martes, 27 de febrero de 2007

Norwegian Blues

Of Montreal es una banda que se me pasó desapercibida por años. Nunca les presté atención y no creía que fueran mucho más que otra banda indie genérica. Hace poco bajé casi al azar algunos covers de varios artistas hechos por Of Montreal y me cayeron bastante simpáticos así que me pareció una buena idea bajar el último disco para ver que onda. No hizo falta más que una escucha para convertirme y cambiar mi opinión completamente. Hissing Fauna, Are You The Destroyer? es el mejor disco nuevo que escuché en mucho tiempo y casi lo único que escuché en las últimas dos semanas (tal vez el disco que más veces escuché en un período de dos semanas).

Pero suficiente de mi experiencia con el disco, pasemos a hablar del disco en sí. Aunque a mí no me sorprendió su sonido porque no era fan de antes, los que sí lo eran definitivamente no debían estar esperando este disco de la banda de Kevin Barnes y compañía. El sonido habitualmente feliz y optimista de Of Montreal está casi extinto y las historias de personajes pintorescos fueron reemplazadas por una única historia con un único protagonista, el mismo Barnes.

Sí, este es un disco conceptual, y sí, es autobiográfico. O casi. Parece que Kevin se fue a Noruega con su mujer donde cayó en la peor depresión clínica del mundo y terminó volviéndose a la cuna del grupo, Athens, Georgia, separado. El disco fue escrito y casi completamente grabado por Barnes durante esta etapa y cuenta esta historia. El disco cae claramente en la categoría de "disco de divorcio" pero la historia que cuenta va un paso más allá y narra la transformación de Kevin Barnes en Georgie Fruit, su alter-ego glam. Pero todo esto va a quedar más claro repasando los temas del disco, así que a eso voy.



Suffer for Fashion: comienzo bien arriba. Eufórico. Se lanzan directamente a la mezcla de synth pop, glam y funk over-the-top que marca el sonido de todo el disco. Es bueno que el primer track deje bien en claro que es lo que el oyente debería esperar. Barnes todavía no está sumido en la depresión, pero algo se vislumbra cuando le pide a su mujer que lo llame para decirle que lo extraña, que intente mantener las cosas "físicas" a pesar de tener 6 horas de diferencia entre ellos y que las vicisitudes le pegan en la cabeza como si quisieran estropeársela para siempre.

"If we've got to burn out, let's do it together. Let's all melt down together"

Sink the Seine: al igual que en todo el resto del disco, la música sigue sin un segundo de interrupción pero cae muy lejos del rapto de alegría y excitación del primer track en un mar de sintetizadores difusos y sutileza indefinida. "Sink the Seine" es un tema corto, de apenas poco más de un minuto que sirve como puente entre la euforia de "Suffer for Fashion" y la depresión de la segunda parte del disco. Como queda bastante claro en el nombre del tema, se encargar de hundir al disco al mismo tiempo que Barnes se hunde en la depresión. O en el Sena buscando no sé exactamente que, pero no importa.

" Thought that if I sank the seine I might find you I might find you"

Cato as a Pun: ahora sí las cosas se pusieron feas. Una canción bien abajo llena de fuzz sobre estar demasiado deprimido como para siquiera poder levantarse a atender el teléfono y querer afeitarse la cabeza. Tal vez sea el tema más deprimente del disco pero tiene el mérito, al igual que todo el disco, de no sonar realmente deprimente. Mientras cada día nos cansamos más de ver bandas cuyos miembros no parecen tener muchas razones para estar deprimidos (ni parecen estarlo) pero hacen un culto de la melancolía y la tristeza y componen música tan deprimente que hace sonar a un disco de Hank Williams como música de fiesta, Barnes compone sobre depresión de verdad y logra nunca caer en el aburrídismo pozo sin fondo de la música deprimente por el placer de ser deprimente. Al contrario, logra una canción que deja la misma sensación de impotencia y resentimiento de una depresión de la que no se puede salir. Para este momento Of Montreal es todo un modelo alternativo de lo que las bandas indies podrías ser.

" And don't say that I have changed, because man, of course I have"

Heimdalsgate Like a Promethean Curse: Barnes se siente en Noruega como Prometeo encadenado a la piedra condenado a que su hígado sea devorado eternamente por un águila y le canta a los químicos de su cerebro pidiéndoles que no estrangulen su pluma en una canción pop perfecta que no sorprende que haya sido elegida como primer corte del disco. Un riff de sintetizador imparable con Barnes encima aullando "C'mon chemicals, c'mon chemic-o-ohohohls" La depresión clínica nunca había sido divertida. Para esta altura el fan ya se debe haber dado cuenta de que no va a recibir lo que esperaba.

" I'm in a crisis, I need help. Come on mood shift, shift back to good again. Come on be a friend"

Gronlandic Edit: línea de bajo húmeda, ritmo fuerte, la voz aguda pero amable hasta el estribillo lleno de juegos de voces y falsete. No creo que nunca antes Of Montreal hubiese logrado una canción tan bailable o con tanto groove y recién va por la quinta canción. Una de esas canciones que te hacen mover la cabeza o el pie más allá de tu voluntad hasta que de repente llaman tu atención con un corte inesperado, una suspensión de efectos dramáticos para volver a lanzarte al mismo ritmo. Barnes está encerrado en la casa de algunos amigos, ya lejos de Noruega, cree que sería bueno entregarse a la religión si no fuera porque están llenas de locos y perdedores, se considera un farsante e intenta olvidarse de toda la belleza que se está desperdiciando con él en ese estado pero sabe que ya va a terminar, ya va a caer de vuelta a la tierra porque la gravedad siempre gana.

"Physics makes us all its bitches"

A Sentence of Sorts in Kongsvinger: y de repente volvió la alegría. Nuestro héroe ya puede hablar de todo en tiempo pasado en la canción más encantadora de todo el disco. Pop alimentado por sintetizadores super alegre pero que corre el riesgo de pasar un poco desapercibida por ser la introducción al nudo del disco.

"Dirty old shadow, stay away don't play your games with me. I am older now, I see the way you operate. If you don't hurt me then you die"

The Past Is a Grotesque Animal: ahora sí, la pieza central. Épica, con casi 12 minutos plantada como un monolito en el medio del disco y cambiando totalmente su curso. 12 minutos de sintetizadores repetitivos y coros loopeados. 12 minutos intensos de energía e ira apenas contenida con Barnes cantando sin siquiera un resto de optimismo, simpatía o amabilidad mientras mira a los ojos de ese animal grotesco que es el pasado para darse cuenta de cuán equivocado estaba y tira referencias a Who's Afraid of Virginia Woolf? y a la Histoire de l'oeil. 12 minutos de los más poderoso que haya hecho Of Montreal. Cuando Barnes grita "Let's just have some fun, let's tear this shit apart" es obvio que la depresión de la primera mitad ya pasó. Tampoco hay más Kevin Barnes, este tema es la transformación y ascenso de Georgie Fruit, su alter-ego glam y con eso el disco da un vuelco de 180º. Sin dudas la piedra basal de Hissing Fauna.

"I'm so touched by your goodness. You make me feel so criminal"

Bunny Ain't No Kind of Rider: en un movimiento similar al del protagonista del disco, la furia de "The Past is a Grotesque Animal" se diluye en un minuto de ruidos y zumbidos indefinidos que de a poco se reagrupa en forma de canción tirándonos enseguida un ritmo que funciona instantáneamente. La canción se desenvuelve, evoluciona y cambia rápidamente desde las melodías vocales de Barnes que sube, baja, para, explota en un falsete mientras rechaza en algún club las avanzadas de hombres y mujeres por igual.

"Eva, I'm sorry, but you will never have me. To me you're just some faggy girl and I need a lover with soul power. And you ain't got no soul power"

Faberge Falls for Shuggie:
denso, húmedo, lascivo, casi funk. Nada que pudieras haber escuchado antes de la banda te podría haber hecho pensar que podían sonar así. Barnes con toda la lujuria que puede. Desempolvó todos sus disco glam y decidió devolverle al indie todo lo sexy que jamás tuvo tirando una letra llena de insinuaciones sexuales en falsete. Lo de Georgie Fruit iba en serio, esta no es la misma persona que hace 20 minutos cantaba sobre estar al borde de una crisis en Noruega.

"Be careful how you touch me. My body is an earthquake ready to receive you"

Labyrinthian Pomp: en la misma clave funkie Georgie Fruit pregunta como querés etiquetar su estilo si es tan superior, como vas a odiar siquiera un detalle si sos tan inferior. Canción egocéntrica de alguien que ni sea acuerda de qué es la depresión y mirándote desde arriba y afectando desdén anuncia "Delinquent days are here again". Posiblemente esta canción pomposa y afectada sea lo más catchy de todo Hissing Fauna.

"I've got my Georgie Fruit on. He's my dark mutation for my demented past time"

She's a Rejecter: otro de los momentos intensos del disco y sin dudas uno de los highlights. Bien arriba, con guitarras filosas haciendo su única aparición en todo el disco y con me arriesgaría a decir que cierto aire a revival post-punk à la Rapture y demás. El tema anterior terminaba en bajón repentino y aunque este suene más animado, no es alegre y suena llena de resentimiento como pocas canciones cuando Barnes canta "There's the girl that left me bitter. Want to pay some other girl to just walk up to her and hit her". Esta canción es un ejemplo del truco principal de todo el disco (aunque donde mas se ve tiene que ser en "Heimdalsgate..."), generar una contradicción total entre el sonido de la canción y lo que realmente dice.

"I'm forever going celibate tomorrow but tonight, like success, knows no shame"

We Were Born the Mutants Again With Leafling: para el final el ánimo del disco se cae de vuelta. O más bien deja una sensación ambigua sobre el ánimo general de la canción y del disco en general, haciendo parecer a la alegría de la segunda mitad pura ficción. Es una canción amable y melancólica, una última suerte de declaración de amor tardía que deja un gusto agridulce como cierre del disco.

" Sometimes we're not legible but we're the same strange animal. Let them say our love is peculiar; don't care"

Para bajar:
Of Montreal - Hissing Fauna, Are You The Destroyer?

26 comentarios:

Quese dijo...

mi linea favorita o que mas me llego por la forma en que lo dice y en la circunstancia the 'the past is a grotesque animal' es
"But you know, no matter where we are
We're always touching by underground wires"

Anónimo dijo...

Así se hacen las cosas. Se comenta un disco y se pone el link.
¡Aprendan, aspirantes a bloggers!

Después les comento qué me pareció.

Rodrigo

Don_Nadie dijo...

no lo tengo a esta figurita ¿alguien escucho "Pit er pat" nungun blogger los nombro nunca y me parecieron muy buenos aunque escuche poco...

Quese dijo...

Yo escuche bastante pit er pat hace unos meses, su último disco (pyramids) esta muy bien pero me terminaron aburriendo un poco. Como que el concepto de lo que quieren hacer y unos temas esta mejor que el global del grupo. igual me gustaria ver que ocurre con ellos..
y un blogger los nombró, fui yo, en este post hace como 4 meses:
http://bizcochomaligno.blogspot.com/2006/10/quese-presenta-pit-er-pat.html

Don_Nadie dijo...

bien por quese¡ yo tengo un dvd en el que la escena indie de chicago se junta a tratar de salvar una casa que estan por demoler y tocan un tema cada banda, entre ellos estan; shellac, tortoise, wilco,pit er pat (de lso desconcidos este es el que mas me gusto aunque lei una reseña y se los asocia al "pop atmosferico de Sigur Ros cosa que no me gusta demasiado)... ah y ahi un freak hombre orquesta que toca bateria ,acordeon y piano ¡¡a la vez!!

Recomendacion 2; Bablicon, Need new body,Big Eyes,Oddfellows Casino tampoco los lei por estos lares y estan muy bien.

Don_Nadie dijo...

que se, lei tu posteo esta muy bien la descripcion, un comentario decia que tiene algo de "free jazz" pero me suena a que eso se dice cuando no saben bien que poner, yo remarcaria la base ritmica y su originalidad y la voz de la minita que esta siempre contenida y sin embargo esa contencion es lo que la hace mas expresiva y me gusta eso.

BAblicon es como un escape de mogolicos desaforados y desbordados y cantando felices villacincos,parecido a mis comentarios, me gusta...

JB dijo...

No me parecio un gran disco, salvo por 3 temas lisergicos como A Sentence of Sorts in Kongsvinger, Gronlandic Edit y Heimdalsgate Like a Promethean Curse.
No se le acerca demasiado a satanic panic in the attic, claro esta que su sonido es mas electronico.

sebaxxxtian dijo...

satanic panic in the attic es un re disco, cual mas esta bueno de of montreal?

JB dijo...

Sunlandic Twins de 2005 es un buen disco, pero se asemeja al ultimo, un sonido electro-psicodelico y con un par de temas que me parecieron de relleno. pero es un gran disco.

Dario dijo...

El satanic panic todavía no lo escuché entero, pero los temas que escuché tambien estaban ya en el camino para este sonido.

Es gracioso lo de la línea que dice Quese porque la había escuchado pero no había entendido que quería decir (a veces soy medio pelotudo y no entiendo las cosas aunque sean obvias) y ahora la veo y me doy cuenta que es una terrible frase.

Rodrigo: es así, acá la tenemos clara.

dagnasty dijo...

Darío, me tomé el tiempo de volver a escuchar este disco, que bajé por tu sugerencia, pero esta vez leyendo tus conceptos sobre los temas.
Primero, me sentí para el orto. Pensé que era un problema mío, que la edad, que mi influencia ochentera, blablabla.
Si bien tu review nos habla acerca de las sensaciones en los temas, de los contenidos líricos, de los ritmos, no encontraba las referencias externas que a mi me saltaban como pochoclo caliente en la cabeza al escucharlos.
Y estaré viejo, pero sordo no estoy, entonces en los primeros dos temas empieza mi runrun mental "beach boys, psychedelia 60´s", y no me preocupo, anque detecte sintetizadores y cosas que me harían nombrar sonrojándome bandas de los 80´s que delatarían más la edad de mi background, pero seguí, porque me la banco.
Por la mitad del disco, cuando la cosa se pone disco, funky, glammy, me empiezo a preocupar, porque en letras doradas, con foquitos brillando y humo de colores se me enciende un nombre: Prince. Y pienso que estoy gagá, sigo escuchando y sigo pensando Prince! y en el tema que sigue -porque esos dos temas van seguidos- ya es una verdad grande como una casa PRINCE!
luego vuelven los tics marcbolianos, brianwilsonianos, hasta new wave de California, tal vez es adrede el nombre del ultimo tema, no se, porque su estilo me hizo recordar a la banda The Mutants de San Francisco, pero el periodo Prince me había dejado preocupado.
Asi que me fui a googlear, poner el nombre del cantante y al lado "prince" o "beach boys" y cosas así, y encontré que sí, que el fulano lo tiene como influencia, entre tantas cosas de los 60´s y 70´s que amalgama muy placenteramente y electro cohentoso, tiene a Prince ahí.
Por último, pensé, que dirías de esa influencia vos, justamente vos, jajaaaa, es una broma del destino que uno de tus discos favoritos en lo que va del año tenga dos temas tan Prince?
Un abrazo, y conclusión final, me gustó, especialmente la primera mitad del disco, la más psicodélica.

amb dijo...

o sea, dario es fan de prince. ajja, que no se enteren los heavys de tu barrio por que moris.

Dario dijo...

Che, ni que fuera un activista anti-prince. Tampoco la pavada, simplemente no me interesa. Aunque sí, la influencia en esos temas puede ser bastante obvia. Lo que no se me había ocurrido es Brian Wilson. Y sí, es cierto no puse nada de referencias o influencias en el sonido de la banda. No sé por que la verdad, pero no me pareció.

Debe ser porque aunque suene a muchas cosas (el otro día hablaba con quese y decíamos que sonaba a tantas cosas que no se podía decir exactamente a que) no suena a una específicamente. No es un disco Prince, o un disco Beach Boys, esas cosas se notan por ahí, en diferentes momentos y es un disco (y una banda) que tiene personalidad propia. Influencias hay siempre y en todo. Pero traté de escribir sobre el disco en sí y no ponerlo en relación con otra música. Es simplemente una elección estilística. Dos formas diferentes de escribir sobre un disco.

dagnasty dijo...

En eso estoy de acuerdo, por eso dije que las referencias saltaban en la escucha, como eso, "referencias", matices, etc. Es así, suena a tantas cosas que uno puede tirar nombres de lo que sugiere OM en cuanto a sus influencias pero no es que se parezca en un estado puro a ninguna de ellas. Y no está mal tirar cuerdas para que uno pueda agarrarse, no está ni mal ni bien hacerlo, psólo que uno no puede evitar buscar los marcos de referencia al escuchar un disco. Pero debo reconocer que la cuestión Prince me sorprendió primero a mí, me pareció rarísimo que una banda de este estilo rescate el funk a la Prince, y no es que me disgustara, sino que seguía escuchando esos temas y no podía dejar de recordar a Prince mientras dudaba de mis oídos cuando esa voz entre aguda-quejosa-mañosa me parecía que en cualquier momento iba a decir "sexy motherfucka" =), por eso al googlear algunas notas de la banda la duda se despejó, era Prince nomás un referente reconocido por la banda, cosa que está bien, nos obliga al desprejuicio que es siempre bienvenido, aunque por mi parte hay pocos prejuicios con Prince.
Con respecto a Wilson, la voz en los dos primeros temas tiene mucho de su manera de cantar en el pet sounds, y comprobé también que el cantante es un gran admirador de los BB. Será por eso que es la parte del disco que más me gusta, la más luminosa, y las influencias suenan muy bien digeridas, su frontman me parece un tipo muy interesante para conocer mejor.

gustavo dijo...

me hicieron acordar: a mediados de los 90s habia una muy buena banda llamada PIGEONHED que llevaba el sonido de prince hacia territorios low-fi, bastante a contracorriente de tendencias en boga y mas o menos para la epoca que el sopeti de minneapolis era excomulgado por la prensa, cosa que a estos muñecos les valio ser ignorados olimpicamente. y esta bien, a quien carajo le podian interesar dos whiteys anti-imagen haciendo funk sintetizado y cantando con falsete justo en plena era de anemia post grunge? se me ocurre ahora que lo de aquellos pibes puede ser un antecedente historico interesante para el tipo de sonido que algunos afiliados a elephant 6, o mismo gente como ariel pink estan intentando traer de regreso. ya mismo me pongo a reescuchar esos discos, que tenia medio olvidados... y joya: despues le pego una oida al coso este, ahi puse a bajar.

JB dijo...

Yo diria, mas que personalidad propia, tienen algo que no hace ninguna banda, y espero no equivocarme. Hasta ahora esos coros adornados que se van agregando me gustan mucho, y los repiten, desde satania panic in the attic hasta el ultimo.
Por ahi tienen un estilo "Beach Boys" , "Beatles", "Zombies" "Kinks" en The Gay Parade y Cherry Peel.

Amadeo dijo...

Bueno, a mi la verdad que me gusta mucho mas este giro que dio Of Montreal con la electronica y el glam y el funk que lo que hacian antes, que si bien estaba bien (y solo escuche The Gay Parade, asi que quien te dice que mañana no me engancho y me desdigo) sonaba demasiado parecido a lo que hacia todo el resto de la troupe. Esto suena mas unique.

De cualquier modo: que cosa con Prince!!!. Pareciera que a todos nos gustan bandas influidas por el, pero nos resulta muy dificil escucharlo. Digamos que a mi, al menos, me pasa eso (y creo que a Quese y Dario tambien).

Lo que menciona Gustavo suena de puta madre, tipo Chromeo pero 10 años antes!.

sebaxxxtian dijo...

prince es muy capo. tuve una epoca alla lejos en el tiempo q lo esucchaba mas. ademas de ser un gran instrumentista y productor, para mi el merito del tipo es resumir la musica afroamericana del siglo 20 en toda su obra. pasa por cualquier genero (funk, soul, rock n roll, etc) sin ningun problema y de manera muy natural. lo mejor para entrar a su obra es repasar algun compilado y darse cuenta de lo zarpado que es.

eso si, odio el tema purple rain, jajajaja

pd: los bootlegs de su etapa con the revolution deben ser saladisimos

Rodrigo dijo...

A lo largo del disco escuché cosas de Kinks, Roxy Music, The Cure, Abba y Cardigans... "The past is a grotesque animal", si la voz del tipo no tuviera esa expresividad tan glam y no hubiera metido esos coros, podría ser un tema de Interpol (como dijo el peluquero hincha de Boca: ¡no me peguen!). Sí, hay cosas de Prince en un par de temas, en la segunda mitad. Y vuelve el glam, con esas guitarras excesivas que parecen cortar carne.

Lo importante es que Barnes (gran letrista, además) tiene el talento suficiente como para procesar esas mil influencias y lograr un disco orgánico, riguroso y altamente disfrutable. Y conste que el disco, horror, supera los 40 minutos, primera cosa que haría respetar a una banda si yo fuera productor...

Me alivia comprobar que quedan artistas para quienes el pop aún puede dar cuenta de sus (nuestras) complejidades emocionales y no ser un soundtrack imbécil para gente que se murió y no se dio cuenta.

Al pelotón de AC Newman, Dan Bejar, Divine Comedy y unos (pocos) más.

Dario dijo...

Excelente comment de Rodrigo. Yo también estoy desde hace bastante podrido de los discos largos, pero este lo justifica. La duración ideal de cualquier disco son 40 minutos y es un hecho innegable con contadas excepciones (discos conceptuales, obras con temas muuuuy largos, discos que tienen si o si que ser largos) pero que no se cuentan entre los discos de canciones pop.

gustavo dijo...

queres mi opinion?
no me cabe demasiado: mucho pastiche, mucho "metamos de todo en la cacerola y vemos que pinta" antes que una verdadera coleccion organica de canciones. hay un pequeño problema con muchos de estos artistas que traen demasiada info encima y pretenden meter toda su coleccion de discos dentro de la musica que hacen, y es que por lo general todo les termina sonando muy forzado, como retazos de ideas inconexas tiradas a la marchanta y nada mas. igual aca hay algunos ganchos melodicos bastante zafables, creo que esa "bunny ain't no rider" es de las mas redonditas... y siguiendo con la enumeracion de influencias: un tema del principio me sono a pulp, algun otro a sparks y alguno mas a bee gees!! eso si: a prince casi no lo encontre en el disco, esto me decepciono un toque.

dagnasty dijo...

El propio cantante confirma la influencia de Prince.

Mas que a Pulp, en los primeros hay algo a mitad de camino entre Brian Wilson y Suede, esa voz tiene un tinte B. Anderson muy evidente.

Diego dijo...

¿¡22 comentarios y ninguna mención a Brian Eno como influencia (en lo musical, pero sobre todo en lo vocal)!? El glam de éste álbum ES el glam de "Here Comes The Warm Jets".

Amadeo dijo...

Eno tiene muchisimo sentido!!!!

Por eso te queremos, Diego, por la capacidad de ver lo obvio que pasa debajo de nuestras narices.

sazmann dijo...

Gran post y gran disco!!
El "Hissing Fauna" me parece un discazo de inicio a fin. El anterior "Sunlandic Twins" tambien me lo parece.
Saludos desde España!

Stúlka dijo...

Of Montreal me gustaban bastante pero los vi hace unos días en concierto y fue impresionante. Kevin Barnes es un ídolo.
Tenía pendiente buscar hissing fauna así que gracias!