sábado, 17 de marzo de 2007

Interesante (y larguísima) nota sobre la histeria del momento entre las madres de clase media-alta en USA: el sexo oral entre los adolescentes y las rainbow parties. Por lo visto este nuevo pánico moral se lo debemos a Oprah y a un libro (dicen que muy malo) de un tal Paul Ruditis. Este tipo de reacciones exageradas por parte de padres aterrorizados y apoyadas por los medios con bastante comunes pero esta parece ser especialmente ridícula. En todo caso, la perspectiva de ser un quinceañero norteamericano que vive en los suburbios y va a la escuela privada en la SUV de su soccer mom nunca fue más prometedora. (via metafilter)

2 comentarios:

pRimOr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rufián Melancólico dijo...

Si eso de la Rainbow party es un verso, es uno de los más elaborados y perversos que haya leído.
Muy bueno.
Siempre supe que ser un adolescente yanqui era más diveritdo que vivir acá.