martes, 3 de julio de 2012

Whitey 101.



Whitey es, probablemente, el músico con más mala suerte en la historia del mundo. Y uno de mis favoritos también. Probablemente el cantautor más menospreciado de la última década.

Su derrotero profesional se inició en el 2004 con un disco debut que, como todo buen disco debut de los tiempos post-internet, fue hypeado bastante y reconocido por su calidad. Rápidamente se buscaron contactos entre sus contemporáneos y se lo bautizó “el James Murphy inglés”, una calificación apresurada pero en su momento aparentemente justa, ya que su primer disco (The Light At The End Of The Tunnel Is A Train, nombre hermoso, mala onda y depresivo) tenía bastante sintetizador y tecladito, un par de cencerros, un estilo de cantar medio susurrado y desganado como el querido gordo Murphy.

Pero su contenido lírico y su evolución no podrían haber estado más alejados del newyorkino. Si Murphy evolucionó de una posición de cinismo y referencias irónicas a una sentida celebración de la amistad y el amor y la nostalgia mientras mantenía su repetitiva y zumbona base electrónica (con ciertos agregados épicos y sentimentaloides); Whitey comenzó haciéndose el canchero con sus bases electrónicas zumbonas para ir descendiendo en una gran celebración de la misantropía apoyada en instrumentación clásica, en cuerdas melancólicas y baterías muy humanas y con inspiración en el jazz más cool. Sin que esto, que quede claro, lo vuelva un aburrido sofisticado con falsa Fedora. Las canciones de Whitey siguen teniendo elementos electrónicos y siguen siendo profundamente divertidas, narrativas (a falta de una mejor palabra) y por momentos eufóricas. Pero tratan, generalmente, sobre soledad, alienamiento, resentimiento contra aquellos más exitosos que vos, relaciones que terminan muy mal, la estupidez de las masas, la general carencia de decencia de la raza humana y la falta de suerte de nuestro artista.

Porque Whitey, luego de ese “exitoso” debut, se vio lanzado a la mayor de las obscuridades por la misma industria. Su segundo disco, el maravilloso Great Shakes (2007), se filtró unos meses antes de su lanzamiento oficial y como consecuencia de ello fue cancelado por la discográfica. Después de eso Whitey languideció en el infierno de los músicos durante unos cuantos años más, grabando como maniático pero sin la posibilidad de lanzar nada. Mientras, a su alrededor, MySpace nacía y moría, Pitchfork consagraba como mega-estrellas a Arcade Fire y Animal Collective y, en general, se ponía en tela de juicio las avenidas por las cuales ganar reconocimiento en la industria musical y el rol del músico dentro de las discográficas.

Finalmente, en el 2010 (y luego de tirar a la basura otro disco llamado Stay on the Outside) logró sacar lo que, oficialmente, es la continuación de The Light At The End Of The Tunnel is A Train: Canned Laughter, auto-editado, fue un disco mucho más tranquilo, casi cansado, resignado. Iba a sacar un Canned Laughter Vol.2 pero se vio cancelado por “falta de fondos, prensa, comida y dinero para el alquiler”. Imaginen ser un músico cuyo único disco “oficial” data del 2004, ya pasaron 8 años y todavía no logró construir una carrera que sea notada (más allá de un par de enfermos fanáticos) por culpa de la espinosa relación discográficas – internet. Totalmente harto de esta maldición, finalmente Whitey se abrió un Bandcamp hace un par de meses y subió rápidamente una versión prolongada y con rarezas de Great Shakes (publicado como Great Shakes Vol.2 al lado de la filtración original, que también se encuentra disponible) y su nuevo disco, llamado Lost Summer.

Ahora uno entra al Bandcamp y encuentra a un artista con 5 discos subterráneos y geniales a sus pies. En conmemoración de ello, y del cariño que le tengo, he decidido armar un compiladito con lo que yo considero sus grandes éxitos. Si les gusta, les recomendaría ir a su Bandcamp y tirarle unos mangos por el disco que más les quepa. Se lo merece.


01 – Lost Summer (Lost Summer, 2012).
02 – Sweet Words For The Sour (Great Shakes, 2007).
03 – A Walk In The Dark (The Light At The End of the Tunnel Is a Train, 2004).
04 – Black Cat (Great Shakes Vol.2, 2012).
05 – Never Enough (Great Shakes, 2007).
06 – Twisted Sheets (Canned Laughter, 2010).
07 – Do The Nothing (Great Shakes Vol.2, 2012).
08 – Can’t Go Out, Can’t Stay In (The Light At The End of the Tunnel Is a Train, 2004).
09 – Time's Up (Canned Laughter, 2010).
10 – Cigarette (Great Shakes, 2007).
11 – And When Your Sun Goes Down You’ll Know (Canned Laughter, 2010).
12 – The Gutter (Great Shakes Vol.2, 2012).
13 – Wrap It Up (Great Shakes, 2007).
14 – Saturday Night Ate Our Lives (Lost Summer, 2012).
15 – See You Next Time (Lost Summer, 2012).
16 – The Light At The End of the Tunnel Is a Train (The Light At The End of The Tunnel Is a Train, 2004). 

4 comentarios:

Unknown dijo...

como en tiempos pasados.. escuchare lo que recomiendas viejo amigo

Victoria dijo...

buen disco!! gracias

Amadeo dijo...

de nada, más personas deberían escucharlo.

ricardo g. dijo...

Amadeo Gandolfo hablando bien de un cantante inglés? Que mierda pasa en este mundo?