jueves, 19 de abril de 2007

El verdadero gran truco

No vi las dos primeras (aunque vi Following en el videoclub y pienso alquilarla), todavía no sé por qué razón tampoco vi Insomnia, Batman Returns me pareció bien pero hasta ahí y Memento me había gustado mucho, así que habiendo visto solo dos películas de Christopher Nolan no tengo mucho con lo que comparar y es hasta un poco ridículo decir que El gran truco (The Prestige, 2006) me parece la mejor de Nolan, pero lo voy a decir igual.

***
En realidad nunca dudé que me fuera a gustar esta película. Nolan me caía bien (tal vez sin mucha justificación porque ya dije que solo vi dos y me gustó de verdad una, pero uno no necesita grandes razones para que cualquiera le caiga bien), Christian Bale me cae muy bien, Hugh Jackman no me molesta, Scarlett Johanson no me cae muy bien pero está buena y Michael Caine... bueno, Michael Caine es Michael Caine, enough said. Ah, y está Bowie haciendo del gran Nikola Tesla, figura que no sé por qué pero también me cae bien.



***
Odio la mayoría de las vueltas de tuerca. Nada me hace odiar más una película que una vuelta de tuerca innecesaria o mal hecha. Odio a M. Night Shyamalan más que casi a cualquiera, recuerdo haber realmente odiado una abominación con John Cusack que se llamaba Identity y aunque era la menor razón para odiarla, el final me hizo odiar un poco más Irreversible. Las buenas vueltas de tuerca revelan información que era desconocida dentro de la película para los personajes, o sea, la revelación es para los personajes, ergo, también para los espectadores. Las malas vueltas de tuerca revelan información al espectador que le fue ocultada gracias a la manipulación del director, o sea, toma al espectador por idiota, le hace ver algo por una hora y veinte para después decirle "¡Tomá! Te cagué, yo lo sabía y vos no". Ok, andá a cagar, que suerte que la bajé de internet porque si hubiese para eso ahora estaría armando un escándalo.

***
Ya mencioné malas películas con malas vueltas de tuerca, pero también hay buenas. Después de todo el 95% de los policiales negros tiene vuelta de tuerca y están siempre bien. Claro que la mayoría tienen guiones tan complejos que para el momento de la vuelta de tuerca ya no sabés que carajo está pasando y es lo mismo. Y, claro, siempre está la película que impuso las vueltas de tuerca al por mayor en las tres cuartas partes del cine mainstream de la última década, The Usual Suspects. Y volviendo al tema principal, El gran truco pertenece a este segundo grupo.

***
Nolan en esta película tiene que ser todo lo que Night Shyamalan quiere ser y no puede. Mete vueltas de tuerca por todas partes y todas funcionan, todas están argumentalmente justificadas y ninguna rompe la lógica interna de la película ni se basa en la manipulación de la información por parte del director. La película tiene suficiente densidad argumental como para poder hacer todos los giros necesarios sin arruinarla ni hacer que el espectador se pregunte "¿Pero eso cómo puede ser?", pregunta que todas las de Shyamalan sucitan una docena de veces sin ofrecer ninguna respuesta. Y esa es la prueba de fuego para cualquier película con giros y grandes revelaciones y vueltas de tuerca, preguntarse si todo se sostendría igual sin trucos de cámara o si algunas tomas duraran un poquito más o si tal toma fuera más amplia y dejara ver más. Si la respuesta es que no se sostendría, entonces la película no vale la pena, una película necesita un poco más que trucos tan simples para funcionar. Y alguno puede decirme que todo lo que está fuera de cuadro no existe, no me importa, no pienso pagar para que algún tarado sin talento me tome por idiota.

12 comentarios:

Rodrigo dijo...

Dario, tu calentura con el hindú (sí, "hindú", indio puede ser un cherokee o un toba) Shyamalan se pasa de rosca.
"Sexto sentido" y la del superheroe están muy bien. La de Mel Gibson funcionaría mejor como un cuento, porque tiene cosas infilmables. Además de su protagonista y de plantear que hay un Dios y que todo, al final, sirve a Su propósito, con lo cual Shyamalan se metió en camisa de 200 varas. "La aldea" es definitivamente tonta, y la del lago ni la vi.

Christian Bale es un distinto, y Caine, el mejor actor que salió de las Islas en los últimos 50 años.

Dario dijo...

Sexto sentido NO está muy bien. Como mucho tira, zafa. Tiene todos los defectos que apunté ahí.
Señales es increiblemente mala, da risa y vergüenza ajena, no se de cual de las dos más.
La Aldea es de una estupidez notable, hace agua por todas partes, la historia no se sostiene ni un poco. Tiene la menor densidad argumental que haya visto jamás. Simplemente no tiene lógica interna.
La Dama del lago zafa mas que las dos anteriores, aunque tambien es mala y tiene una vuelta de tuerca que esta vez sí está re de mas, porque la historia va mucho mejor hasta que llega a ese giro y decís "andá, dejate de joder".

Rodrigo Terranova dijo...

"Las buenas vueltas de tuerca revelan información que era desconocida dentro de la película para los personajes, o sea, la revelación es para los personajes, ergo, también para los espectadores."

Darío, el psicólogo de "Sexto..." no sabe que es finado, se entera al mismo tiempo que el espectador. Con respecto a la manipulación del espectador, todo el cine policial/de suspenso/como quieras llamarle se basa en la manipulación. Por supuesto, hay quienes le mienten al espectador y por lo tanto son unos hijos de puta, pero no me parece el caso del hindú en el film citado.

¿Qué te parece "Nueve Reinas"?

Rodrigo dijo...

Mamet ha hecho alguna película con vueltas de tuerca notables ("Casa de Juegos") y otras en las que lisa y llanamente toma al espectador por pelotudo ("El prisionero español", que carga además con la cruz de estar estelarizada por Campbell Scott).

Ineptus dijo...

Plots are for pussies
Lo que molesta es que en muchos casos se trata más de ejercicios de "guionismo" que de aplicaciones de la "especificidad" del medio cinematográfico para contar una historia.
Detesto los truquitos y las vueltitas de buen estudiante de taller de guión
Una buena película que pasa jodiendo con el espectador es "Chinatown" de Polanski, pero lo hace de manera bastabte fluida y súti y esas no son cualidades que caracterizan mucho al cine actual

Brunomilan dijo...

christian bale es un groso, las caracterizaciones en american psycho y el maquinista (el hdp perdio como 30 kilos) son de las mejores en los ultimos años

http://lajuventudsonicaatacadenuevo.blogspot.com/

Dario dijo...

Chinatown es una obra maestra increible. Mucho Polanski, sobre todo la trilogía de los departamentos, es un ejercicio magistral de como mostrarle o no mostrarle información al espectador y dejarlo a oscuras siempre.

Mamet es genial. Muchas de sus películas tienen vueltas de tuerca que siempre están perfectamente hechas, como The Spanish Prisoner, increible película con una bastante subestimada pero increible actuación de Steve Martin. Es increible que después de esa película al pobre Steve no lo hayan tomado en serio de una vez por todas como pasó con Bill Murray después de Rushmore.

Me sorprende que no te haya gustado esa película, para mí está tan bien como La casa de juegos, de hecho no es más compleja la vuelta de tuerca de Spanish prisoner que la de La casa de juegos. Igual también me gustan mucho sus películas teatrales sin ningún giro como Oleanna y El honor de los Winslow.

American Psycho a mi no me gusta mucho pero Bale estaba muy bien en esa película. El maquinista no la vi pero vi como quedó él para hacer la pelicula y daba impresión.

Rodrigo dijo...

Sabes que anoche me quedé pensando en tu posteo y en Chinatown, una de mis películas favoritas de todos los tiempos.

The Spanish Prisoner tiene algunos buracos en el guión que ahora no recuerdo bien, debería verla de nuevo. Pero había cosas que cerraban de los pelos. En Casa de Juegos no, la lógica de los hechos es implacable.

Una que te mantiene en vilo (?) todo el tiempo es The Talented Mr Ripley, y ahí el suspenso no pasa por saber quién hizo qué. Seguimos a Ripley todo el tiempo, de hecho somos sus cómplices, y la cosa es ver si lo agarran o no. Ah, para mí Matt Damon es, dentro del mainstream, de lo más grosso que hay.

Rodrigo dijo...

Es cierto lo de la actuación de Steve Martin en "The spanish...". ¿Viste "Leap of Faith"? Lo que hace Martin ahí es alucinante, para colmo también está la gran Debra Winger (¿qué se habrá hecho de ella?).

Dario dijo...

Sí, Chinatown es una de las más grandes.

Matt Damon no me cae tan simpático, aunque me resulta más aceptable que su amigote Ben Affleck. Y Mr. Ripley no la vi, sobre todo porque no me llegó ninguna buena referencia.

Leap of Faith no la vi, pero la semana pasada vi The Jerk, yeah.

Ineptus dijo...

Ben Afleck es impresentable.
Matt Damon es non grato desde Good Wil Hunting, y además tuvo la osadía de escribir el guión de ese bodrio y para peores ser nominado al Oscar. Hasta creo que ganó, pero no estoy seguro.
Steve Martin solo me gustó en esa gran comedia que es Bowfinger, pero no he visto mucho de él.

Rufián Melancólico dijo...

The Prestige me gustó mucho y vi que lo están vendiendo (el libro) en Dickens a un muy buen precio, obviamente.

Nolan me gusta mucho. Aunque no soy de esos enfermos fanáticos de Batman Begins aún a pesar de mi confesada simpatía por Frank Miller.

Del "hindú" no tengo nada que decir más que está bueno cuando tenés 15 años o no esperás nada mínimamente sofisticado de tu experiencia cinematográfica.