viernes, 14 de marzo de 2008

The Mountain Goats - The Mess Inside

Seguramente, no debe haber nada más difícil hoy en dia que ser un buen songwriter a la vieja usanza, armado solo con su voz, unos acordes y una guitarra acústica. Y John Darnielle es seguramente de los pocos exponentes de compositores actualmente que entran en esta categoría. Casi todo lo que escuche de su relativamente vasta discografía siempre es muy bueno, y no para de incluir grandes ideas líricas y melodias. También es un compositor que, muy habilmente, es capaz de agregar instrumentos y mantener esa cualidad tan aústera y única - algo que no le salio tan bien, por ejemplo, a Elliott Smith.
'The Mess Inside', uno de los muchos grandes temas en 'all hail west texas', es quizás uno de las canciones maś literales y directas de Darnielle, aunque me gusta mucho el tema que trata y como lo trata. Con varios amigos siempre comentamos de que hay muchísimas canciones acerca de enamorarse, o de rupturas dolorosísimas, pero hay algunos estados de las relaciones de pareja que rara vez se visualizan. Una es la angustiante situación del Ocaso, donde esta todo bien en cierta forma pero ya no era lo que antes. Esta es la temática principal de 'The Mess Inside', que narra la búsqueda desesperada de una pareja de eso que ya no hay y no se puede definir. En los versos, en un estilo bien clásico se van narrando diferentes lugares a donde van yendo, y el estribillo ( un poco más obvio y menos intenso que los versos ) se concluye la idea del tema. En particular, hay dos versos que me parecen completamente geniales.

we took two weeks in the bahamas.
went out dancing every night.
tried to fight the creeping sense of dread with temporal things.
most of the time i guess i felt alright.


Siempre me parecio refrescante y genial cuando se utiliza la imágen de gente bailando para demostrar exactamente lo opuesto a lo que generalmente simboliza. Hay miles de canciones que refieren al baile, siempre ese momento genial, de liberación hipnótica, donde el objetivo es llegar en cierta forma a un Nirvana mental donde nada importa, donde uno simplemente se siente bien y quiere llegar a ese punto culmine de unirse y ser uno solo con la música. Pero este es un ideal, y muchas veces no ocurre. Uno baila y piensa otras cosas, o sabe que esta bailando para no pensar en otras cosas. Aquí, esa 'creeping sense of dread' ( es muy difícil traducir eso al español ) aparece como una entidad invisible e imposible de vencer, donde lo único posible fue "más o menos pasarla bien".

we went to new york city in september.
took the train out of manhattan to the grand army stop.
found that bench we'd sat together on a thousand years ago
when i felt such love for you i thought my heart was gonna pop


Éste es el último y seguramente el más angustiante, ya que el último intento para revivir el amor perdido es volver basicamente al pasado (amplificado con la exageración de 'a thousand years ago').
Pero esta parte no seria ni la mitad de buena si no fuese por la ejecución vocal de Darnielle, que en cierta forma se va acelerando, y en el momento de decir "pop" hace algo asi como un 'pop' - de estallido - con la voz que hace saturar ligeramente la grabación y que es completamente increible.
Y por sobre todo, toda la canción tiene esa sensación y clima tan típica de su canción, esos acordes mayores, esa forma de ejecutar tan segura y en cierta forma, despreocupada, que la hace de un aura extraño. Básicamente, el cantante ya sabe de que esta hablando, sabe como es el final de la historia, y en cierta forma lo acepta y asimila, y sabe que, igual, en un futuro, todo va a estar mejor, aunque eso sea inevitable.

Camera Obscura - Dory Previn

Las "road movies", ese pseudo-género que siempre es tan interesante y da para muchas ideas y clichés, y que incluso se puede mover muy fácilmente a otros géneros (hay libros 'road movie', digamos), tambien pueden encontrarse como canción. El ejemplo más clásico es casi cualquier disco que uno puede escuchar serenamente en el auto - el lugar común absoluto, a la 'born to be wild', por poner un ejemplo. Por el lado de la música, la temática muchas veces no es tan importante (aunque cualquier letra con una temática 'de escape' funciona), pero más bien va con un cierto tempo, una cadencia, que hace que funcione muy bien para crearse algun buen videoclip mental mientras uno mira por la ventanilla.
"Dory Previn" fue mi 'road song' de los últimos 2 meses. Casi ritualmente, me subía a la camioneta para ir a trabajar, saludaba, me ponia los auriculares, y mientras amanecía en Montevideo (7 de la mañana) escuchaba este tema. La combinación es PERFECTA.

Me voy pero ya vuelvo: recuerdo haber leido una nota hace unos meses de Douglas Wolk sobre un disco para niños de Carole King. En esa nota, hacia un genial comentario acerca la versión de "will you love me tomorrow?", originalmente compuesta por Carole King pero hecha famosa por las Shirelles. Douglas comentaba que la canción - que básicamente es la historia de una chica inocente que no esta segura de darle el beso al chico adecuado - cambia completamente su perfil al ser cantada por King. El tono cambia, es cansado y triste, como 'avejentado', y la protagonista, en cierta forma, cambia. Citando el artículo, dice que "al cantar 'would you still love me tomorrow?' parecería que Carole ya sabe que la respuesta es no, pero tiene que intentarlo igual".

Para mi, lo mismo ocurre - esa modificación del significado de una linea, a causa de la forma de cantarlo - en esta cancioń. El main motif del tema es la línea "do you think it's time i put him out of my mind". Es una línea simplísima y despojada, casi sin gracia, que podria estar en casi cualquier tema R&B, pero la forma en la que la canta Tracyanne, acompañada por el tema (un country que se arrastra como un perro lastimado), le da una fuerza notoria. Ella se pregunta si ya es hora de olvidarse de él, pero da la sensación de que es algo que tendria que haber ocurrido hace muchísimo y que se lo estaba negando constantemente hasta que ya no tiene otra que decir "bueno.. creo que.. tal vez... " hasta que al final del tema, despues de repetir constantemente la misma linea, la convierte en golpe final y directo. "i think it's time / to let my love for him die" y con un pequeño arreglito de guitarra en plan happy ending, la canción termina.

3 comentarios:

benito dijo...

Capaz que yo soy hijo de una era más guaranga, pero siempre pensé que la duda de King en la canción original no era sobre si darle o no un beso al chico, sino sobre si entragarle o no el rosquete...


Tonight you're mine completely
You give your love... so sweetly
Tonight, the light of love is in your eyes
But will you love me tomorrow?

Is this a lasting treasure
Or just a moment's pleasure?
Can I believe the magic of your sighs?
Will you still love me tomorrow?

No sé, me parece que más que un intercambio de saliva hay un himen en juego en esa canción.... (dicho sea de paso una de mis canciones favoritas de todos los tiempos).

candida dijo...

De acuerdo con benito en que de lo que se habla es de algo un poco más profundo que el acto de dejarse besar.

El Tapestry es un disco excelente, me cuesta elegir un tema por sobre otros, la atmósfera del disco con la Mitchell y Taylor principalmente es muy cálida......un placer de escuchar.

Anónimo dijo...

Mountain goats me paso amadeo si!1 muy bueno!!
porque no escribe amadeo??dejo? se enamoro?