martes, 8 de julio de 2008

Greil Marcus con Alpargatas

A esta altura ya estoy acostumbrado a no esperar nada de la crítica de rock argentina y debo ser muy inocente si todavía alguna me sorprende, pero la reseña de Ortelli del disco de Banda de Turistas para la Rolling Stone es demasiado.

Si hubiese salido en el de Clarín me habría molestado menos, porque a nadie realmente le importa lo que digan ahí y porque con los años la conclusión inevitable a la que llegué es que es un nido de ratas sin ningún interés por la música ni conocimiento al respecto que están ahí porque queda bien decir que escribís de música cuando te querés levantar minitas, entrás gratis a lugares y es mejor que tener un trabajo de verdad. En cambio la Rolling Stone, aunque en promedio no es mucho mejor, es tomada en serio por un montón de gente que necesita su cuota mensual de coolness envasada y predigerida para sentirse un poco más in porque saben quienes son los Klaxons o porque pueden hablar de alguna nueva (o que lo era hace 5 meses) tendencia de internet. Rolling Stone es el manual de música y cultura pop para el que no está interesado ni en la música ni en la cultura pop pero no quiere admitirlo públicamente. Y eso lo sabemos todos, así que podría dejar pasar esta porquería de reseña sin decir nada, pero no, tengo derecho a expresar mi indignación, sobre todo si alguien tiene derecho a cobrar por escribir esto, así que pasemos a los highlights de la reseña (y aclaro que esto no es sobre la banda ni sobre el disco, sobre los que no tengo nada para decir).

Antes de que termine siquiera la primer oración ya vemos que empezó todo mal (y eso que estoy pasando por alto que empiece hablando del productor) cuando Ortelli nos dice,
Mágico corazón radiofónico suena distinto de todo.
Las reseñas, especialmente las malas, suelen decir más del que reseña que del objeto reseñado y teniendo eso en cuenta hay que ser muy caradura para decir esto porque si hay algo que es seguro es que ese disco no suena distinto de todo, ni las canciones ni la producción. Claro que cuando los únicos discos que tenés es un greatest hits de Creedence, el último de Cerati y el del último hype de la NME cualquier cosa te parece el descubrimiento del fuego. Pero el mismo Ortelli parece no estar seguro de que lo que acaba de escribir sea cierto y dos líneas después (y sigo dejando pasar que está hablando de la producción de Mario Caldato como si fuera Phil Spector y Jack Nitzsche en su mejor época) dice que Banda de Turistas

no son ni emos ni floggers ni indies. Son como Los Gatos con zapatillas Pony.
Después de hacer un chequeo obligatorio de términos cool (me pregunto si esas tres cosas son para Ortelli el "todo" al que BDT se diferencia, si todo se termina en ser emo, flogger o indie y estoy bastante seguro de que podríamos sin mucho miedo calificar a BDT de indie), dice que "son como Los Gatos". Momento, ¿hace dos líneas no decía que sonaban distinto a todo? Igual señalar esa contradicción es distraerse de la verdadera joya de la reseña: no dice simplemente que son como Los Gatos, no, dice que son como Los Gatos con zapatillas Pony. ¿Qué carajo, en nombre de lo que más quieran, significa ser como Los Gatos con zapatillas Pony? Nada, absolutamente nada. Eso significa.

En el siguiente párrafo sigue hablando de la producción, de lo diferente que sería si lo hubiese producido Manza o Juanchi Baleirón, de como tendría más hits de haber sido así (¿evitar que la banda tenga hits es haber hecho un buen trabajo como productor?) y vuelve a decir que este es un disco diferente porque "las voces son instrumentos de la canción". Sí, Ortelli, es cierto. Es cierto porque salvo en algunas tradiciones particulares (como las baladas folk donde la música solo es un acompañamiento rítmico para la historia), en casi toda la música, especialmente en la música pop, la voz es un instrumento de la canción. Doy por sentado que nunca escuchó a Ella Fitzgerald haciendo scat.

Después de eso se siente obligado a citar una letra del disco aunque en el contexto no se note la relevancia y sutilmente nos deja claro que la verdadera validación de la banda es esta misma reseña que está escribiendo.

No es casual que éste sea el primer grupo (¡en diez años!) que consigue la apertura de la sección Críticas de esta revista con un disco debut.
Después de ese breve intermezzo para autofelarse y demostrar que McLuhan tenía razón tira un par de nombres más para dejar claro que él está reactualizado (MySpace, Pitchfork.tv) y la contradicción ataca de nuevo.
El Tucán trae su canción envuelta en un beat estilo Mandioca que reivindica a Kay Galiffi y al Nebbia de la época de El extraño de pelo largo, muy efectivo en su connotación psicodélica, cultural, argentina. Luis Balcarce, la primera guitarra, discute la herencia babasónica ("El canto") como un buen aprendiz de Mariano Roger, y también de Tom Verlaine.
Al menos ahora sabemos que también escuchó el Marquee Moon y alguno de Babasónicos, probablemente Infame, y tengo que preguntarme si ya se olvidó de lo que decía unas pocas líneas más arriba sobre sonar diferente a todo y si le parece que en este momenteo comparar a una banda con Babasónicos es de alguna manera halagador.

Un fallido arranque posmoderno después ("las canciones son como un happening, sobre la marcha se estiran hasta completar la estructura") aparece la segunda joya de la reseña, mucho más sutil que la anterior pero no menos jugosa.

Los BDT quizá no sepan cómo ejecutar sus instrumentos a la perfección (todavía), pero conocen perfectamente las formas de una canción.
Es fácil dejar pasar esta frase a primera vista, pero con más detenimiento debe ser la frase más clave de toda la reseña. Primero porque nos deja bien claro desde que concepción arcaica de la música habla Ortelli que hace que le parezca necesario mencionar el desempeño técnico de la banda pensando que un instrumento que suena bien y es funcional a la canción podría estar mal tocado (espero por el bien de su salud mental que nunca escuche a las Shaggs o Half Japanese). Pero la palabra clave acá es "todavía". Todavía tocan mal, porque esta es una banda a la que Ortelli le ve futuro y para él la evolución es aprender a tocar a la perfección. Creo que esto nos deja unas cuantas cosas claras.

A lo largo de la relativamente corta historia de la música pop hay apenas un puñado de críticos que realmente aportaron ideas interesantes mientras que la gran mayoría es un grupo heterogéneo compuesto de fanboys, acólitos, epígonos, hipsters, nostálgicos, snobs, bananas, "amigos de", vendedores de pescado podrido, cazadores de modas y pronosticadores del tiempo unido únicamente por el (en mayor o menor grado) desinterés general que todos ellos realmente sienten por la música. El principal problema de todos ellos es que fallan en ver que lo que un crítico debería ser capaz de hacer es ofrecer diferentes formas de pensar y entender la obra, diversas formas de acercarse a ella y al contexto cultural del cual surgió antes que decirnos que deberíamos escuchar, que es lo que se viene o simplemente aclararnos si vale la pena o no que compremos un disco (el famoso crítico pronosticador del tiempo). Hasta que puedan ver esto me alcanza con que por lo menos no hypeen bandas usando metáforas con marcas de zapatillas.

33 comentarios:

Phibrizoq dijo...

"Son como Los Gatos con zapatillas Pony" es la frase del año. Te lo firmo.
Si yo tengo una banda algún día, va a sonar como Beat Happening con alpargatas, sabelo.

Ezequiel dijo...

Como María Marta Serra Lima con Doc Martens.

sebaxxxtian dijo...

como te doy material jugoso para tu blog...

son como motorhead pero con chiripa


la frase: "No es casual que éste sea el primer grupo (¡en diez años!) que consigue la apertura de la sección Críticas de esta revista con un disco debut." es increible.

Juan Karlos dijo...

Son como Neu en chancletas!!!
Son como The Fall en pantalones nevados!!!
Son como Wire en sunga!!!

Grande Ortelli!!!

Ezequiel dijo...

mi favorita es "las canciones son como un happening"
negro, wtf?

AMB dijo...

esto es parte de una tendencia que hay en el mainstream de inflar cada vez mas bandas de guachos que no pasan los 20.

Dario dijo...

Creo que mi favorita después de la de las zapatillas es "quizá no sepan cómo ejecutar sus instrumentos a la perfección (todavía)"

Dario dijo...

Ahora que lo pienso lo de "las canciones son como un happening" no tienen ningún tipo de sentido.

Fua, esta reseña es mala y cada vez que la volvés a leer te das cuenta que es peor.

AMB dijo...

"Y, en general, sus melodías vocales son más inmediatas (y saludables) que las de Victoria Mil".

andate a la concha de tu hermana. quien quiere algo saludable?

Dario dijo...

fua, esa se me pasó por alto. es terrible. que tienen de poco saludables las melodías vocales de Victoria Mil? la voz de migue es lo mejor de Vmil me parece.

Repito, esto empeora antes que mejorar.

Amadeo dijo...

mis amigos dicen que victoria mil les hace canciones a los drogadictos y a mi eso me da un poco de miedo.

:D

Amadeo dijo...

"son como run d.m.c. con nike".

ortelli es un idiot savant, miren, creo un meme!

Sancuerno dijo...

A mi la banda me gustó a pesar de la critica.

guido dijo...

Hace algún tiempo leí en página 12 que decían que una banda indie argentina era como "sonic youth pero con la garra de pappo". Los periodistas argentos son terribles.

COTOX dijo...

Parece que el tipo se encerró en un cuarto sin ventanas a leer todos los números de Spin en el período 1996-2002, y luego tradujo (mal) algunas frases al azar que introdujo en una base de datos con el fin de crear el generador de clichés y símiles del crítico musical perezoso. Pero eso sería darle mucho crédito

Anónimo dijo...

para leer crítica hay que leer ebm.
ta, lo dije.

Dario dijo...

Lo que dice Guido me hace acordar a un genial comentario en el Sí de Clarín que decía que Spiritualized era como una mezcla entre Pappo y Melero. Mágico.

Helena dijo...

Ortelli es un mamerto, pero lo que ocurre alrededor no es mucho mejor. El No es la decadencia con el Indie Chabon y la Kumbia Anarco palermista a la cabeza. Vos no sabes ya si agarran a 3 mamertos de TEA que hacen investigacion via blog o que. Porque claramente ninguna nota del No, del Si o de la rolling stone; supera un post promedio de cualquier rosquero con ganas de verle la cara a dios un rato, perdon que me exprese en estos terminos; pero esto de andar levantando minas con corte de perro labrador y calzas de aerobic nos esta matando.

Phibrizoq dijo...

¿Pappo y Melero? ¿¿PAPPO Y MELERO?? Dale, ahora Cat Power es como una mezcla entre Gilda y Martha Argerich.

sebaxxxtian dijo...

revivan a pappo, maten al resto

Brunomilan dijo...

Si lo de Pappo y Melero no tiene nombre, el tipo estaba haciendo el articulo y tenia esos dos discos delante si no se entiende...

Agrego una de la inrocks de hace poco: los Wedding Present son unos Smiths que cojen (por lo menos es graciosa)

guido dijo...

Me reí mucho con el comment anterior.
Queda medio off-topic pero si quieren leer clisés en una nota periodística vean esta de "Comodines" (si la da calvo y suar!) de clarin del 97.

http://www.clarin.com/diario/1997/07/03/c-01001d.htm

Joey dijo...

yo me quedo con esta frase: "y debo ser muy inocente si todavía alguna me sorprende"

qué se puede esperar de la rolling stone? cabe alguna duda de que la tarea de sus periodistas no es la crítica, sino "decirnos que deberíamos escuchar, que es lo que se viene o simplemente aclararnos si vale la pena o no que compremos un disco (el famoso crítico pronosticador del tiempo)". hoy por hoy no es otra cosa que eso y los lectores de la revista consumen eso. sin embargo, es un poco cruel decir que la revista es para el que no está interesado en la música, lo cual también es un pronóstico no muy tolerante para con las distintas formas de interesarse en la música. no creo que haya un lector "bobo" de la RS y cada lector tendrá cosas diferentes para rescatar, más allá de la calidad del contenido.
hay que ir a otros lados si se quiere uno encontrar con una crítica. no me parece bien que sea así, pero no podemos pretender otra cosa de esos periodistas, ni hoy ni en décadas futuras.

nc dijo...

ortelli es como una mezcla de un culo con bonelli?

mvc dijo...

buenisimo el post

DagNasty dijo...

Primero fue Dosto en El Idiota, después me ocupé de este periodista en El Pogo Antiguo, ahora lo hace Darío en El Baile, y eso sin extenderse sobre comentarios que se han realizado en los blogs acerca de algunas notas de este fulano.
Es hora de formar el Comando "Ortelli Dedicate A Otra Cosa".

Anónimo dijo...

que se puede esperar del imbecil de ortelli. antes de la tragedia de cromagnon, ante las criticas por el exceso de bengalas, puso en una reseña de callejeros envivo para rs: "y bue... esto es rock and roll pulenta". y no era ironico, eh? no existe jo.

diego dijo...

otra perla: "el concepto siempre surge en la mezcla"...
claro, componer, ensayar, tocar, es al pedo...
Diego

Pedro dijo...

tal cual diego....es gracioso..porque yo esdcuche el disco antes de que lo toque Mario Caldato.y. te aseguro que solo le subio agudos y alguna otra cosa mas..pèro no lo toco casi nada...por lo cual..eso que dice del concepto..es cualquier cosa...
el concepto lo tenia BDT en el disco antes..
Y ahblando del disco..es muy bueno...pero creo que su FUERTE..es las canciones...
es un disco con muy buenas canciones..y mucha cantidad de buenas canciones...
NADA MAS....y NADA MENOS

la piedra en el zapato dijo...

Bueno, no se la agarren con los chicos de Banda de Turistas, al fin y al cabo son una buena banda, con una personalidad y una ruta, sino ya definida, por lo menos en busqueda... lo cierto es que los inflan a morir y despues se espera de ellos mas de lo que pueden dar... nada mas... ah, si, la rolling stone, el si y el no son una mierda, yo tambien me quieo sumar a esa...
lapiedrayelzapato.blogspot.com

guido dijo...

Chicos tengo la noticia del año!! se van a caer de culo: Broken social scene en argentina!! fíjense si no:

http://www.pastemagazine.com/articles/2008/07/broken-social-scene-to-tour.html

Y nunca pensámos que hibamos a poder ver esta banda!! los veo ahí!!

Dosto dijo...

Ojala un critico mainstream de rock en argentina se dedicara honestamente a decir si un disco es bueno, si deberiamos bajarlo, si vale la pena invertir unos pesos en él o cualquier otra cosa que entre en lo que Dario dice, no sin cierta sorna, "pronostico del tiempo". No lo veria mal, de hecho me parece valida entre tanto disco y banda innecesaria. Pero ni eso, sus reseñas son solo pateticos intentos por parecer mas rockeros que los mismos musicos que critican. Y no, lamento decirles que no son Lester Bangs (porque pretender parecerse a Marcus es como querer imitar a Maradona, es imposible, y entiendo que no lo intenten) Y el caso paradigmatico de estos tiempos es el de Ortelli. Es la ultima (in)evolucion del critico que se la da de pulenta y lo unico que logra es ser ridiculo y cabeza al mismo tiempo.

Helena dijo...

¿Pedro es Leonardo Aguirre que oculto su identidad porque el autobombo ya lo colo aca:

http://www.global-art.com/textos/nota/leer/banda-de-turistas-magico-corazon-radiofonico-estamos-felices-072008/