jueves, 18 de febrero de 2010

La Muerte del Sueño Indie Sudamericano

¿Ya saben del Primavera Sound, no? El Primavera Sound es un festival que se hace en barcelona, en mayo. Dura unos tres días. La cartelera siempre es muy jugosa y tiene un montón de artistas interesantes. Pero nunca la vi tan brutalmente interesante. La lista completa esta aquí. De esta lista, estas son las bandas que me interesarían a ir, en mayor o menor medida:

- Atlas Sound
- Beak>
- Broken Social Scene
- Built To Spill
- Cold Cave
- Dr. Dog
- Lee "Scratch" Perry
- Liquid Liquid
- Low performing "The Great Destroyer"
- Panda Bear
- Pavement
- Pet Shop Boys
- Pixies
- Spoon
- The Antlers
- The Books
- The Clean
- The Fall
- The Field
- The New Pornographers
- The Wave Pictures
- The XX
- Wild Beasts
- Wire



23 bandas de un plantel de más de 100. De estas 24, hay muchas que son de mis favoritas de toda la vida (¡Broken Social Scene! ¡The Fall! ¡Wire! ¡Pavement! ¡Pixies!). Otras son de las nuevas que me gustaría mucho ver (Cold Cave, The Antlers, Wild Beasts). Otras son bandas que me gustan, o al menos consideraría cruzar a Buenos Aires a verlas. Sin contar todas las otras bandas que no listé, de las cuales hay un montón que vería para ver que onda.

Ok, la primera sensación del festival es algo como "OK TENGO QUE IR A ESTO YA". Pero luego de ese pequeño burst de fanatismo nerd, se viene una catarata de preguntas retóricas insoportable. Empecemos: ¿No es onda demasiado? Hay una la sensación de que esto esta total y absolutamente diseñado para gente como yo.  ¿Se podrán disfrutar los shows? ¿Como será el sonido? ¿No es mucho más saludable ver simplemente un show de los New Pornographers en un teatro y listo? ¿Que onda con ver en el mismo día a tus 4 bandas favoritas? Me imagino tomando una birra caliente y de lejos viendo al gordito de black francis y yo pensando "ah. mirá. los pixies". ¿No es todo muy poco romántico?



Conozco a un puñado de personas que van a ir al Primavera Sound. Ponele que no es lo mismo para un europeo que para un sudaca que tiene que desenbolsar más de 1000 dólares para cruzar el atlántico. Alguna gente igual lo justifica: "Loco, vas a ver a todas las bandas que te gustan de una!!¡¡Vale la pena!!". Sí, supongo que sí. Estuve hablando sobre esto con mi amigo Tomás, que vive en Berlín, y ya fue a decenas de festivales. Me dió una buen pantallazo personal de como funcionan. Me dijo que vio a Motörhead sonando bajito. Yo La Tengo, sonando bajito. A Mark E. Smith gritando "bueno, vayanse a ver a los fucking pixies", e irse del escenario a los 20 minutos del show. Me comentó que los shows de las bandas grandes son en su mayoría mediocres, comparados con shows de bandas jovenes que obvi amente aprovechan la oportunidad y "van a romper todo". "Vi shows de !!!, Pissed Jeans y otras bandas que les rompieron el culo a los shows de The Fall y Pixies. Las bandas grandes van a currar, tocan y se van a la mierda". Me dijo que no te permiten entrar alimentos ni bebida, y adentro te garchan soberanamente con los precios.
Obviamente, la opinión de mi amigo es subjetia y personal. Pero me hace pensar y reflexionar sobre todo esto. ¿Son realmente tan así? Suena a un carnaval, un negocio, con miles de indie bois sudados gastando montañas de plata en bebida y en hoteles para ver a sus banditas en una situación menos que ideal. Me imagino la situación de las bandas. ¡Es como si fuera un circo! Esta nota de Matthew Perpetua es una caricaturización de cómo podrían ser esas situaciones para las bandas, y del zeitgeist de los festivales hoy en día. Me acuerdo del documental de Anvil, donde Lips esta corriendo en los festivales como un niño buscando a saludar a los otros compañeros viejos del metal, y la mayoría ni lo recuerdan a él.

Los que leyeron mi post sobre el show de Radiohead saben que no soy muy adepto a los festivales ni las multitudes. Seguramente mucha gente esta más "hecha" para esos festivales y la va a pasar muy bien. No creo que sea mi aso. Tal vez me equivoque y sea todo una montaña de prejuicios (..¿a causa de que me sale muy caro ir al festival?). Pero a veces es mejor saber que uno puede ir a ver un buen show de bandas locales, barato, cómodo, tomar unas cervezas frías, a precio razonable, y luego volver a su casa, y eso podría ser mejor que ver a tu supuesta banda favorita sonando pal orto y sin muchas ganas de tocar, mal dormido y apretujeado por miles de personas.

12 comentarios:

Gemma dijo...

100% de acuerdo. Yo hace mucho tiempo que dejé de ir a los festivales esperando disfrutar de la música, es más, una vez en el Sonar (la peor acústica ever) me negué a ver a una de mis bandas favoritas y que nunca había visto en directo por esta razón. Igualmente siempre te llevas algunas sorpresas positivas e inesperadas, descubres a bandas por las que de otra forma nunca te hubieras interesado, o puedes ver de un concierto con veinte personas más porque por más indies que sean, todos se fueron a ver el grupo con el nombre más conocido del festival.
Además hay reencuentros con amigos a los que sólo ves en el festival, se crean excels de horarios colaborativos que no sirven de nada y sobretodo puedes descubrir que la chica alemana superseria que trabaja contigo es capaz de subir al escenario mientras actua una banda llamada "holy fuck" para gritarles a miles de personas cuanto les quiere a todos.

GermanF dijo...

Low performing "The Great Destroyer" -- muy bueno! y como para que no haya muchas sorpresas.

Hernan dijo...

amadeo escribió una vez algo parecido, pero de su experiencia real en el personal fest, creo, no sé si era en este o el otro blog

DaDaDasein dijo...

Me gustaría ver a Camarón de la Isla interpretando "La Leyenda del Tiempo", un disco de los años '70 que recomiendo escuchar.
Es en homenaje a ese disco que Los Planetas llamaron "La Leyenda del Espacio" a su último disco.
Por lo demás, coincido, yo tb prefiero shows íntimos a esos megafestivales.
¿El amigo berlinés es Tomás Nochteff?

Amadeo dijo...

Kiko Amat también lo dijo con más acidez y mala leche de la que yo jamás podría aunar: http://laescuelamoderna.blogspot.com/2009/12/y-mammon-infecto-al-concierto-pop.html

abajo los festivales! yo iría por the fall, igual #contradicción.

salvador dijo...

Yo iría por Seefeel y The Big Pink. Y no dejaría pasar la oportunidad de ver, aunque sea de lejos a Gary Numan.
Ser mayor tiene sus ventajas: cuando tenía la iniciativa necesaria para viajar al exterior a ver festivales, estábamos en el 1 a 1. Igual, la experiencia es más o menos como la describen arriba.

r dijo...

abso-fuckin'-lutely

más indie.com que nunca

jav dijo...

No te olvides del detalle de que la mayoría de esos toques van a ser a plena luz del día.

Los festivales son un buen plan B, nada más que eso.

sebaxxxtian dijo...

* Bis »
* Cold Cave »
* Diplo »
* Gary Numan »
* Japandroids »
* Jeffrey Lewis & The Junkyard
* Lee "Scratch" Perry »
* Les Savy Fav »
* Liquid Liquid »
* Low performing "The Great Destroyer" »
* Mission Of Burma »
* No Age »
* Pavement »
* Pet Shop Boys »
* Pixies »
* Polvo »
* Seefeel »
* Shellac »
* Standstill »
* Sunny Day Real Estate »
* Superchunk »
* The Books »
* The Charlatans performing "Some Friendly" »
* The Fall »
* The Slits »
* Ui »
* Wire »

mi listita

mvc dijo...

Los festivales son una mierda. Pero cuasualmente a este voy a ir (voy a estar ahi en esa fecha y me consiguen entradas baratas). Pero es verdad, es mas el evento, estar en el evento, que las bandas. Las bandas son un relleno de ese evento. Evento de marketing indie por exelencia, ahora que nadie compra discos, los festivales son una posibilidad para la $alvaciòn del negocio de la musica. Pero sin duda cambiaria mi entrada al Primavera Sound por ver a The Fall en Manchester.

tino dijo...

bueno, yo no tengo mucha experiencia en otros festivales, pero al primavera sound fui dos veces y las dos valieron la pena. en general los escenarios suenan muy bien, y el predio está aprovechado como para que no se superpongan los audios. además, uno de los escenarios está adentro de un auditorio increible, espacioso y oscuro, que dio grandes momentos (un par que recuerdo: Antony, Vic Chesnutt, Jojo Richman).

sí ví a bandas de "renombre" haciendo cualquiera y sonando mal: White Stripes y Buzzcocks, por ejemplo, o Herman Dune. igual ninguna de esas bandas me gusta especialmente (HD nada de nada).

vi cosas descomunales, como Arcade Fire presentando Funeral, o Wilco haciendo conciertos GRANDES, y cosas tristes, como Patti Smith cantando covers de Jimi Hendrix (era como cuando en el capítulo de los simpsons aparece el perro de Hendrix. BTW, ese era el capítulo de lollapalooza, no?). una de las partes positivas es lo que ligás de rebote, en mi caso, por ejemplo, a Patton con el ladrón de Fennesz, o Dirty Three...

lo de las bandas tocando sus grandes discos es muy raro. tuve mucha suerte con dos: Sonic Youth haciendo Daydream Nation y SLint, que tocaban el gloioso Spiderland. ahora que Low harán The Great Destroyer me pregunto si estarán esas dos chicas que cuando los vi en el festival (a estos sí sonando bajito) me molestaban con su conversación estridente...

en parte por eso (público desinteresado) dejé de ir, o de plantearme ir, pero creo que hacerlo alguna vez es un golazo. en el de 2005, relativamente recién llegado a europa, me pareció que era el paraíso, pero ya en 2007 me volví pensando que estaba demasiado viejo para ese tipo de circo y no fui más.

y no, lo de la comida y la bebida no es para tanto. de hecho, la cadena de pizzerías más popular (digamos, barata) de españa pone stands a los precios habituales y hay promotoras que regalan aguas saborizadas tipo levité y esas cosas... pero eso es en PS, no sé si, por ejemplo, benicassim, más masivo y caro, no será abusivo en ese sentido.

salud!

FdL dijo...

A mi me parece que esto de las festivalizaciones es un poco el resultado de la hipercomercialización de la música. O sea, es coherente con otras movidas en la misma línea.

Como bien decís, por cuestiones de cartel, de lugar y de circunstancias, la cosa se diluye. Y lo que sale perdiendo es justamente la música. Eso con lo que cada uno entabla una relación íntima y personal. El tener todo ahí apretado, revuelto, sudoroso, apurado...eso opera en desmedro de lo que importa realmente.

Para algunos de los músicos es como ir a la oficina. Van, hacen lo suyo de forma más o menos estándar y se van. No hay peor forma de ver morir a tus ídolos que verlos convertidos en eso.

Es una de las razones por las que en general no me gustan tanto los recitales. Pero definitivamente no me gustan los festivales masivos como esos; la experiencia física se come a la música.

Siempre hay lugar para momentos mágicos, claro. Pero cuanto menos haya entre la música y vos, material y emocionalmente, hay más posibilidad de experimentarla.