántico que consideraba que había algo inherentemente espiritual en la música folklórica étnica (donde étnico significa “de gente que no es blanca y no vive en el primer mundo”) porque otros pueblos más pobres y más privados de los bienes del capitalismo en realidad son más puros y viven más cercanos a la Madre Tierra. Mientras el consumismo crecía día a día y los yuppies eran el modelo a seguir se alzaba esta visión romántica del tercer mundo y su pureza como algo de lo cual había que aprender, al mismo ritmo que la ecología, la falsa preocupación por la situación en África y la crítica a nuestra sociedad, su velocidad y la forma en la que el hombre estaba destruyendo la naturaleza; todas ideas que por supuesto se popularizaban entre gente que jamás estaría dispuesta a cambiar su estilo de vida. Vale aclarar que estas ideas todavía tienen una continuación directa pero esa es otra historia.

Das Racist en este track toma ese pasticho étnico y después de usarlo un rato como base para rapear, se burlan tatareándolo encima como por tres minutos. Las rimas de este track no dicen nada sobre cuestiones raciales pero la intención cuenta más que mil palabras. Son tres personas provenientes de minorías raciales tomando un tema supuestamente étnico hecho por blancos para blancos y recuperándolo para ellos como parte de uno de sus discursos habituales: la insensibilidad de los blancos bien intencionados pero racialmente confundidos que intentan no ser racistas pero para los cuales toda la gente de piel oscura es intercambiable y más o menos lo mismo (ver los temas “Shorty Said” y “Puerto Rican Cousins”). Y para probar su punto alcanza solo un detalle: la mayoría de la gente que se emociona con el tema original de Enigma siempre pensó que el sample vocal es de un canto nativo americano, pero es en realidad un cantante de música tradicional china. Pero es más o menos lo mismo, ¿no?

10 comentarios:

Carlos dijo...

Estos loquitos si que estan obsesionados con las razas, eH??

cabe mallo dijo...

De DR me gusta que loopean con costuras y no les importa si se ven . Que cantan mucho sobre comida (como la Cibo Matto, NYC influence?). Su estado Obelix/pot para rapear. El subidón (ideal para bici o correr y, obviamente, para bailar).

Para hundir más a Cretu , digamos que es el marido de la cantante Sandra...................

Carlos dijo...

Dario, lo de ayer era Roni Size & Raprazent.

salvador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
salvador dijo...

admito que Enigma era un choreo, pero no me sumo al bardeo generalizado a Michel Cretu. "Samurai" era un buen hit single, de la época en que los productores de pop electrónico no soñaban con salir en NME. Cuando su horizonte era el italo disco y no el post punk

gustavo dijo...

lo de enigma no creo que tuviera muchas intenciones etnicistas, era un poco lo mismo que hizo moby al musicalizar negro spirituals de principios de siglo. jugar al modernismo recontextualizando sonidos arcaicos, o alguna gilada por el estilo de esas que ya nacen vencidas.

lo asqueante del asunto que tocas es la relacion de total hipocresia con el hiphop por parte de muchos blanquitos educados y de buena conciencia, esos que son los primeros en rasgarse las vestiduras ante el menor atisbo de sexismo y homofobia de sus pares, pero al mismo tiempo hacen la vista gorda frente a cada una de las imbecilidades que sueltan los rappers de color solo porque "bue, son emergentes de realidades cuasi infrahumanas que propician esa clase de discursos impropios, demosle un changüi a los orangutanes estos", argumento de tono falsamente piadoso tendiente a explicitar que de alguna forma su largo historial de conflictos y opresion los cubre con una especie de barniz de inimputabilidad que les da carta blanca para soltar animaladas a piacere y blablablabla, o alguna bartoleada justificativa en esa linea. ese doble standard moral me resulta patetico y esta cada vez mas difundido entre la white america bienpensante. que la chupen todos.

gustavo dijo...

ah, y cretu era un ingeniero de sonido de la hostia. lastima que uso sus habilidades para el mal, aunque a enigma por otra parte se lo puede considerar un antecedente (imposiblemente grasa) del trip hop

Dario dijo...

@gustavo: sí, la cuestión esa que decís es bastante complicada. suele haber un discurso bastante condescendiente hacia la misoginia y la homofobia en el rap, exactamente como lo que decís vos. precisamente por eso me parece bastante interesante el discurso de DR sobre los blancos bienpensantes y su relación con las minorías raciales.

Cretu si no me equivoco por esa época también empezó a producir o a colaborar con mike oldfield y los fans de oldfield todavía lo quieren matar. es cierto también que en esa época había varias cosas que sonaban así y que en el otro extremo del espectro había cosas que ya sonaban bastante similares al trip-hop.

en cuanto a sus intenciones etnicistas o no, bueno, no puedo saber cuál era exactamente cual era la intención de este muchacho Cretu al hacer sus temas (hacer guita, supongo) pero sí podemos hablar de como y por qué público fue consumida esa música

DaDaDasein dijo...

Respondo como fan de Mike Oldfield: Michel Cretu sólo produjo una canción de “Islands” y yo no lo quiero matar. Lo que pasa es que Islands es uno de los peores discos de Mike, ya estaba en lo peor de su decadencia, y encima en el lado B se dedicó a hacer lo que no sabía: canciones pop. Es en esa tarea que contrató a Cretu (quien sí que sabía hacer canciones pop) y, en el peor segmento del peor disco de Oldfield, logró meter una canción medianamente rescatable, The Time Has Come, que ya es un mérito.
Coincido en que Michel Cretu es un genio que usó sus superpoderes para el mal o, como dice Darío, para ir a la guita, pero no tengo duda que es un ingeniero de la hostia. Al disco donde aparece Samurai yo lo tengo en su versión original, con la mayoría de las letras cantadas en alemán. Me gusta escucharlo porque reúne lo mejor y lo peor de los ’80. Samurai es una canción fantástica (el espíritu del italo flotaba sobre ella), pero uno se pregunta: ¿era necesario meter ese saxo pedorro?
Respuesta: SIIII, ERA NECESARIO PORQUE ERAN LOS ’80!!! El zeitgeist de la época requería que una vez que tenías una buena canción le metieras un saxo pedorro para arruinarla.

De Enigma, opino lo mismo que Gustavo. El antecedente más lejano (al menos que conozco yo) de esos pastiches es un disco de Eberhard Schoener con The Police del año 76 o 77. Se llamaba “Video Music” o algo así. Poco antes de que apareciera Enigma se hizo una edición argentina sólo en cassette y yo llegué a tenerlo y escucharlo mucho. Para la época de Enigma ya me daba cuenta que era una grasada, pero sí recuerdo que era muy popular. No creo que el público que lo consumía haya buscado espiritualidad ni que los llamara a reflexionar sobre las culturas premodernas. Simplemente era un sonido novedoso para ESE contexto (porque lo pasaban por televisión y en las radios más comerciales) y algunos se prendieron. Era de mal gusto pero, vamos, hubo cosas peores…

Amadeo dijo...

es bueno lo que remarcan de la "inimputabilidad" del hip hop. sin ir más lejos, a mi me produce mucha extrañeza y un poco de incomodidad que la crew más interesante del género en este momento (wolf gang) tenga esas letras tan salvajes que hablan de violación todo el tiempo. igual me parece simpático cuando dice tyler the creator en el último disco, antes de que comience "radicals" eso similar a "nada es verdad, no nos imiten y por favor, white america, no me eches la culpa".