jueves, 6 de diciembre de 2007

The Lurker In The Dark.



Hará una semana vi “Zodiac” de David Fincher, después de mucho tiempo y muchas recomendaciones. La película, para hacerla corta, me pareció excelente. Es lo mejor que de Fincher, sin lugar a dudas. Los meritos de la película son varios, pero me parece que nos podemos concentrar en dos cosas: en primer lugar, en los personajes. Los 3 protagonistas son enormes personajes, muy bien delineados. Si bien a Donnie Darko se le va un poco la mano con los manierismos de tipo nervioso (cosa que a mí no me molestó tanto, creo que es en lo mejor en lo que actuó desde la película del conejo perturbador), los otros dos están excelentes. Obviamente no podíamos esperar menos del GRAN Robert Downey Jr., uno de esos actores únicos, como Christopher Walken, que transforman cualquier película en la que actúan. Automáticamente deja de ser “buena” o “mala” para pasar a ser “una película con Christopher Walken”. O con Robert Downey Jr.
La otra sorpresa es Mark Ruffalo, que logra un policía que al mismo tiempo parece una reminiscencia de aquellos duros vigilantes de los 70 (hasta lo comparan con Bullitt, por dios!) pero con enormes toques de humor y una buena dosis de autoconciencia. Combina afabilidad y detalles humanizantes con una plena conciencia de que en cualquier momento te puede partir un brazo.
Pero es el segundo elemento el más interesante y tiene que ver con la manera en que pinta al mal: como un agujero negro por el que los protagonistas se pierden. Lo mejor del film es que el mal no tiene cara, que las pistas se acumulan, formando pilas y pilas y pilas de papel inservible, incriminando a uno y a otro, pero jamás resolviéndose. La tesis, muy similar a la de “The Thing”, es que el mal es multiforme, que nos rodea, que podría ser cualquiera de nosotros y que la búsqueda de justicia es algo fútil en este mundo.
Al mismo tiempo, al centrarse en un caso sin solución, un asesino serial sin cara, la película lo eleva, lo transforma, volviéndolo el arquetipo del “cuco”, del “hombre de la bolsa”. El Zodiaco es casi sobrenatural, una presencia siempre ominosa pero nunca descubierta. Y hay un elemento que demuestra la genialidad de Fincher: el uso de la canción “Hurdy Gurdy Man” de Donovan al final de la película. A pesar de haberla escuchado miles de veces antes de ver “Zodiac”, hoy por hoy puedo decir con seguridad que me va a costar horrores no pensarla como un elemento fundamental de la película.
Porque funciona tan bien. “Hurdy Gurdy Man” es una canción hippie, completamente. Incluida en un disco compuesto por Donovan poco después de volver a la India (acompañado, entre otros, por los Beatles y Mike Love), como gran parte de la obra del pequeño escocés en los 60 es uno de esos himnos al amor, las flores, el pelo largo y todas esas boludeces.
Ahora bien, yo detesto al hippismo, pero con Donovan nunca tuve problemas. ¿Porque? Creo que es porque lo que para mi constituye la base de la música de Donovan tiene mas que ver con una tradición pastoral, infantil, de cuento de hadas inglés que con un verdadero apego al flower power (chequeen el sublime “H.M.S. Donovan”* para entender de lo que estoy hablando). Si bien es parte del zeitgeist, muy felizmente, yo siento que su música esta filtrada por una óptica literata y (a falta de mejor palabra) whimsical que lo emparenta más con gente como Lewis Carroll y J.M. Barrie que con, no se, Jefferson Airplane.



La genialidad de Finch reside en entender perfectamente esta aura y darla vuelta. Donde antes el Hurdy Gurdy Man era o un personaje de cuentos infantiles que trae caramelos y felicidad o un guru misterioso que trae ácido y felicidad (que es mas o menos lo mismo, si lo piensan), en el contexto de Zodiaco es El Cuco, el hombre malo que sale de la oscuridad y te dispara en el cuello con pistola y silenciador. Esa inversión que realiza Fincher es aun más terrorífica porque los asesinatos comienzan justo cuando el verano del amor estaba llegando a su fin. Y justamente en San Francisco. El Zodiaco también es un producto de los 60, el resabio, el aborto oscuro de una época que se suponía destinada a la gloria. Un virus mucho mejor adaptado al mundo que los sueños de amor libre y felicidad y que por lo tanto resiste en esa década de esperanzas destrozadas que son los 70.
Es la materia de la que están hechos nuestros sueños convertida en una cabeza dada vuelta, piernas tentaculares y ojos alienígenos saliendo del cuello. Y creo que el impacto de esa canción al final de “Zodiac” va a perseguirme por siempre.

***

Thrown like a star in my vast sleep
I'm opening my eyes to take a peep

To find that I was by the sea
Gazing with tranquility


'Twas then when the hurdy gurdy man

Came singing songs of love

Then when the hurdy gurdy man

Came singing songs of love

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang
Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang


Histories of ages past

Unenlightened shadows cast

Down through all eternity

The crying of humanity


'Tis then when the hurdy gurdy man

Comes singing songs of love

Then when the hurdy gurdy man

Comes singing songs of love

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang
Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy hurdy gurd

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang


Here comes the roly-poly man

He's singing songs of love

Roly poly, roly poly, roly poly poly he sang

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang

Hurdy gurdy, hurdy gurdy, hurdy gurdy gurdy he sang
Roly poly, roly poly, roly poly poly he sang

***



Sin embargo, ya existe un gemelo deforme de “Hurdy Gurdy Man”: el cover de los Butthole Surfers. Si bien no cuenta con el nivel de malignidad en el que la recontextualización de Fincher coloca a la canción, en la gloriosa tradición de los B.S. logran hacerla sonar como una canción del infierno, como la versión lisiada, con quemaduras de tercer grado del original.
Lo logran con muy pocos elementos. Básicamente lo que hacen es amplificar al mango las propiedades psicodélicas inherentes en la composición, pasando la voz en reverso de manera que quede como una especie de balbuceo estuporoso y utilizando las guitarras como largos, larguísimos, lamentos producidos por un vagabundo en ácido. Todas esas propiedades están en la canción original, que tiene un componente de repetición y drone muy grande, pero en manos de los Buttholes, esos adorables freaks (los verdaderos fearless freaks son ellos, no los maricas de los Flaming Lips), la canción se transforma a su imagen y semejanza. Esto es: fea, amenazadora, ligeramente inquietante y siempre, siempre, proviniendo de un lugar lleno de niebla en el que pulula un grupo de locos escapados de un manicomio.
Es una versión fabulosa porque es un espejo oscuro, porque toma todo lo que era bueno en la canción y lo vuelve payasesco. Pero payasesco a la manera de los Surfers, lo cual quiere decir que en cualquier momento podemos tener una nariz de goma en fuego o unos pantalones gigantes manchados de sangre.
Creo que lo mas genial de la versión (que acá hago sonar como mas maligna de lo que en realidad es, pero los texanos locos siempre supieron ponerle muchísimo humor a sus veladas amenazas) es el oscurecimiento de la voz. Si leen la letra van a ver que es casi una idiotez, un compendio de optimismo y sol. Al volver la letra incomprensible los Surfers nos dicen que el optimismo, el sol, la bondad, el amor, son cosas pantanosas en el mejor de los casos, oscurecidas por las nubes, por la mancha negra que es la humanidad y la locura, que se extiende como brea impidiendo la comunicación. Y que todo esto puede residir en los lugares más insospechados, en la noche, producto de nuestros sueños, esperando oculto para saltarnos por la espalda como un duende de colmillos afilados.

Donovan - Hurdy Gurdy Man
Butthole Surfers - Hurdy Gurdy Man

(*Fé de erratas: puse "A Gift From A Flower To A Garden" cuando en realidad pensaba en "H.M.S. Donovan", disco precioso e increíble de canciones infantiles, en el que se da el gusto de ponerle música a gente como Carroll, Lear y Yeats. Búsquenlo porque vale MUCHO la pena.)

16 comentarios:

Ezequiel dijo...

que bueno el post. yo justo hace dias estoy escuchando donovan y el tema tambien me quedo pegado junto con la pelicula. Esta muy bien colocada en la pelicula y funciona de una forma rara pero bien.
Y me gusto mucho Zodiac por el hecho de que en cierta forma es un thriller invertido, ya que funciona completamente distinto solamente por cambiarle un elemento: la resolución, al no tener resolución cambia por completo el mood y el sentido de la pelicula en si.
( ya se que antes debe haber mil peliculas equivalentes tambien sin resolución del todo - ciudadano kane - pero esta es la que mas reconozco como policial e investigacion sobre un caso, tan de género )

y el efecto de tremolo en la voz en ambos temas es genial.
y como no puedo evitarlo, aca info sobre el hurdy gurdy, un instrumento rarísimo que básicamente es una especie de violin mecánico a palanca.

http://en.wikipedia.org/wiki/Hurdy_gurdy

GGuille dijo...

Del tema musical no me acuerdo, pero sobre el resto filme tengo la opinión opuesta: me parece la peor que vi de Fincher (la fui a ver por él, teniendo en cuenta Se7en, The Game, ni que hablar Fight Club). Según IMDB 158', para mi duró el doble.

Dario dijo...

La cuestión es que la película no es whodunnit, es un retrato de uno de los mas importantes mitos modernos de USA y de como esos mitos pueden devorar a una persona.

Y que buena es esa versión de surfers del culo!

Dario dijo...

Esta película es infinitamente superior a ese bodrio intragable de The Game y Fight Club es como mucho entretenida. De hecho no esperaba nada de esta película precisamente porque era de Fincher, y a esta altura Fincher no me vendía ni un kilo de papas.

Brunomilan dijo...

Hace unas semanas atras tambien vi Zodiac y me parecio una gran pelicula, hace mucho que un thriller o pelicula de serialkillers no me entretenia tanto (una vez que te viste una temporada de CSI ya no podes ni ver otras de esas peliculas), las dos y media se me pasaron volando.

PD: aguante Jefferson Airplane y Flaming Lips!

Brunomilan dijo...

Donovan es un grande!

...alguien vio la ultima peli sobre Dylan? durante una hora Zimmerman ningunea a Donovan todo el tiempo, pero cuando los juntan, el ingles se manda una cancion tremenda que lo dejo mudo al "padre del folk-rock"

henry dijo...

Gravísimo hablar mal de los Flaming Lips.

Aun así lograste lavarme el cerebro, voy a ver Zodiac.

sebaxxxtian dijo...

no te quedes con los flaming lips de estos dos ultimos discos. hasta soft bulletin eran una muy digna banda.

y los surfers la rompen.

hernan dijo...

me GUSTO MUCHO zODIAC.
uN POCO SE ME ARRUINÓ LA IDEA QUE TENIA DEL DIRECTOR AL ESCUCHARLO HABLAR EN LOS EXTRAS. ¡ah, LOS PREJUICIOS!

Manzanilla y Sal dijo...

Arcade Fire utiliza el Hurdy Gurdy en su último disco. No sé como Regine no se quiebra la espalda cargandolo en los conciertos.

Y "White Rabbit" de Jefferson Airplane está muy bien.

Dana Dolce dijo...

tan excelente te pareció Zodiac?

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

A mi Zodiac me resultó la mejor película que fui a ver en el cine este año.
Tiene dos elementos que la hacen flotar por encima de tantas películas basadas en hechos reales, policiales, thrillers y demás de la actualidad:
-Es un policial de prácticamente dos horas y media, y nos hace quedar aferrados al sillón sin un atisbo de aburrimiento, por más que prácticamente no hay escenas de acción durante toda la película. Es más, los asesinatos están purgados de cualquier esencia radicalmente violenta, haciéndolo parecer una cosa metódica, desafectivizada, como si fuera un oficio más que un desencadenamiento incontrolable del hybris. En el intento de asesinato a la pareja (donde muere la mujer, pero sobrevive el hombre), en aquel lago de San Francisco, las cuchilladas están filmadas con una cámara estática y suficientemente cercana para dejar al acto como un sencillo procedimiento, cercano a lo que puede ser una labor de matadero, lo que paradójicamente termina resultando radicalmente más atemorizante
-La abstinencia a cerrar la historia, en un mundo cinematográfico que está viciado de sentido, en donde se trata explicar lo inexplicable del pasaje al acto con psicologías baratas, precuelas en donde nos muestran por qué el asesino es un trastornado (fíjense en la apestosa precuela de Halloween hecha por Rob Zombie y verán de qué hablo), donde se evita la angustia del espectador a toda costa con finales cerrados o finales estereotipadamente abiertos.

Pega dijo...

aguante el zodiac y cayetano santos godino

amb dijo...

aguante los caballeros del zodiaco!. jaja

alguien vio tonto y retonto ultimamente? en una parte suena hurdy,,, por los surfers. muy loco.

Phibrizoq dijo...

Jefferson Airplane es mucho más que "White Rabbit" o "Somebody to Love". Escuchen "Volunteers" o "We Can Be Together"... ¡temazos!.

antonio dijo...

Del fincher me espero un peliculon lo siento pero no he leido muy a fondo el post porque no he visto Zodiac pero el tema de Donovan me flipa y seguro que el fincher lo ha puesto en el momento oportuno. Por cierto coincido en que el Christofer Walken hace de una pelicula mediocre una buena. Un saludo