martes, 23 de febrero de 2010

Enrollando la cinta con una lapicera.

La Pitchfork publicó un artículo bastante largo e interesante acerca de el resurgimiento del cassette como medio para escuchar música. El tema en sí es bastante complejo, y hay varios lados por donde se puede tomar este revival, y todos seguramente sean bastante ciertos. Nostalgia, ironía, "porque sí", romanticisimo, elitismo, practicidad y el costo baratísimo que tiene fabricarlos, moda, reacción al mundo de las descargas online, etc, etc. Así que podríamos saltarnos los chistes onda "oh yo sólo escucho música en cilindros de cera porque suena mejor", ¿Ta? :P

Mi relación con el casetito fue muy larga, y la recuerdo con cariño.  La primera música que escuché fue en ese formato. Un cassette con el Otra navidad en las trincheras, del Cuarteto de Nos, que escuche miles y miles de veces, y me conocía totalmente de memoria, a los ocho años. Un poco más grande, otros cassettes que me grabó un amigo. Ríanse: Uno tenía de un lado, un compilado de Manowar. Del otro lado, el Bat Out of Hell de Meat Loaf, y sobraba un poco de espacio y habian unos temas de La Ley, cuando aparentemente eran una banda de rock alternativo genérica antes que esa cosa espantosamente glossy en la que se convirtieron hace unos años.


Manowar. Aguante.

A los 12 años tuve mi primer equipo de música, uno de esos huevitos tradicionales con CD y Casettero. En mi casa no se solía escuchar música, excepto la ocasional radio Armenia con los mismos 20 temas insoportables. Mi escucha de música se basó entonces en los pocos CDs que podía comprar, y en decenas de cassettes que grababa y re-grababa religiosamente. Era mi época alternativa / pseudo-metal: Pearl Jam, Ozzy Osbourne, Green Day, SoundGarden al principio, para en unos años tener decenas de compilados del programa de radio Dínamo, con Massive Attack, Daniel Johnston, Flaming Lips, Sonic Youth, Yo La Tengo etc. ¡Oh, las olas de nostalgia!
Durante muchos años, hasta los 18-19 años , mi único método de escuchar música en la calle era con mi viejo y destartalado Walkman AIWA. ¡Cómo amaba a esa cajita negra con botones! Le había comprado unos auriculares bastante buenos, con un cable larguísimo. Eran gigantes, y se me habían roto un par de veces, y les cambié en un momento el cable por uno enrulado, horrible, de teclado de PC. Me hacían quedar como un freak caminando por la calle con metros de cable colgando. En esos últimos años, ya con compuadora e Internet, mantenía un proceso que implicaba grabar mp3s a CD's, y luego pasar del CD a cassette. Así escuche mucha música en mi período "electrónico/IDM". Tenía un montón de cintas con discos de Squarepusher, Aphex Twin, Autechre, Plaid, Portishead, Björk, etc.

Recuerdo que por un error al apretar el botón de Play, estuve escuchando un disco de Autechre al doble de velocidad por como 15 minutos, sin darme cuenta.


Autechre. Aguante.


Fue en una fiesta en una casa, que me olvidé el Walkman un día. Al otro día lo fui a buscar, Pero estaba roto.  Ahí fue un poco el comienzo del fin de mi relación con el casette. Hubo luego dos episodios más: Cuando a los veinte años, le regalé a una novia mi equipo de música, ya que el suyo se había roto. Ahí perdí toda forma de escuchar cassettes en mi casa. Y unos años después, a otra novia (...yeah, i know) le lleve mi caja con mi colección de cassettes, ya que ella seguía escuchando bastante en ese formato. De vez en cuando poníamos cassettes que tenía viejos, de Breeders y REM. La caja se quedó en su casa. Ahí ya deje de tener cintas por siempre.

Comparado con el vinilo, o el CD, el cassette sonaba bastante mal, Pero no tan mal, ¿o sí? Recuerdo un amigo que me recomendaba comprarme un cassettero y usarlo para tirar pistas en vivo, que podía saturar un poco y sonar cool. Y todo el mundo sabe que tener un portastudio TASCAM a cinta de cromo es lo más cool del mundo.

Hace una semana hablaba con Pau, y me comentó algo interesante: Averiguó que en Argentina, fabricar un cassette, impreso, con la cajita, el arte, con la música, todo terminado, salía 3 pesos argentinos. Me dijo que consideraba hacer una tirada de alguno de sus discos en cassette.
Le comenté: "No esta mal la idea, pero no se, ¡Pero ya no tengo cómo escuchar cassettes!"

16 comentarios:

sebaxxxtian dijo...

bueno con distroiart estamos lanzando en estos dias el tape de una banda suiza, the rabbit theory. aca hay un par de sellos q estan sacando tapes, se estan usando para lanzamientos menores (demos, primeros materiales de bandas chicas, splits, o en nuestro caso, una edicion especial de un sello 3er mundista para una banda europea)

hay una movida muy fuerte de tapes en paises del este europeo o en malasia/indonesia, donde hay sellos exclusivamente dedicados al tape.

es un formato al q le tengo mucho cariño, yo vivi la epoca pre cd y la epoca en q los mp3blogs era mas que nada el parque rivadavia y el centenario, los domingos a la mañana. pegabas cds usados y t comprobas tapes copiados de nick drake, dead kenneyds, guided by voices y nebauten, y conocias bandas asi.

es barato de editar, como objeto es lindo y portatil. y los reproductores de tapes salen mas baratos q un ipod trucho.

A! dijo...

que ejercicio perdido el de calular la duración exacta d elos temas para q termine cortado por el espacio transparente de cinta q venía al final de cada lado (o inicio del otro).
estaba bueno completar los huecos con fragmentos de radios.

y escuchar casette te hacía querer a la música. hoy en día, con el mp3, todo es superficial y descartable. se escucha mucho de a montones y con poco interés por el detalle. una especie de obsenidad

ah...q viejo estoy



saludos


A

mvc dijo...

Bueno, en mi caso no es que sea mucho revival porque nunca dejé de tener casetero, grabé un disco usando varios caseteros como si fuesen mi banda, mi otra banda edito un cassette, sigo escuchando cassetes porque mi colecciòn de casetes aun tiene algunas joyas sobrevivientes:

-The Cure-Concert
-Sonic Youth-Dirty
-El Glitch de los chicos electricos en un casete grabado de grabado de grabado (suena pal orto pero esta bien que asi sea)
-El casete de Dios (en mi opinion mejor que el disco!)
-No more tears de Ozzy
-El de Sinead O Connor que tiene Nothing Compares 2 U (ta bueno ese disco!)
-El primero de los Charlatans.
-El primero de la Velvet y el WL/WH (este ultimo en casete suena glorioso!)
-Un compilado de Punk Rock que me hize a los 15 que es una joya:

Lado A
The Stooges-1969
New York Dolls-Babylon
The Ramones-I don´t wanna walk around with you
Sex Pistols-God save the queen
The Clash-London Calling
Buzzcocks-Fast cars
The Jam-In the city
Sham 69-Borstal Breakout

Lado B
UK Subs-Rockers
The Exploited-Psycho
Dead Kennedys-Let´s lynch the landlord pegada a Stealing people`s mail
Dead Boys-Sonic Reducer
Social Distortion-Born to lose
Misfits-Teenagers from Mars
Black Flag-TV Party

Y un largo etc

Bonus Track: Ayer pase por mi casa paterna y rescate el Incesticide de Nirvana, no lo rescate aun.

Emiliano dijo...

Ezequiel antes que nada felicitaciones por el diseño del blog, esta buenisimo.
Mira, entiendo que con el tema del mp3 en los últimos años se intentaron bastantes formas de producir algún tipo de objeto concreto que de la sensación de obra finalizada. Porque el mp3 como formato es bastante pobre en ese aspecto, un archivo .rar con 2 fotos de caratulas es deprimente como finalización de algo que hiciste. Hace unos años precisamente por esto hice un par de tiradas de cds artesanales de unas cosas que tenia grabadas (creo que te mande una de esas grabaciones) más que nada porque quería sentir que cerraba algo y el soporte físico del cd me daba eso, además de que permitía hacerle un diseño gráfico y un arte de tapa que diera la sensación de un concepto cerrado y de una buena presentación. Entiendo que por este lado se están rescatando formatos antiguos como el cassette. Bueno la cuestión es que si hoy hiciera algo así (no tengo mucho tiempo últimamente, pero si lo tuviera) haría algo tipo esto (es una compilación, pero estoy hablando del formato en si, ojo no corre en explorer): http://dave.antidis.com/bestof/2009, las ventajas que tiene son:
. Podes hacer una secuencia de temas como un álbum, con un arte propio para cada uno y es una buena presentación.
. Se puede empezar a escuchar sin necesidad de bajar un archivo (que es bastante frustante desde la perspectiva del escucha).
. Tenes un URI definitivo para la obra que es una identificación propia y univoca de la misma (Ej: http://www.nombre_de_sello/nombre_de_banda/nombre_de_disco.html#nombre_de_tema )
La unica desventaja es que HTML 5 todavía no es un standard cerrado y que ainda no corre en explorer.

Personalmente estoy absolutamente convencido de que los discos van a ser presentados así en el futuro. Espero que te sirva, un saludo.

Emiliano dijo...

Me corrijo, obvio que la gente va a seguir bajandose archivos pero a lo que voy es a que para presentación de una obra (o por lo menos para tener la sensación de esto, de algo finalizado, conceptualmente ordenado y bien presentado) algo así es el futuro de los discos.

gustavo dijo...

yo hace bocha que no escucho k7s, para colmo vivo en una zona muy humeda y todo lo que tengo tirado por ahi sufre las inclemencias del tiempo: es ponerlos y a los 5 minutos el cabezal del equipo esta empastado que da calambre por toda la podredumbre acumulada en las cintas. no me produce mucha nostalgia el formato mas alla de que como tantos otros, comence mi acercamiento en serio a la musica copiandome y comprando casetitos. mas bien me vienen a la cabeza pesadillas tipicas de usuario como la del "serruchito", que es lo que sucedia cuando la cinta era morfada por un cabezal generalmernte mal alineado, lo que convertia a ese segmento del tape en una especie de zona montañosa inescuchable, o que directamente se te cortara la cinta (9 de cada 10 veces esto ocurria en stereos de autos que funcionaban engullendo el k7 a la manera de los vhs). o el miedo supremo a la implacable magnetizacion, esto otra vez lo causaba un cabezal en mal estado que le agregaba a las cintas toda clase de ruiditos malsanos que convertian la audicion en un suplicio. los soplidos y bufidos asesinos producidos por casets de marcas porongas que ni el dolby mas polenta condseguia disimular... en fin, mas alla de todos los buenos momentos vividos en mi infancia y adolescencia con tan simpatico formato, por mi que los pasen a retiro para siempre.

igual para estos bluffers profesionales todo vuelve en algun momento siempre y cuando se lo puedan empaquetar como espejitos de colores al respetable: hace años que se vienen rasgando las vestiduras con el regreso del vinilo (hay mil notas al respecto, todas exageradisimas y bastante ridiculas en cuanto a parametros reales) ahora pasa lo mismo con el cassette y quizas dentro de poco tambien pronostiquen la vuelta del magazine o 8-track tape (para quienes nunca reprodujeron uno: tenian cuatro lados, eran un engorro supremo y sonaban para la mierda). es mas bien una paparruchada, quizas romantica y bienintencionada pero paparruchada al fin. que alguna porcion mas bien minuscula de gente le siga guardando fidelidad al formato que sea, o que otros tantos escasos conversos se sumen de manera entusiasta al fenomeno no equivale a anunciar con bombos y platillos la vuelta de nada. mas bien todo eso siempre suena a una serie continua de bluffs cercanos a la industria que se utilizan como estrategias para ir tanteando el mercado. lo de los labels de k7s es cierto y ocurre desde siempre (en american tapes creo que sacaban unas primorosas ediciones artesanales, siempre en formatos ultra limitados), asi como otros sellos editan lathe cuts, flexis o hasta discos de pasta en 78. y esta buenisimo que estas tradiciones medio arcaicas se mantengan y se promueva una convivencia de la mayor cantidad de soportes posible, ahora de ahi a descontextualizar y armar una fenomenologia impostada con movidas que siguen teniendo alcances MUUUUUUUUY reducidos hay un largo trecho.

Ezequiel dijo...

Interesante.
Poniendo opiniones opuestas como la de sebax y la de gustavo, yo me pondría más bien en el medio. Para mi hay un poco de todo, hay un bluffing comercial medio ridículo, pero hay cierto nivel de practicidad, y cierta necesidad digamos "kármica" de volver un poco al objeto siempre, tanto sea cd, vinilo o cassette.
Emiliano: Es interesante ese formato y lo que proponés. A mi me gusta igual un poco el concepto de el .rar con las carpetitas, especialmente si podes enchularlo un poco. Tengo amigos que agregan otras cosas a sus discos, como por ejemplo imágenes para cada canción, las letras en un pdf (mil veces más elegante que un txt), o incluso me bajé una vez un ep que los creditos venían en un pequeño video. Se puede jugar bastante con ese formato todavía y hay cosas por inventar.

(Recuerdo una época donde pensaba armar un concepto de un EP Virtual que cambiara constantemente. Algo así: Es una página web con 4 temas para bajar, y de a poco los temas son reemplazados por remixes, versiones, re-interpretaciones de los temas, constantemente - todas las semanas ponele. Las versiones viejas serían borradas constantemente. Me parecía una idea interesante y además es algo que solo se podría hacer por Internet, aunque obviamente tiene su carga onanista)

Los Of Montreal también apostaban a entregar los discos con packaging especial, regalar pegotines, y otras cosas junto con sus releases. Eso siempre me pareció bárbaro y lo apoyo.

AMB dijo...

yo me enamore de aztec camera y de suzanne vega escuchandolos en cassetes.
este verano lo que mas escuche fue un k7 de best of the art of noise.


la ventaja que sigue teniendo el casete es la posibilidad de grabar los temas que pasan en la radio. hay que darse cuenta a los 3 - 5 segundos de que comienza el tema si vale la pena apretar rec asi tenes el tema casi completo.

salvador dijo...

Yo tenía parvas de cassettes antes del CD y los amaba. También fue así cómo conocí muchas cosas. Pensaba que siempre los escucharía pero desde que llegó el mp3 los mandé al olvido sin contemplaciones. Actualmente están en una gran caja de cartón sellada con cinta adhesiva en la casa de mi vieja.
Lo que sí me produce un poco de nostalgia son aquellas grabaciones directo de la radio, que menciona AMB. Eran artefactos bizarros, con todas las canciones pisadas, cortadas y con defectos de sonido, y en el orden que pintara según el azar que nos deparara la radio. Sin embargo tenían una calidez difícil de superar, o al menos así lo sentía yo. Recuerdo de memoria el orden de uno en particular que fue el mayor éxito en mi cassettera y las de mis amigos. Refleja el caos de los que eran nuestros gustos musicales por esa época:

LADO A
Anarchy in the UK (Sex Pistols)
Vamos a rezar (Los Guarros)
Tango traidor (Todos Tus Muertos)
Fucky Fucky (Defensa y Justicia)
Noche de Paz (Sumo)
A Day in The Life (The Beatles)
New York (Nina Hagen)
House (Psychedelic Furs)

LADO B
I Wanna Be Sedated (Ramones)
The Great Rock’n'Roll Swindle (Sex Pistols)
Bankrobber (The Clash)
Russian Reggae (Nina Hagen)
Future Is Now (Nina Hagen)
Made Of Stone (Stone Roses)
Smoke Rings (Laurie Anderson)
April Skies (Jesus & Mary Chain)
Una cuyo nombre no recuerdo o nunca supe (Mighty Lemon Drops)

sebaxxxtian dijo...

hay una variable a tener en cuenta: los costos. no dudo ni por un instante que la humedad en indonesia y malasia es infinitamente superior a la del territorio de argentina. aun asi, hay un interes en poseer el sorpote fisico de la musica. en la comunidad punk, todavia sigue siendo importante eso y como son paises pobres, el medio mas barato de publicar discos es el tape. aca pasa lo mismo: a mi editar 50 copias del tape q voy a sacar con arte y todo me puede estar saliendo casi 3 / 4 pesos por copia. eidtaria en cd pro si la bnada fuera mas conocida y tuviera la certeza de liquidar al toque al menos el 50% del stock.

como puse antes, me gusta el cdr para demos, tour cds o cosas asi.

salvador dijo...

Otro uso del cassette que no todos recuerdan es que, en una época, antes de que el CD terminara de imponerse, la música menos comercial sólo se conseguía en vinilos importados (que eran carísimos debido a las dificultades del transporte). Por eso muchas disquerías hacían diferencia trayendo unos pocos vinilos y cobrándote después para hacerte copias en cassette.
En la mítica disquería del Perro, en Córdoba, una vez pasó algo similar a lo que cuenta Ezequiel con Autechre. Habían traído un maxisingle de Swans, de la primera época, toda música instrumental, muy ruidosa y oscura. Parece que se corrió la bola y en un día hicieron varias copias. Al final del día se dieron cuenta que el vinilo era de 45 RPM y todas las copias se habían hecho a 33. Nunca ninguno de los clientes fue a quejarse; parece que se acostumbraron a escucharlo así.

Emiliano dijo...

Sebas, el punto es si no habría que replantear que significa editar un disco. Entiendo el atractivo del objeto físico y su uso como merch en un recital o como objeto para coleccionistas. Y muy probablemente por un tiempo sigan co-existiendo algunos de los formatos antiguos con releases en digital. Pero lo cierto es que el formato digital gano (y se cargo a toda la industria discográfica en el proceso). Seamos francos cuantos de los que estamos escribiendo se compraron un cd en los últimos 10 años? 2 anécdotas:
En navidad le tenia que comprar un regalo a las hijas de mis primas y me dijeron que querían el CD de Shakira una y el de Cristina Vanegas la otra (tienen 6 y 7 años) y que los comprara en Musimundo porque así cualquier cosa los podían cambiar en el Musimundo de San Martín que es de donde son ellas. Bueno cuestión que fui al Musimundo del Abasto y oh sorpresa la sección de disco que antes era todo el local ahora son 5 bateas y el disco de la Vanegas no estaba, entonces digo bueno voy al Musimundo del alto palermo que es más grande, bueno, el de alto palermo no es que le achicaron la sección sino que sencillamente no existe más.
Estuve mirando tele el otro día y me di cuenta que había bandas locales de sellos chicos que estaban usando los videos no como promoción del disco sino como promoción de los shows. O sea en vez de ponerte en el copete abajo del video de que disco era te ponían el proximo show de la banda.
En definitiva, el cd esta en sus ultimos días, si pueden continuar existiendo los soportes físicos va a ser más como pieza de colección que como medio de distribución. Por otro lado y este es el tema es que independientemente de que ha dejado de ser un negocio, la gente sigue produciendo música en colecciones de piezas conceptualmente ordenadas tipo discos. La pregunta es como presentar esto (que se puede llamar obra o disco o me gusta mas la traducción del ingles record: registro) de una manera decente y que le haga justicia y que sea eso: un registro de una determinada producción de un determinado individuo o colectivo en un determinado momento. (Sabiendo que independientemente de como lo presentes igual va a terminar siendo consumido como archivos en un mp3). Pensando en esto es donde me parece que el ejemplo que di tiene más futuro (Sobre todo porque podes darle una URI). Y si es por costos, es todavía mucho más barato que hacer cassettes.
Igual por supuesto esta la pregunta de todo bien, pero si los discos se empiezan a editar así como se gana plata con eso, pero esa es otra pregunta completamente distinta.

sebaxxxtian dijo...

emiliano, de los 50 tapes q saco ya tengo seguros casi la mitad de la venta (solo en europa). seguro sale algun intercambio con sellos de tape en malasia y ya me estan pidiendo en chile.

si lo hubiera sacado en cdr, no hubiera tenido esa respuetsa (eso no quita q hagamos algunos cdr para mover la banda aca).

repito, no es ningun diatriba contra el cd. me gustan que algunas cosas tengan edicion en tape, otras en cdr, otras en cd y otras en vinilo. y por mas que siga bajando mp3 y eso, no me cabe el formato digital exclusivamente para "editar" cosas, a pesar de la tarea de zann's music, que hoy por hoy "edita" lo mejor q se esta haciendo en este pais.

igual lo mas importante de todo el post es el pasado de trve metalhead de quese y su tape de... MANOWAR!!!!

Amadeo dijo...

Querido Ezequiel: Como forma de nostalgia esta bien recordar el cassette, pero pensar que sonaban bien es un poco ilusorio. Yo tenía muchisimos tambien pero cuando llegó el CD me pareció genial y deje de usarlos. Cuando era niño escuché mis primeros discos en un reproductor de discos de pasta (El lago de los cisnes en 6 (seis!) discos frágiles, por ejemplo), pero con el tiempo he decidido que ese es uno mis recuerdos horrorosos de la infancia y jamás recordaria publicamente esos dias aciagos.
En fin, la nostalgia me parece simpática pero no muy útil. Por lo demas los felicito por el nuevo diseño del blog! Un abrazo, Ricardo Gandolfo

fernando dijo...

"Otro uso del cassette que no todos recuerdan es que, en una época, antes de que el CD terminara de imponerse, la música menos comercial sólo se conseguía en vinilos importados (que eran carísimos debido a las dificultades del transporte). Por eso muchas disquerías hacían diferencia trayendo unos pocos vinilos y cobrándote después para hacerte copias en cassette."

Salvador, hoy hacen lo mismo con los cds y cdrs; el tongo sigue vivo y es lo ultimo que se pierde.

Amadeo dijo...

Yo recuerdo que mis primeros encuentros con el cassette fueron cuando me regalaron (habré tenido 8 o 9 años) un chanchito gris que solo reproducía cassettes y la radio.

mi viejo tenía miles de cassettes y yo le robaba algunos para escuchar antes de dormir. les hacía tapas y todo, con las revistas que tenía a mano. de esa época recuerdo el "cloud 9" de harrison, el "stop making sense" de los talking heads, el "flesh + blood" de roxy music (cuya versión de "in the midnight hour" para mi se volvió definitiva) y algún otro. mis noches de muchos años se definieron por esos discos.

luego compré un walkman y me llevé una tracalada de discos a mi gira de séptimo. y luego en el equipo de audio de mi auto gol country, antes que lo robaran, escuchaba pixies y grabaciones caseras de pavement.