jueves, 20 de diciembre de 2007

So, Tell Me, Did 2007 Fulfill Your Dreams And Expectations? (Parte 01)

Como corresponde a final de año, la tradicional lista, a la que parezco incapaz de sustraerme. Esta primera parte va a estar dedicada a la música, ya que si posteaba todo, todo, todo, probablemente iba a ocupar toda la página principal. La segunda tratara sobre materia impresa y cine y quizás alguna cosita que se me ocurra por ahí. Salud y que el 2008 nos de tantos buenos discos como este año!.

50 Minutos de Música en un Círculo Negro No Son La Clave de la Felicidad: Discos del año.


01. Spoon – Ga Ga Ga Ga Ga
A veces tengo la sensación de que Spoon es la única banda que importa en la actualidad. Se que es una sensación injusta, que son los delirios del fan. Probablemente tenga que ver con que, en los últimos 3 o 4 años ha sido una de las pocas bandas que he escuchado obsesivamente. Hay algo en la manera en que Britt Daniels canta, en la forma en que las melodías se enredan obsesivamente alrededor de sus frases. Hay un correlato en el modo en que los Spoon parecen irse poniendo cada año más minimalistas, más precisos, incapaces de desperdiciar una sola nota y las letras de Britt Daniels, sus frases cortantes y enigmáticas, como dejando la mitad de la historia suspirada por un fantasma. Todo empaquetado en unas canciones que se clavan en tu piel durante meses, que parecen resumir a la perfección un sentimiento doloroso y repentino como un latigazo. Y si bien al principio me encantaban “The Underdog” con sus trompetas y “Finer Feelings” hit pop auto-abortado y hermoso, a final de año reconozco que la frase que me pone la piel de gallina de este disco es “remember, the winter gets cold in ways you always forget”.


02. Of Montreal – Hissing Fauna, Are You The Destroyer?
Si este año se publicó un disco que tenga todas las marcas de la obra maestra, que parezca ser de esos discos que van a definir un momento histórico, es “Hissing Fauna, Are You The Destroyer?”. Es una de esas obras que uno no puede evitar llamar definitivos en la carrera de un artista. Una destilación tan perfecta de las obsesiones en un momento de su carrera montadas encima de un arco emocional tan devastador que uno siente que la verdad brilla poderosa entre sus pistas. Personalmente, es un disco que entró torcido en mi año: al principio sus canciones me atraían por la manera fantástica en que Kevin Barnes expresaba su desolación a través de sintetizadores incansables, chillidos ambiguos, falsas guitarras glam. Existía una desconexión emocional entre lo que escuchaba y lo que el lp de hecho era. Ahora, al final del año, me encuentro comprendiendo que es un disco que traza un arco similar, quizás invertido, de lo que fue mi 2007 y que las letras de Barnes me afectan más que lo que sus melodías me dan ganas de bailar.


03. Von Sudenfed – Tromatic Reflexxions
Justo en el año en que la obsesión por The Fall alcanzó niveles astronómicos (mi nueva misión auto impuesta es convertir a todos mis amigos en fanáticos de la banda de M.E.S.), los guachos se dedican a sacar un álbum mediocre. No me pregunten que me pareció “Reformation Post TLC” porque no me acuerdo. Gracias a dios tenemos este disco, colaboración entre el enorme M.E.S. y Mouse On Mars. Una combinación bastante inusual, uno solo se imagina a Mark escupiendo a los alemanes, horrorizado por su falsa sofisticación y la frialdad de su música. Pero funciona de maravillas, con el mancuniano gritando y chirriando sobre las mejores bases que los MOM han creado nunca. “The Rhinohead” debe ser la canción mas demoledora del año, con sus baterías implacables y la línea de piano del principio que parece marcar el inminente colapso nervioso; “Speech Contamination”, con su mezcla de alemán e ingles, demuestra no solo que M.E.S. es una de LAS voces de nuestro tiempo, sino que es una especie de rapper de voz pastosa; y “Family Feud”, con su falso ritmo ¿latino?, confirma lo que ya todos sabíamos: “I am the great M.E.S.”.


04. Whitey – Great Shakes
Ya hablé de el hace un tiempo, pero se puede seguir. Con Dario charlabamos el otro día de lo interesante que es descubrir los temas y las preocupaciones de compositores que no se ponen al descubierto tan explícitamente como los songwriters de nombre y apellido. Ese es el placer del segundo disco de Whitey, para mí, encontrar las obsesiones de un hombre que se oculta persistentemente, detrás de un apodo, de un proyecto, de unas voces intencionadamente distorsionadas. Y descubrir que es un tratado sobre la misantropía, sobre la decepción y la neurosis. Creo que este año no escuché un disco más frustrado, un cantautor con más desprecio por si mismo y que, al mismo tiempo, utilice su frustración como un taladro, como una navaja para vengarse del mundo. (¿y lo mas apropiado? Creo que ni siquiera salió aun).


05. Future Of The Left – Curses
En el cual Andy Falkous continúa su cruzada de un solo hombre para destruir a todo aquello que le cae mal. Otro disco sobre el cual es muy, muy, difícil decir algo nuevo porque sigo la carrera de aquellos involucrados hace tiempo y ya se ganaron mi corazón. Para aquellos que gustaban de Mclusky este disco tiene todos los condimentos necesarios: guitarras que parecen motosierras, la voz inconfundible y magnífica de Falco, letras que se dedican a tirar barro y mierda sobre una multitud de sujetos. La diferencia es que hay una profundización de ciertas aristas de Mclusky, sobre todo la melódica. Un par de temas exploran otras avenidas emocionales y demuestran que tienen mas armas en su arsenal que solo la misantropía. Tiene “Manchasm”, una de las cosas mas completas y adictivas que escuche en el año. Y, además, comienza con una canción que dice “violence resolves everything” y cierra con una amable ¿balada? con base de piano y la voz de Falko cantando “I am terribly missing on fronts where I probably won't fight”. Se llama “The Contrarian” y demuestra no solo que este es uno de los grupos más brillantemente originales y cabeza dura de nuestro tiempo, sino también que incluso a los punks les llega el momento de crecer.


06. Lifetime – Lifetime
Sin lugar a dudas, el regreso del año. Lifetime es una de esas cosas que le quedan a uno de una adolescencia intentando escuchar hardcore. Aun recuerdo el día en que me pasaron esa caja enorme de cds, llena de discos de hardcore. El único que qun escucho hoy es “Jersey’s Best Dancers”. Lifetime tiene la típica sinceridad hardcore pero llevada al micronivel: nada de declaraciones políticas ampulosas, solo tontas canciones de amor que parecen sucederle a gente suspendida en algún punto de los 20 años. Tienen esa cualidad que a veces (A VECES) pareciera ser la marca del buen punk: juventud perpetua. Son tan honestos, Ari Katz canta con tanto sentimiento, que uno no puede evitar sentir que, a pesar de que ya deben tener mas de 30 años, todavía son los chicos de 18 o 20 que cantaban “let’s forget about work and listen to The Clash”, perdidos en una especie de Neverland donde el hardcore melódico era bueno, donde las bandas creaban tantos hits instantáneos como ellos y eran la banda de sonido de todos nuestros veranos.


07. Justice - +
Tengo una teoría acerca de este disco. No es muy inteligente ni muy elevada. Pero la repito de vez en cuando, porque es tan obvia que me sorprende que nadie lo haya dicho antes: Justice (y Ed Banger Records en general) demuestran que Daft Punk tenía razón con “Human After All”. ¿Que es este disco sino un refinamiento de lo que hicieron los robots hace dos años? La idea de la “banda de rock que en realidad es electrónica” que ya estaba presente en ese disco que a todo el mundo cayó tan mal. Para mí esto es una ventaja, un halago. Después de todo Justice si realiza una operación muy importante: reemplaza la decepción y cinismo de “Human After All”, la sensación de rock-producido-en-masa por verdadera y sincera felicidad. Si el cadáver del rock era eso, un cuerpo del cual reírse, en HAA, aquí lo agarran un par de patanes que a base de golpes de amplificador le han dado nueva vida. Como buen monstruo es chirriante, ruidoso e imperfecto, pero los Justice lo saben y utilizan sus extremidades descolocadas y sus tornillos herrumbrados para convertirlo en el mejor bailarín de breakdance del mundo.


08. Black Moth Super Rainbow – Dandelion Gum
Que raros son los BMSR. Una de esas bandas que te asaltan sin que lo esperes. Probablemente la revelación del año. ¿De donde salían esas canciones que sonaban, justamente, como chicle o algodón de azúcar hechos de niebla, a voces de granjeros pasadas por vocoders, a enormes pilas de alfalfa? ¿Quienes eran estos muchachos que parecían haber secuestrado a los Boards Of Canada y haberlos encerrado en un cuartito con solo discos de música bubblegum de los 50 para que escuchen? Una rápida búsqueda en internet nos dice poco: Pittsburg, Pennsylvania, graban en una granja, no pertenecen a la “escena”, no dan sus verdaderos nombres. Parecen vagos y distantes, alguna transmutación del granjero parco, patinado con una capa de pretensión musical. Su música, consecuentemente, parece proceder de una granja habitada por vacas mutantes y pequeños extraterrestres de orejas puntiagudas. Con un elfo tocando las baterías. Es algo realmente psicodélico en esta época en que lo psicodélico parece ser un barbudo con guitarra. Y eso es un verdadero descubrimiento.


09. Electric Six – I Shall Exterminate Everything Around Me That Restricts Me From Being The Master
¿Que hay mejor que rescatar a un viejo amigo de la muerte? Un poco eso es lo que me pasó con Electric Six. No es que los hubiese eliminado por completo de mi panorama mental, pero si les había perdido la pista post “Señor Smoke”. Gracias a dios que se despertó mi curiosidad por este disco. En el confirman su posición como los grandes satiristas del capitalismo salvaje y el sistema del espectáculo, aquellos que perciben que todo se esta yendo a la mierda, pero van a capear el temporal bailando como demonios. No solo su título proviene de un dibujo satírico de George Grosz, de 1923, lo que demuestra que no son los cabezas de chorlito que parecerían, sino que esta repleto de canciones que, como la mejor parodia, son doblemente punzantes por estar entregadas con una cruel sonrisa. Dick Valentine sigue siendo uno de los mejores cantantes de nuestra generación, uno de los pocos capaces de comunicar tanto desprecio y tanta arrogancia. Y en este carnaval infernal en el que tienen lugar Don Rickles, Lenny Kravitz y el gobierno de los EE.UU. parece el único hombre cuerdo que grita su verdad sobre una pila de cadáveres.


10. Panda Bear – Person Pitch
Si hay algo que siempre me molestó de los Animal Collective es la indulgencia. La capacidad que tienen para tomar una buena idea y arrastrarla por el suelo durante 8 o 9 minutos hasta que uno grita “PAREN YA CON LA PERCUSION TRIBAL, LA PUTA MADRE”. Evidentemente si hay un lado por el que Panda Bear ganó en este disco solista es por el lado de la concisión. Desde el principio al fin suena justo como lo que siempre esperamos de AC: un disco de fogón, una especie de singalong indio en el que los espíritus de los antepasados vienen a jugar. En el medio de esa jam session, cosas que parecen canciones (o que quizás solo sean el recuerdo fantasmal de una canción) aparecen, se apoderan de la voz de Panda por unos minutos y luego se disuelven en el éter. Un disco de viaje, un disco que despierta asociaciones inexplicables, un disco para todas las estaciones. Escuchándolo de nuevo hoy en lo único en lo que puedo pensar es en felicidad y porro. Y esas son todas muy buenas cosas.


11. The New Pornographers – Challengers
Matthew Perpetua lo expresó muy bien cuando salió el disco diciendo que “lo que solía gustarme de los New Pornographers era que eran esta increíble banda fiestera, pero ahora supongo que tendré que conformarme con que sean solo una banda profesional que hace excelentes canciones”. Como se refleja en esa frase este es, paradójicamente, el grower del año. Nunca se hubiese esperado eso de los New Pornographers. Pero es que están creciendo, y el título mismo parece decir algo, “Retadores”. Como si estuviesen entrando en una etapa en la que tienen que estar a la defensiva todo el tiempo, como si hubiesen recibido ya un par de golpes (¿de la prensa? ¿De la vida? ¿De la música?) que los llevaron a reflexionar por primera vez en su corta existencia. Y a pesar de todo ello, en medio de canciones que indican, con apenas frases, soledad y errores que uno comete cuando entra finalmente a la adultez, todavía pueden cantar “And here’s the mutiny I promised you / and here’s the party it turned into”.


12. Matthew Dear – Asa Breed
Matthew Dear es misterioso y minimalista. Sus canciones siempre parecen rodeadas de niebla, de extraños mensajes que nos llegan en el sueño. Es un disco que oculta su profunda tristeza debajo de una capa de sutiles beats. Un disco que tiene una sucesión tan terrible como la que va de la saltarina “Neighborhoods” a la desoladora “Deserter”. Hay pocas canciones este año que me hayan afectado tanto como esta última, será por sus sintetizadores que parecen encapsular todas las esperanzas truncadas de nuestra generación o por su letra que sintetiza, con esas frases a medio formar de Matthew, ese preciso instante de tiempo en que la soledad toma lo mejor de nosotros. Y encima el disco lleva por nombre a un personaje de Kurt Vonnegut, ¿que más se puede pedir?.


13. Art Brut – It’s A Bit Complicated.
El otro día me di cuenta que Art Brut son los Buzzcocks si hubiesen escuchado demasiado a los Buzzcocks. ¿Demasiado meta? Bueno, son la banda sonora perfecta para todos aquellos a los que nos gustaría que la vida tuviese banda sonora. Lo interesante, sin embargo, de Art Brut es la manera en que usan su obsesión con la música, sus referencias metamusicales, como una metáfora para enfrentarse a sus sentimientos y sus experiencias. De la misma manera en que los obsesivos musicales escuchamos música buscando una letra, una melodía, que se acomode a nuestro momento, los Art Brut hacen música sobre la música que los obsesiona, música que al mismo tiempo es una postal de su momento. Y todo con la sonrisa torcida de mocoso ingles en la cara, con la arrogancia de ponerle a la mitad de sus temas nombres de canciones conocidas, con esa sabiduría estúpida que te da el saberse mas inteligente que los demás. Aunque esa inteligencia solo consista en conocer mas bandas punk de los setenta.


14. Midnight Juggernauts – Dystopia
En un principio fue ese video de “Into The Galaxy” en el que tocan, oscurecidos, mientras la cámara realiza un travelling que parece no terminar nunca. Luego fue escuchar “Shadows” con su irresistible canto de “tomorrow…tomorrow…tomorrow today”. Y luego fue conseguir el disco y darme cuenta que hasta sus lados b son increíbles. De alguna manera han conseguido grabar un disco repleto de referencias al espacio, que exuda new age, pero que es increíblemente bailable y divertido. Estos tipos reconstruyeron el continuum espacial que viene desde Tangerine Dream y le dieron groove, hits, haciéndolo sonar menos como un futuro distópico que como el enorme Studio 54 en el círculo de asteroides. Y si ya son capaces de tomar una canción llamada “Road To Recovery” y cumplir con la promesa del titulo, tocándola como una verdadera oda a la reconstrucción de toda la raza humana, puntuada por enormes líneas de sintetizador (que son casi continuas en su emoción elegíaca en todo el disco) que dan ganas de levantar los puños, ya puedo comenzar a considerarlos unos genios.


15. Siobhan Donaghy – Ghosts
En el cual Siobhan reclama finalmente la corona de Reina de Hielo de las manos de sus competidoras, demostrando que es la única que aprendió algo de Robin Guthrie y Liz Fraser. Este disco es una bestia extraña, en el sentido de que es a la vez inequívocamente la producción de una ex estrella de pop, una ex Sugababe, por dios, pero el espectro emocional al que apunta no podría estar mas alejado de aquellas canciones que cantaba en sus días de gloria. No es tanto un producto de las letras, que la mayoría de las veces siguen siendo intrascendentes, sino de la producción y la voz. La producción se regodea en capas más capas de sonido que buscan reproducir la tundra ártica. Y Siobhan se esfuerza en volver su voz lo mas banshee-ca que pueda, sin en ningún momento llegar a los excesos de una Bjork. La perla en la corona es, sin dudas, la canción que da título al disco, que con sus reminiscencias orientales, sus extraños ruidos invertidos y sus letras semi suspiradas parece ser una invocación nórdica a algún espíritu de la luz y el invierno.


16. Mark Ronson – Version
Casi me olvido de este disco. Casi. Es que salió hace tanto tiempo. O al menos eso parece, este ha sido un año fructífero, propenso a la amnesia. Pero no podía dejar afuera de la lista a la perfecta confección pop de Mark Ronson. Ronson funciona acá como un ser sobrenatural capaz de insuflar vida en los muertos. ¿De que otra manera podría describirse que tome uno de los temas más chotos de Coldplay y lo transforme en una hermosa bomba soul? ¿O que vuelva a “Just” de Radiohead, con toda su idiotica angustia adolescente, algo sutil, un jazz de lounge que parece mas amargo que su versión original? ¿O a la increíble versión de “Valerie” con Amy Winehouse, una clase en sentimiento? Por momentos yo siento que Ronson se levantó una mañana, encontró un NME que venía con un compilado de bandas actuales y dijo “ESTO piensan que es pop? Vamos a pintarles la cara a todos”.


17. Les Savy Fav – Let’s Stay Friends
Este fue un año de “many happy returns”. Muchos grupos que había descubierto en los últimos 4 o 5 años, siempre a destiempo para escribir algo sobre ellos, justo se dedicaron a poner cosas en la calle en el 2007. En esta categoría entre Les Savy Fav aunque este disco, luego de la increíble piña al estomago que fue “Inches” no me convenció demasiado al principio. Parecía más de lo mismo con menos ganchos. Y si, es un poco de eso, pero hay que escucharlos tocar una canción como “Raging In The Plague Age”, anudando referencias a antiguas cortes medievales con guitarras entrecortadas, sin perder el tiempo jamás, y no sentirse un poco asombrado por una capacidad melódica que nunca abandona su abrasión ni sus intenciones de ser una banda única. Y eso sin tomar en cuenta las inflexiones new wave de canciones como “Patty Lee” y “What Would The Wolves Do”. En un año dominado por la evolución y el cambio, Les Savy Fav son muchas cosas a la vez sin dejar de ser nunca ellos mismos.


18. White Williams – Smoke
A primera escucha parece otro imitador de Marc Bolan, otro niño con dinero incapaz siquiera de robar con altura. Y no ayuda que el disco transcurra con tanta amabilidad, que parezca tan profesional, tan suave, cremoso. Pero con el paso del tiempo uno descubre que es como una persona que aprende un lenguaje muchos años después de que ha sido inventado. No lo habla exactamente igual, hay slang, hay cambios, pero la estructura es tan similar que a primera vista parece una copia exacta. Existe una liviandad con respecto a la apropiación que parece decir que para Williams el glam es solo su imagen perfecta de lo pop, la única que conoce, adaptada a su propia voz. Y el disco esta repleto de melodías de sintetizador inesperadas, de bases funk despojadas, de esa voz tan particular que parece cantar sobre las cosas mas asininas de la manera mas afectada posible. Cuanto más lo pienso creo que esto es lo que esperaba que fuese el disco de Patrick Wolf, sin todas esas insípidas baladas.


19. Vampire Weekend – Vampire Weekend
Este es un disco del 2008, en realidad. Es un disco, además, sobre el cual no pensaba escribir jamás. ¿Que podía interesarme de un grupo que era la nueva revelación indie newyorkina? ¿Cuya única “novedad” era que mezclaban sonidos amables de chicos blancos de clase alta universitaria con percusiones africanas que parecían sacadas de un álbum de Paul Simon en los 80? Y, sin embargo, sin embargo…había algo en “Oxford Comma” que la volvía irresistible, algo de la letra, la estúpida combinación de palabras que los hacía sonar demasiado inteligentes para su propio bien, pero encantadores e ingenuos en su “literacy”. Y de ahí fue zambullirse en el disco, en “A-Punk” y su inofensivo rebotar, en “The Kids Don’t Stand A Chance” y su contemplativa derrota, en “Campus” y su tan cercana historia de one night stands. En el fondo los tímidos ritmos africanos son más que nada decoración, no son los Talking Heads, pero su encanto proviene de lo mucho que saben esto. No se si será la gran banda que me acompañara hasta mis 40 años, pero por el momento este disco es perfecto para el veinteañero que soy.


20. Prinzhorn Dance School – Prinzhorn Dance School
La banda mas pretenciosa del año, sin embargo una de las mas atractivas. Producto típicamente ingles, empapado en lo que en algún momento fue el espíritu post punk, estos muchachos de Brighton parecieran estar retomando una tradición musical poco recorrida, aquella que combina minimalismo y amenaza. Si bien sus canciones pueden parecer repetitivas a primera escucha, puras baterías cavernícolas y guitarras que no se molestan en tocar más de dos acordes, la potencia de sus semi-esloganes y de su mala leche general los vuelve un prospecto seductor. Uno se los imagina en un sótano oscuro, pura paranoia, grabando con equipos miserables y creyéndose fervientemente aquello que cantan en “Eat, Sleep” de “there are monsters in the…”.


21. Caribou – Andorra
El disco que confirma todo lo bueno que esperábamos de Dan Snaith desde “Up In Flames”. Es “un disco pequeño y luminoso, que calienta nuestros corazones”. Ahora en serio, el otro gran tema de este año, me parece, fue el ocultamiento, el misterio, el descubrir mensajes que parecen hechos para uno en la música más inesperada. Bueno, me parece que Snaith perfecciona ese arte en este disco. Su voz siempre parece a punto de desvanecerse, como si en realidad solo le hiciese falta un ancla alrededor de la cual organizar su enorme arsenal de ruidos y melodías que podrían proceder simultáneamente de Aphex Twin, los Beach Boys y Neu!. Pero es evidente que hay ALGO que molesta a Snaith profundamente, que lo lleva a encerrarse en Andorra y a cubrir su insatisfacción con esa música de caramelo que solo aumenta lo espectral de su falta. No puedo evitar pensar en él como el hermano menor del disco de Panda Bear, dejado atrás y sintiéndose despreciado pero dispuesto a demostrarle al mundo que él también puede componer.


22. Girls Aloud – Tangled Up
El otro día un amigo me decía: “son tan buenos los discos que ya molestan”. Y un poco es así. No hay mucho más que decir sobre Girls Aloud que lo que ya vengo repitiendo hace tres o cuatro años. Son, sin lugar a dudas, la mejor banda pop en la actualidad. Siguen produciendo éxitos increíbles luego de que nadie de un peso por ellas, salidas como estaban de Popstars. Este disco tiene la particularidad de no contar ni con baladas ni con covers, cosa que creo lo enriquece muchísimo. Se dan el lujo de tomar prestadas inflexiones ska (“Control Of The Knife”), de componer canciones que tienen mas de rock que los intentos de miles de bandas tapa del NME (“Fling”) y de seguir siendo las mismas vampiresas comehombres sin ningún tipo de remordimiento (“Can’t Speak French”). A pesar de todo esto, si suena un poco, por primera vez en su carrera, como “business as usual”, cosa un tanto rara para una banda que nos acostumbró a deslumbrarnos con cada lanzamiento. Pero el “business as usual” de las Girls Aloud es suficiente para llenar discos enteros de grandes éxitos.

El Glorioso Idioma De Castilla Produce Hits: Discos En Castellano.

(Caveat, emptor! Algunas de estas bandas están compuestas por amigos)


Prietto Viaja Al Cosmos Con Mariano – Idem.
En el cual finalmente se entregan a los brazos de la canción, como un amante cansado de tanto correr por el monte. Y les sale tan, pero tan, bien que no entiendo como se las guardaron tanto tiempo. Prietto canta con su voz de niño malcriado, Mariano golpea los parches como siempre lo hizo, solo que ahora hay melodía y silbidos y hasta canciones capaces de dejarme en cama durante unos días.


Triángulo de Amor Bizarro – Idem
Al fin unos españoles que tienen la decencia de ser macarras, mala onda y sarcásticos. Son como unos pequeños Jesus And Mary Chain, puro ruido de guitarras y propulsión impaciente. Tienen algunas de las mejores letras del año, entre las cuales me quedo con “el mejor sitio para descansar, es la universidad”.


Astrud – Tú No Existes
Astrud es una banda que, más que nada, representa esa porción que ya no existe de mi vida. Cuando lo escuchábamos a principios de año nos sorprendían sus letras, sus agudas observaciones sobre la vida soporífera, sus contorsiones musicales inesperadas. Hoy en día creo que no podría escucharlo entero o que el proceso me dolería demasiado, sería muy parecido a remover capas tectónicas muy recientes. Pero es una de esas obras que nunca voy a poder separar de un momento preciso, de un sentimiento, aunque espero que con un poco de distancia todavía puedan musicalizar algunas circunstancias.


Diosque - I Can Cion.
Otro disco del que casi me olvido de escribir. Es que tengo una copia mala, con temas faltantes, desde mitades del año pasado y estaba convencido de que era un disco del 2006. Pero, como decía Juan en su fotolog, parece que el proceso de elaboración fue como tener una hernia de disco. Me encantan las canciones de Diosque por dos motivos: en primer lugar, porque escuchar este disco fue superar los prejuicios que tenia en su contra, la sensación de que sus canciones estaban todas incompletas y se disolvían antes de desarrollar su potencial. En segundo lugar, porque descubrí justamente que esa característica evanescente, esa manera que tiene de cantar, entre desganada y aniñada, esos estribillos que se repiten una sola vez y te dejan con ganas de más son su mayor riqueza. Diosque compone canciones minúsculas que inmediatamente se vuelven adictivas. Y ya no recuerdo cuantas veces cité, en miles de conversaciones, aquello de "a la noche con amigos aguardiente y tónica con gin".

Michael Stuar – Michael Stuar Declara La Paz Mundial
Nadie se esperaba que los Michael se salgan con este terrible disco de la manga. Claro, recuerdo cuando Agustín y Sebastián me hablaban de “Salchichón con Peluca”, su inexistente banda de nombre gracioso. Eventualmente evolucionó hacia un nombre menos gracioso, pero apoyado por unas canciones increíbles. A una banda que tiene una canción que se llama “El Sida” y que concluye su interpretación cantando “Sida, sida, sida, sida, sida” sin agotamiento no se le puede llamar otra cosa mas que genial. ¿Que otra cosa queda mas que asombrarse y emocionarse ante una canción como “La Furia del Metal”, que demora la entrada de la voz durante un minuto y medio para proferir “no seas mala persona / mira con quien andas”? Quizás la única crítica que pueda hacérseles es que es corto y el arte debería haber sido en color, pero cada vez que hablo de este disco me quedo sin aliento de tanto alabarlo.


Monoambiente – La Am En La Efeméride Rural
De alguna manera, este es EL disco del año. Desde aquellos días idénticos y calurosos en los que lo comenzaron a grabar, en sesiones que no presencie pero en las cuales desee estar, hasta hoy, en que parece un disco viejo, debo haber escuchado sus canciones 15000 veces. Es el disco que, para bien o para mal, me acompaño (nos acompaño, a varios de acá) durante este año plagado de cambios, de reajustes de personas cual rastis, de incertidumbre. Es un disco que continua con el tema del año, la evolución, ya que fue grabado en un ambiente que era un salto para adelante para los participantes, con mas instrumentos, mas equipos y mas producción. Es un disco que no puedo evitar sentir mío, en minúscula parte, porque las canciones se hicieron carne, porque los amigos que las compusieron están demasiado cerca. Es el disco que demuestra que acá hay un puñado de personas que están interesadas en producir arte que conmueva. Y no puedo esperar a que comiencen a grabar el tercero.


Bonus Track! Canciones Del Año Que No Están En Los Discos Del Año!

01. Electrelane – Tram 21
02. Dragonette – I Get Around (Midnight Juggernauts Remix)
03. Chromeo – Fancy Footwork
04. Ween – Friends: o “como hacer una canción synth pop PERFECTA”.
05. Cut Copy – Hearts On Fire: EL single del año, vibrante e histriónico, como una canción de Roxy Music perdida en el tiempo.
06. Yelle – Je Veux Te Voir: el disco no es muy bueno, pero esta canción es tan genial que dan ganas de escucharla tan fuerte como para disolverse.
07. Kylie Minogue – 2 Hearts: probablemente el disco de Kylie sea uno de esos que escuche mucho durante el verano y en febrero me arrepienta de no haberlo puesto aquí. Pero aun no lo procesé por completo, excepto esta canción, que dan ganas de enamorarse solo para poder cantar el estribillo sintiéndolo de verdad.
08. Muscles – Ice Cream: ¿como no amar a una canción que proclama que el helado va a salvar el día?.
09. Matt & Kim – It’s A Fact
10. Kate Nash – Pumpkin Soup: o “la gran canción sobre la histeria femenina que escuche este año”.
11. & 12. Dizzee Rascal – Wanna Be / Where’s Da G’s?
13. The Go! Team – The Wrath Of Marcie
14. & 15. Patrick Wolf – Accident / Emergency / The Magic Position: ay, ay, ay, Patrick, que decepción resultaste ser. ¿Que pasó con todo lo bueno que prometías a finales del año pasado? ¿Porque tuviste que arruinar tu disco con ese montón de baladas aburridas? Gracias a dios tuviste el buen tino de meter canciones como estas que demuestran que PODRÍAS ser el David Bowie del Siglo XXI si dejases de llorar sobre pájaros imbéciles.
16. The Supersonicos – Dr. Romero: de todos los revivals zombie de este año, este es el mejor.
17. & 18. Rooney – When Did Your Heart Go Missing? / Don’t Come Around Again
19. Dan Deacon – Woody Woodpecker: o “como llevar el ruido del Pajaro Loco a sus últimas consecuencias, como si fuese un taladro inmundo que penetra tu oído sin contemplación”.
20. Coin-Op – Favourite Subjects: no se si es *exactamente* de este año, pero el estribillo para cantar a los gritos (y su descripción del consumo indiscriminado de sustancias y sus consecuencias) es tan adrenalinico y cercano que da un poco de miedo.
21. No Age – My Life’s Alright Without You: tienen todo para ser una de mis bandas favoritas del año que viene, pero aún no están ahí. Sin embargo, esta canción, que entra dentro de la categoría “arrogancia y desprecio”, es hermosa en toda su distorsión.
22. The Magnificents – Dedridge Cowboys: otro disco que probablemente escuche mucho este verano y que en un principio fue una decepción. Quizás porque no tiene otro “Kids Now!” (pero, ¿cuantas canciones como “Kids Now!” puede soportar el mundo? ¿3?), aun no me convenció. A pesar de todo, no puedo obvialos completamente. Y “Dedridge Cowboys” cuenta con esa declaración de “you think you’re the only one / you’re just like everyone and anyone/ looking for a place to hide”, tan banal y universal, como todas las buenas canciones pop.
23. Wire – 23 Years Too Late: o “como Wire demuestra que pueden hacer una canción que le patea el culo a TODOS y que combina lo mejor de “Ahead” con su furia punk”.
24. Liars – Freak Out: creo que me gustan mas las expediciones al congo de Liars que su capacidad cancionera, pero este tema que habla sobre relajarse y dejar que las cosas se resuelvan solas, por pura suerte estúpida, es demasiado veraniego para no desear que todos ustedes lo tengan en sus equipos de música este enero.
25. Arcade Fire – No Cars Go: Este año se ganaron mi admiración, pero aun no del todo mi corazón. “Neon Bible” es un disco ampliamente superior a “Funeral”, pero todavía no están ahí en la obra maestra. Sin embargo, esta canción sobre escapar a un lugar donde no puedan ser corrompidos por el mundo exterior es tan perfecta que no puedo evitar quedarme sin aliento cada vez que la escucho.
26. They Might Be Giants – The Mesopotamians: hasta el día de hoy me sorprende que hayan podido hacer rimar “Sargon, Hammurabi, Ashurbanipal and Gilgamesh”.
27. Jens Lekman – The Opposite Of Hallelujah
28. Ray Davies – Morphine Song: el viejo vuelve, con un disco que no va a causar alharaca, pero que demuestra que sigue haciendo tan buenas canciones como siempre. Y esta, que describe su internación y el escuchar su corazón latiendo lentamente, es una de esas cosas hermosas que solo se pueden esperar de gente que ya ha vivido su porción de vida.
29. & 30. LCD Soundsystem – Someone Great / New York I Love You But You’re Bringing Me Down: yo se que este disco ocupa el lugar preferencial en muchas listas de final de año. Me gustó, de hecho me gustó mucho, pero no se porque reniego de ponerlo en la lista del año. Quizás por snob, quizás porque no lo escucho desde marzo entero. Pero estas dos perlas son imbatibles. Dos canciones sobre la pérdida, sobre el cambio y sobre lo que significa crecer en un mundo en el que inevitablemente eso va acompañado de dejar cosas atrás.
31. La Hermana Menor – Escala En Ezeiza: Eze ya lo explicó mejor aquí.

Bajar!:
Parte 01
Parte 02

47 comentarios:

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

¿No está el Beyond de Dinosaur jr?

Phibrizoq dijo...

A ver, de los que nombraste escuché los siguientes:
*Spoon: como te dije en last, me pareció horrible ese disco, otro álbum de indie decadente.
*of Montreal: "The Past is a Grotesque Animal" es la mejor canción del año. Punto. El resto del disco me parece muy bueno, y es el primer disco de of Montreal que no me empalaga (y por lo tanto me parece el mejor de su carrera). Al principio me parecía lo mejor del año, pero hace un par de semanas lo escuché de vuelta y ya se me pasó bastante el hype. Está bien, pero no lo pondría en el Top 10.
*Von Südenfed: me gustó mucho, y eso que The Fall nunca me convenció demasiado. De todas formas, ya para este momento del año se me hizo bastante viejo.
*Justice: DIOS! Odio se disco con todo mi alma. Ya lo dije en last, es el disco más feo que escuché en esta década. Espantoso, espantoso, espantoso. No me canso de decir lo horrible que me pareció. Un collage de mal gusto de los peores clichés de la electrónica noventosa.
*Panda Bear: me pareció el mejor del año, y a mí ni siquiera me gusta Animal Collective.
*New Pornos: Decente, nada del otro mundo. Igual lo escuché dos veces nada más, y me da la impresión de que me va a gustar más con otra escucha.
*Astrud: Coincido TOTALMENTE con lo que dijiste.

Otros comentarios: No escuché Version, pero me pareció un sacrilegio lo que hizo ese tipo con "Stop Me If You Think You've Heard This One Before". Ronson transformó esa canción en una grasada digna de los Backstreet Boys.
De las Girls Aloud tampoco escuché el disco, pero sí el single, y me pareció la mejor canción de pop mainstream que escuché en mucho tiempo.

Supongo que pronto pondré mi lista para que todos opinen, elogien o puteen mis discos. Saludos.

sebaxxxtian dijo...

lifetime
lifetime
lifetime
lifetime
lifetime


pd: q bien justice, jubilaron a los daft puaj definitivamente. epsero q esas putas reaccionen y hagan algo digno ahora.

gustavo dijo...

te banco todo con la salvedad del mamarracho de astrud, disco recontra fulero que no entiendo como consigue adeptos. ahora algunas inquietudes:

black moth super rainbow que onda? oi hablar pero nunca busque el disco, pense que hacian un noise mutante de altos decibeles pero parece que no.

tira mas data del de siobhan donaghy. justo estoy pasando una etapa de apasionamiento desbocado por liz fraser, volviendo a escuchar discos de cocteau twins que no ponia hace siglos y babeando a lo pavo con la pequeña, asi que cualquier cosa que me la recuerde deberia coparme. es posta la similitud?

veo que te cabio vampire weekend al final. los muchachos no descubrieron la polvora pero tienen 5 o 6 canciones muy buenas, lo que es casi milagroso hoy dia. las mejores para mi son "bryn", que abre con un punteito de guitarra excelente, y "cape cod kwassa kwassa". lo mas afro del repertorio, digamos. cuando se disfrazan de strokes la cagan bastante, pero bue.

el de panda bear no se, hay algunas ideas buenas pero lo caga la produccion. eso pasaba tambien con el disco de of montreal, se abusa de un tipo de sonido que es puro protools y esta digitalizado al extremo, algo que puede ser bancable en la musica electronica pero en discos de rock termina sonando muy chato y falto de matices. fija que con el culto a la produccion casera en pc vamos a tener bocha de drapies al oido como estas.

Ezequiel dijo...

gustaf:
ja, a mi me gusto el disco de astrud, pero me parece que lo mejor de ellos esta por lejos en el primer disco y en su disco de lados b. el nuevo me gusta pero es medio tosco y entiendo que gente no se lo banque.
black moth super rainbow esta barbaro, es electronica lo-fi bastante psicodelica, como unos boards of canada no tan colgados y mas "jovenes" y videogamers.
sobre la producción no se che. o sea, tal vez es cuestión de gustos. Para mi el de Panda Bear esta PERFECTO que suene asi, tendria que ser asi. el de Of Montreal basicamente es un bedroom album, Barnes lo armo todo en su computadora en su casa. y ni siquiera uso protools, armo casi todas las bases con el genialmente pedorro Reason. ¿Que con una banda en un estudio sonaria mejor? Puede ser. A mi me cae bien la producción en segundo plano por atras de la producción, poniendo a las canciones delante. Obviamente un balance es mejor. Quizas es por haberme rodeado de demasiado electronic producer que estan dias arreglando un puto hi-hat.

S E N S E I dijo...

hey!
yo tambien no me pude contener e hice una lista con lo mejor del año en mi blog, y, la verdad, la tuya me sirvió para darme cuenta de un par de cosas. En primer lugar, coincidimos bastante en algunos discos, como el de Black Moth Super Rainbow, el de Les Savy Fav y el de Panda, que, para mi, le pasó el trapo a todos. Por otro lado, me di cuenta de que me comi un par que, ahora que me viene a la mente, me acorde de que me habían gustado algo (como el de Von Sudenfed y Diosque) y otros que los deberia haber puesto solo por lo que representan, como es el caso de Lifetime y su glorioso retorno.

En cuanto a las canciones, si, definitivamente pienso que el tema de Dan Deacon es impresionante, yo lo hubiese puesto en el primer lugar.
saludos!

cotox dijo...

Spoon está bastante bien. No sé si disco del año pero decadente no, de ninguna manera.
LCD Soundsytem: No es el graaan disco que andan diciendo que es, más que nada por algunas canciones bastante intrascendentes como American Scum y Watch the tapes. En realidad a mi tampoco me dan muchas ganas de escucharlo completo, pero los temas buenos si son de lo mejor de este año e incluso de la década. Igual es ,mejor que Arcade somos épicos y aburridos Fire y Art fuckin Brut
El disco de Panda Bear es increíble y mejor que cualquiera de Animal Collective, que de paso me gustan bastante. No me molesta para nada la producción y Bros le gana a The past is a grotesque animal en la categoría de mejor tema largo del año.
Astrud: El disco es bueno, pero mezclaron algunas de las mejores canciones que hayan hecho con otras bastante sosas. Tienen Minusvalía que es una maravilla pero después tienen la de Noam Chomsky que es una cagada seudo ingeniosa. El problema es que algunas de las canciones no aguantan muchas escuchas porque son muy gimmicky en sus letras. Para mí lo mejor de ellos son las primeras canciones del Gran Fuerza.
El de Prinzhorn Dance School se hace eterno y le sobran como 5 canciones pero me gusta porque es malevolente y amargado y tiene una canción tan enorme como Spacemen in your garden. En el resto de la lista hay como 15 discos que no he escuchado y que ni sabía que existían . En realidad este año escuché más música vieja. No sé cómo estos jóvenes indies modernos sacan tiempo para escuchar tantísima música.
“El mejor sitio para descansar, es la universidad” Amén hermano

Amadeo dijo...

Gustaph: Siobhan es una chica que viene de las Sugababes, un grupo de pop ingles en la onda de Girls Aloud. Se fue del grupo porque parece que no le daban el suficiente credito y tenia mucho que ver con la composicion de las canciones y ahora saco este disco solista, buenisimo en mi vision. Ojo, es un disco pop, no puede olvidar su estirpe, pero es genial la manera en que Siobhan mezcla sus influencias 4ad y sobre todo Cocteau (un poco Suzanne Vega, quizas un poco Kate Bush, tambien, aunque no escuche demasiado de esta ultima como para afirmarlo fehacientemente). Yo que vos le daria una escuchada cautelosa, conociendote tus gustos puede llegar a no gustarte del todo, pero "Ghosts" es un pedazo de tema.

Phibriozq: escucha "Kill The Moonlight" y despues me decis si Spoon es solo "otra banda de indie decadente". No se, yo siento que estamos escuchando grupos distintos.

Amadeo dijo...

no esta el de dinosaur porque, basicamente, ni lo escuche. igual me hablaron bien de el, tendre que bajarlo, al igual que el de shellac.

otros discos que me hubiese gustado escuchar mas para decidir algo: m.terror, hacia dos veranos.

Dario dijo...

amadeo, no escuches mas lo m.terror, es como decir "tengo que pegarme unos martillazos mas en los huevos para decidir si me gusta o no".

Phibri: está totalmente loco si el de of Montreal para vos no es un top 10, que disco fue mejor? el de panda bear? no fucking way. el de panda bear esta muy bien y es mejor que cualquier de animal collective, pero no llega a ser una obra maestra y estoy convencido que es uno de esos discos de los que la gente habla mucho mas de lo que realmente los escucha.

Minusvalia fue uno de los temas del año.

a esa tal Siohban le doy. a las cantantes femeninas yo las busco directamente en google images.

Brunomilan dijo...

va haber lista de dario? esta no me dejo conforme...

Brunomilan dijo...

tal vez soy el unico pero la tapa de Spoon ¿no es la mejor de la historia del rock?

Manzanilla y Sal dijo...

bueno, ya sabes que mis metodos de escucha son, a lo mejor, caoticos, y que, aunque sé que tus recomendaciones muy probablemente sean acertadas, me demoro siglos en hacerte caso (todavía no escucho Von Sudenfeld, y me lo recomendaste ¿cuando? ¿cuando leakeo?)

Pero coincido totalmente en que los de Spoon y Of Montreal son dos señores discos.

El de Astrud todavía no lo escuché. Tal vez por motivos inversos: a los primeros dos discos, aunque me parecían y me parecen increibles, los identifico con una época de mi vida que, francamente, no quiero volver a vivir. Y creo que por eso es que no escucho el cuarto de Astrud.

Y el disco de Animal Collective me parece buenísimo. Lleno de melodias pop y arreglos hacia la izquierda. El hecho que todos coincidan con que el de Panda Bear es mejor, hace que no pueda esperar a que termine de descargar.

sebaxxxtian dijo...

no hay mejores tapas de discos que las de dwarves

Joey dijo...

amadeo relajate, creo que ningún disco de los que comentás vale la pena una justificación. ni siquiera el de von sudenfed llega a ser genial. te olvidaste de poner neon bible que le pasa el trapo a todo el indie que hay en esta lista.

espero que darío nombre a banio qimico

Amadeo dijo...

jose: me parece bien, cada uno tiene derecho a su propia opinion y es seguro que a esta lista no la escribo para que te guste a vos, pero me gustaria que utilices otro tono en los comentarios. por lo menos que me digas cuales son tus discos del año, asi discutimos.

a veces siento que te encanta tirar la piedra y esconder la mano.

neon bible no me lo olvide. me gusta, pero no me parece tan genial como todo el mundo dice. como comento en la lista, se ganaron mi admiracion pero no mi corazon aun. hubiese estado bueno que leas hasta la parte de los temas y hubieses entendido porque no esta.

y no creo que sea un mejor disco que "ga ga ga ga ga" o que "hissing fauna".

Dario dijo...

Es obvio que voy a mencionar a banio qimico joey, pero onda que el "neon bible" es como minimo un tanto decepcionante y no le llega ni al booklet al "Hissing Fauna", dejate de joder.

amb dijo...

aguante el joven prietto.

en el pogo antiguo alguien hara una lista de fin de año? no creo. somos la escoria de los blogs. jajaja


saludos!!!

sebaxxxtian dijo...

chicas, aflojen un poco. tampoco es para tanto.

en EPA solo diremos q birror y banio qimico es lo q se lleva.

Phibrizoq dijo...

Neon Bible es decente, pero decepcionante comparado con lo bueno que es Funeral. De todas formas ambos discos son growers, y a mí Funeral recién me entró a la cuarta vez que lo escuché. Lo que me parece que le hace falta a Arcade Fire es un mejor productor para sus discos, me da la impresión que me gustarían MUCHO más con un mejor productor.

Escuché de vuelta el de Spoon para pensar bien por qué no me había gustado, y esto es lo que me parece: se nota que en Ga Ga Ga Ga Ga Spoon quiere lograr lo mismo que los New Pornographers: la canción (indie) pop perfecta, pero no lo logran por una simple diferencia: no son buenos compositores de melodías, y las canciones suenan como covers de malos outtakes de los nuevos pornógrafos, interpretándolos sin agregarles nada ligeramente interesante. En "The Ghost of You Lingers" hacen una grasada con una atmósfera new wave-esca sin gracia con un piano insoportable, en "Don't You Evah" juegan al dance punk con una línea de bajo que es similar a la de "Daft Punk Is Playing at House", y de nuevo fallan en hacer algo remotamente bueno o siquiera entretenido; en "The Underdog" demuestran que también pueden intentar ser pésimos imitadores de Morphine, y en el resto de las canciones hacen diferentes tipos de cliché indie, sin al menos lograr convertirlas en placeres culposos. Sin mencionar que en todas las canciones se nota una gran deficiencia en el área compostiva.

En fin, creo que pequé de pésimo pseudo-crítico con esa pequeña reseña, pero quise explicar por qué no le encuentro nada a ese disco que se me hace tan aburrido. Mis más sinceras disculpas a todos los fanáticos de Spoon, no quise ofenderlos, y aclaro que es el primer disco de Spoon que escucho, así que no tengo idea si los demás son buenos o no. Además si les gusta por algo será.
Al fin y al cabo, a mí me encantó el último disco de CocoRosie, y todo el mundo parece odiarlo.

Amadeo dijo...

ta todo liso, phibrizio, no hay drama. capaz en unos años te reencontras con spoon y te gustan, quien te dice. igual me parece que the underdog tiene bastante, bastante, poco de morphine. yo diria que es mas bien una cancion dexymidnightrunesca.

yo me acuerdo que al principio, cuando escuche "girls can tell" por primera vez, tambien me parecio un disco aburrido y repetitivo. no me acuerdo ya como llegue a apasionarme con ellos, pero calculo que "kill the moonlight" tuvo bastante que ver.

Pega dijo...

loco, nada de neil young ni nada prog en la lista? cualquiera, hehe.

bueno, yo le voy al de panda bear, al de battles, al de dungen (que no es tan bueno como "ta det lungt" pero es dungen y ya alcanza), el de caribou y, por supuesto, el nuevo del mono, que es el inimputable del hogar.

el de los new pornographers medio que me lo bajé de onda para pasarlo en la radio y al final terminó siendo uno de mis favoritos sin dudas. canciones que ganan muchísimo con cada pasada que les das. hasta me lo terminé comprando, edición local mediante.

ah! y el disco de prietto pinta cara a toda la caretiada indie porteña. "verano fatal" tema nacional del año.

S E N S E I dijo...

neon bible tiene varios méritos para ganarse un lugar en las listas de fin de año, pero, personalmente, creo que el mas notorio es que Arcade Fire logró pasar decentemente la prueba de fuego que significa sacar un segundo disco. Y mas despues de haber editado esa gloria que es "Funeral". Digo, me parece que a otras bandas suelen trastabillar en esta situación y los canadienses pasaron la prueba notablemente. Asi y todo, coincido con phibrizio en que en manos de un buen productor, brillarian.

Y no puedo hablar de el de Spoon porque, sencillamente, no lo escuche.
Saludos

Manzanilla y Sal dijo...

me quejo....

las melodias de spoon me parecen bastante particulares, y no especialmente parecidas a ninguna... No sé, es como que usan una melodía repetitiva, y luego una de las lineas de la misma se va para otro lado completamente...

Como si no respetaran lo que debería ir, y fueran por lo que quisieran

Aunque habria que analizarlas tecnica-musicalmente

Y cada vez los arreglos se hacen más vacíos, más espaciosos (comparen con Car Radio sino)

zucundum dijo...

upa la la, cuantos discos a descubrir. siempre me pasa que llega fin de año y escuche muy poco de la producción contemporánea. Amadeo, te re agradezco el gesto haber subido los temas a zshare, ojala pase algo asi en otras listas. felices fiestas al resto de la pipol.

Germán W. dijo...

a mi hissing fauna me parece el disco del año (aunque hay varios de tu lista que no escuché) además me pasó más o menos lo mismo... desde un ppio me parecía increíble musicalmente con algunos hits bailables, se lo mostraba a todo el mundo... ahora ya no lo puedo escuchar en público que me voy...

sebaxxxtian dijo...

lo q me interesa ahora es saber que contenia la caja de cds hardcore que le prestaron a gandolfo.

para mi, q esconde un pasado mochi de fan de hatebreed y SOIA

Helena dijo...

Humildmente me parece que " Alive " de Daft Punk le dice a Justice volve al banco de suplentes un rato mas.

No esta Pj Harvey en la lista lo cual es ....extraño.

Algunos buenos temas del año pueden ser sacados del disco debut de Cansai de Ser Sexy que es muy divertido como Neon Bible. Y rescataria Alegrias de Incendio de los Planetas pero no recuerdo si es 2006

Baje algunas de las cosas que pones que no conozco y no coincido en casi nada

A veces me da la sensacion que tanta musica a disponibilidad anula sorpresa y sensibilidad.

Que es lo mas raro, parece ser la pregunta

Slds.

Amadeo dijo...

uffff, nerd...no me acuerdo...se que tenia restos fosiles, ignite, lifetime...y no se que mas.

helena: el alive es magnifico, sin lugar a dudas, aunque eso ya lo sabia desde que se dedicaron a hacerme pure el cerebro el año pasado con su show en vivo.

pj harvey no esta porque...bueno...nunca me flasheo demasiado pj harvey, a decir verdad. y el disco de este año ni lo baje, ni lo escuche ni nada.

esto es una reflexion nomas, no un reproche, pero me sorprende la manera en que cada vez que hay una lista de fin de año, todos salen a reprochar que no este ESE disco que tanto les gusto. me parece que es un tanto obvio que esta lista es de los discos que a MI mas me gustaron, es absolutamente subjetiva y no creo que a nadie le gusten los 22 discos exactos que puse aqui. es buenisimo que sirva para que algunos descubran algun disco que les vuela la cabeza y para que pispeen en lo que fue mi año, quizas. si se los puedo vender, me siento aun mejor, pero si no, bueno, es obvio que no es esta una lista de LOS MEJORES DISCOS DEL AÑO SIN DISCUSION. a veces siento que el metodo rolling stone de hacer listas nos atrofio las expectativas y nos interesa mas que nos digan que es lo que TENEMOS que escuchar que intentar apreciar la subjetividad inherente en el ejercicio.

por otro lado: tanta musica a disponibilidad a veces mata la sorpresa, pero en mi caso particular, solo me emociona mas y me encuentra amando aun mas discos de los que amaba antes. pero yo soy una esponja de informacion, asi que es comprensible el agotamiento neuronal.

fernando dijo...

me emociona que este electric six en la lista, nada mas.

al resto : no hay listas mejores que otras, curtanse. que es eso de andar reprochandole la lista a otro?

Phibrizoq dijo...

El de PJ Harvey es súper recomendado, pero le tenés que tener mucha, muuuuucha paciencia. A todo el mundo le aburre horrores la primera vez que lo escucha, me incluyo. Suena como una Tori Amos que se obsesionó demasiado con Nico y The Marble Index. Y eso que a mí Tori Amos me resulta bastante indiferente.
Y esto me hace acordar que lo mejor que salió este año, y que no puede contar en una lista por ser una antología, es The Frozen Borderline: 1968-1970 de Nico. Poder escuchar "Nibelungen" en su versión completa fue increíble, sin contar que traía dos canciones inéditas tan increíbles como cualquier canción de su segundo álbum.

Phibrizoq dijo...

Y coincido totalmente con lo que dijiste con lo de armar listas subjetivas. Mierda, no coincidimos en mucho con nuestras listas, y sin embargo me parece genial que sea así. Es muy estúpido intentar elaborar una lista pseudo-objetiva.

sebaxxxtian dijo...

el 28 vuelve restos fosiles. no importa mas nada.

Helena dijo...

Si, no se. Es una vision nada mas, yo casi no bajo musica a pesar de tener la banda ancha y todos los chiches, porque me pasa lo mismo que con los libros, estoy acostumbrada a ir a buscarlos. Para mi es una emocion ir a comprar los dicos. No se, hace poco salio una caja de the clash que quiero con locura. Son objetos que pierden historia, para mi al menos, si son copiados y bajados.

Con cosas imposibles se entiende. Caso pop español que es inconseguible, excepto la buena vida y algun otro titulo

De todas maneras para mi mas dicos del año fueron flowers o blood on the tracks.

Es como muy forzoso o demandante buscar la musica del año, aparte es ridiculo, en un punto, porque para mi un disco del año es the greatest pero es 05, pero salio aca no hace mucho... no se

cosas

no entendi la frase de buzzcocks

Amadeo dijo...

helen: la frase de los buzzcocks viene por el lado de que art brut es una banda inglesa actual que hace punk con una enorme dosis de autoconciencia y metareferencia musical (tienen una cancion, por ejemplo, que dice "my record collection, reduced to a mixtape"). o sea...lo que queria decir es que si los buzzcocks hubiesen escuchado a los buzzcocks hasta el punto de la obsesion, como si fuesen rob gordon, hubiesen armado una banda como art brut.

Phibrizoq dijo...

The Greatest es del 2006, no del 2005, y es el disco más flojo de Poder Gatuno... por más que esté bueno. Se le fue la melancolía, y al contrario de lo que pasó con Belle & Sebastian (que si bien el último no está a la altura de los primeros pero está muy bien de todas formas), eso no la benefició.
De todas formas el mejor disco de 2006 fue Ys. Mierda, ¡fue el mejor de la década!

Pablo dijo...

Bien por continuar la tarea evangelizadora por MES a lo largo del mundo. Los seis CDs de TODAS las Peel Sessions fueron mi condimento Fall del año. VS viene a poner las cosas en su lugar con LCD Soundsystem: MES volvió por sus foros, no sin antes amenazar con cagar a piñas a J Murphy (y ojo, a mi LCD me encanta!).
Y para seguir evangelizando, You Gotta Trouble With Me muestra que Julian H Cope sigue en la buena senda!
Salutti, ho ho ho ho y buen 2008!

Dario dijo...

Me sorprende que todavía no sea totalmente claro para todos que las listas dicen mucho más del que las hace que de lo que haya pasado en el año, INCLUSO esas listas que sí intentan plantear lo mejor del año absoluta e indiscutiblemente, cosa totalmente imposible porque nadie está en una posición cultural que le permita hacer eso.

También me sorprende que haya tanta gente emocionada con Neon Bible cuando estaba convencido que a la mayoría les había resultado indiferente y que a Amadeo le haya gustado más que el primero (estás loco).

En estos días voy a poner mi resumen de fin de año pero no en forma de lista porque me acalambra la idea de hacer tanto esfuerzo. Además no creo que haya escuchado veinte discos este año.

Helena dijo...

A mi me parece un gran disco del poder gatuno, no puedo creer como grabo todas esas cosas. La edicion que llego aca, me puedo equivocar, tiene un bonus track de dos temas.
Uno es love & comunication ques es preciosa.

A mi lo que me resulta sorprendente es atarse a un año para medir los dicos, me parece algo muy forzado, si tengo que ser sincera para mi este año fue mucho mas importante Berlin, Flowers, Abbey Road o todo Spirtitualized que cualquier lanzamiento nuevo.

El sorprendido se contradice en la segunda frase lo cual es...muy gracioso.

Y no se, no entiendo lo de Buzcocks porque es un proceso intelectual que dura mas que un disco entero de los viejitos del punk :P

Y prefiero poner play, como todos, bah, no?

Amadeo dijo...

a mi tambien me encanta "the greatest", de hecho me parece lo mejor de cat power, el disco con el que me comenzo a gustar.

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

yo ADORO a Cat Power, y The Gratest me parece un muy lindo disco, pero aún así, prefiero a Chan cuando esta hecha mierda, cuando compone esos temas hondamente depresivos que tanto me gustan, como The Colors and the kids, a mi parecer, entre los mejores cinco temas de los noventa.
Otro punto en contra (o al menos, en contra de mi gusto) es la senda un poco más r&b que tomó Chan, prefiriéndo infitamente sus temas con pinceladas más punk (por antonomasia), como en el Dear Sir, o What would the comunity think

Razzmatazz dijo...

Yo sigo sin entender como gustar de Astrud cuando existe Hidrogenesse que en diez veces mejor en letras, en melodías y en diversión. "animalitos" le pasa el trapo y para mi ocupa su lugar en las listas del año.

En general coincido, ya no hay "grandes discos" también cambió la forma de escuchar, o será que a medida que pasa el tiempo uno ya tiene incorporado la gran mayoría de los sheites del pop.

benito dijo...

Amadeo: bestia parda, es "Escala en Ezeiza", no "Parada...", tenés un post escrito al respecto ahí nomás.

(iba a hacer ese chiste que me dictaba el inconsciente -"parada está esta"- pero me parecía un desubique en un blog coqueto como este)

PD: lo de Von Sudenfeld es una idea genial, en teoría, pero, siendo honestos tanto Smith como los alemanes han estado mucho más despiertos en otras ocasiones. Es como Gang War o la mayoría de los supergrupos, deberían ser geniales, pero...

Amadeo dijo...

verguenza y condenacion.

mi cerebro ya no es lo que era.

(el titulo ya ha sido corregido).

Anónimo dijo...

Prietto viaja al cosmos con mariano, mejor disco del año.
prietto la guitarra mas fresca!

Hernán(Madrid) dijo...

El de Of Montreal me gustó muchísimo, tanto que lo tengo en vinilo doble, la suerte de vivir de este lado del charco por el momento. Me gustan muchas cosas que pusiste en la lista. Otras tendré que escuchar. Me sorprende lo de Electric Six, disco que no consigo por ningún lado, y quiero escuchar.
Comparto los comentarios de Helena, a mi me ocurre también. Con la diferencia que este año tengo banda ancha y me sentía culpable si no me bajaba discos que según mi parecer merecían ser escuchados, incluso comprados, soy un fetichista, además de apoyar a los músicos. Por eso oí tanta música este año. Sumado a que estoy en el paro y tuve tiempo de sobra para escuchar y leer, de otra forma ni la mitad hubiera podido escuchar. Por lo que estoy muy contento.
Ah, decir que gracias al pogo antiguo los descubrí a ustedes y estoy encantado. Un abrazo.

amable dijo...

chequen mi top 30. me gustó, tenemos algunos en comun.