jueves, 8 de marzo de 2007

Sin haber revisado realmente el programa del Festival de Mar del Plata (no es muy interesante revisar el programa de un festival al que no vas a ir) y sin importarme que más haya, estoy convencido de que la mejor razón para ir tiene que ser Princess de Anders Morgenthaler.



La historia es la de un ex-cura que sale junto con su sobrina a vengar la muerte de su hermana actriz porno. La película es aparentemente una dura crítica a la industria pornográfica. “Para disfrutar de una película pornográfica uno debe ser idiota, o al menos abstraer el hecho de que esa gente en la pantalla son personas reales” dice Morgenthaler. A Amadeo le parece medio pelotudo por criticar a la pornografía, a Quese y a mi no. Ya volveremos a hablar del tema.

Junto con esta película también se va a ver su corto Araki - The Killing of a Japanese Photographer, que comparte temática con Princess pero está dedicado al fotógrafo japonés Nobuyoshi Araki. Esperemos que algo de esto llegue al BAFICI que en los últimos años viene bien en materia de animación (aunque todavía espero retrospectiva de los hermanos Quay).

Ah, y si el apellido de este muchacho les suena conocido debe ser porque lo conocen como la mitad de esto.

10 comentarios:

Juan Pablo dijo...

ese morgenthaler es?? no me lo imaginaba criticando la pornografía

Quese dijo...

eso es lo interesante. ojo, que me parece que en si que lo que le molesta a Morgenthaler no es la pornografía en si, sino la INDUSTRÍA Pornográfica. Big difference.

hernan dijo...

Las actrices porno son seres extrañísimos (o le parecerá a uno que es un ingenuo provinciano). Siepmre pienso que deben estar medio locas.
En cambio los actores porno simplemente me parecen tipos medio imbéciles como los que uno conoce, como los productores y demás.

Pero si hay una gran diferencia entre pornografía y industria pornográfica, ¿quién no se fotografió el pito alguna vez?

amb dijo...

bueno, si. el porno ahora paso a ser algo medio bizarro y grotesco en comparacion con principios de los 70s donde habia muchos artistas dedicandose a eso.

Amadeo dijo...

Mi reparo viene, basicamente, de que es un tanto hipocrita hablar mal de la pornografia cuando todos nosotros la utilizamos en mayor o menor medida. Yo me siento raro hablando mal de la pornografia cuando la bajo.

Pero, por otro lado, si hay un especie de "desliz" de lo que es visible y de lo que se filma en la pornografia hacia territorios cada vez mas extremos. Yo a veces me pregunto si no tiene que ver con el hecho de que es TAN facil conseguirla que ya su aura de ilegalidad y misterio ha desaparecido completamente. En alguna epoca ver una teta o un misionero era suficiente para sentirse sucio. Ahora tenemos que ver chicas que cogen con pulpos.

hernan dijo...

O que les hacen sexo oral a castores. (lo más extraño que vi en mi vida - la pagina se llamaba algo asi como discoverysex - ya no la encuentro - en algun lado tenia un "hpg" que en una época simpre lo ponia en el google para que me llevara a las mejores paginas del brasil)
-clo: averiguá a alguno de tus nuevos amigos sexópatas que significa-

Quese dijo...

Todo el tema de la insensibilidad causada por la sobredosis de información es todo un tema enorme, aunque no creo que sea el gran defecto o problema con la industria del porno. Ya lo nombramos mil veces por el lado de la música, pero con cualquier otra cosa pasa lo mismo: Agarras un libro sobre criminología y empezas a ver foto y foto y foto y foto de gente destripada, con la cabeza hecha puré y desmembrada y de a poco empiezan a perder el sentido. Y pierden su concepto y su valor. Siempre ocurre. Lo mismo cuando (de forma mucho más inocente) busca una tipografia y ve el mismo texto con diferentes fuentes una y otra vez. A cualquiera que trabaja con gráfica le pasa. La palabra deja de significar lo que es, y se convierte en una extraña combinación de símbolos.
Estoy de acuerdo con que es sumamente hipócrita criticar algo que uno consume, al igual que putear al capitalismo y comer en mc donalds y calzarse unos nikes pero me parece que en el cazo de la I.P es quizas mas complejo, no es 'ir y comprarse algo', es bajarse algo, seguramente por medio ilegal.
Conozco (por suerte) por bastante lejos todo lo que rodea el hacer una pelicula porno, pero desde el video a la filmación uno se va acercando en una espiral donde todo se pone mas y más jodido. Supongo que habrá pornostars que viviran bien y estaran satisfechas con su laburo, pero me parece que el 90% son simplemente gente desesperada por algo de dinero y ofreciendose, y entrando en un circulo bastante toxico donde no creo que sea fácil salir.

Dario dijo...

No me preocupa mucho lo que se da en la industria, o las razones por las que la gente se dedica a eso (aunque todos alguna vez vimos una escena y pensamos "esa mina tiene que dejar el crack"), lo que hablaba con Amadeo la otra vez era referente a la violencia hacia las mujeres en las películas y como el fetiche de la humillación, la violencia y la misoginia se volvieron cada vez más mainstream hasta el punto de que prácticamente no se produce pornografía sin ello.

Lo que me preguntaba es que dice de nosotros como sociedad que se produzca cada vez más misoginia envasada para consumo sexual. Que en un momento en el que supuestamente las mujeres están en todo al mismo nivel que los hombres necesitemos eso. La pornografia funciona como el subconciente de la sociedad moderna y a ese nivel es total y completamente despreciable.

Lo otro que tenemos que preguntarnos es si la pornografia refleja imagenes y deseos que ya estan en la sociedad o genera esas imagenes, si funciona como una fuerza homogeneizadora que perpetua esas imagenes a nivel subconciente en la sociedad, por debajo de la superficie palpable, en un lugar donde la misoginia es mas fuerte que nunca y nada cambio jamas.

Amadeo dijo...

Yo repito que vos andas leyendo mucho a Ballard, Dario... ;)

Razzmatazz dijo...

che, ya dieron hace varios años una retro de los quay, bueno ahora ya quedó atrasada, pero la hubo :)