lunes, 16 de abril de 2007

Estas cosas son de las que uno no se espera: En Sao Paulo prohiben los carteles en la via publico, reparto de volantes, publicidad en medios de transporte, etc. Demasiado bueno para ser cierto. Aca algunas imágenes de carteles desiertos. Es fantástico como (en el articulo) los publicistas tiran cualquier fruta para evitar que saquen los carteles.
"I think this city is going to become a sadder, duller place," said Dalton Silvano, who cast the sole dissenting vote and is in the advertising business. "Advertising is both an art form and, when you're in your car or alone on foot, a form of entertainment that helps relieve solitude and boredom."
anda flaco, tomatela.

(via kottke)

16 comentarios:

Dario dijo...

Que genial. Hace años que sostengo que repartir volantes en la vía pública debería ser completamente ilegal.

Y ya sé que ni siquiera es lo peor de la publicidad pero no hay nada peor que esos putos volanteros de mierda que prácticamente te hacen comer sus publicidades de algo que nunca te importa.

Amadeo dijo...

guarda, dario, que en Virginia ya utilizaron la quota de balas para psicopatas del mes.

Quese dijo...

que salado eso.

Phibrizoq dijo...

ah, a mí no me jode tantola publicidad en la vía pública. Los volantes sí son medio rompebolas, pero le decís que no al chabón y listo... no me voy a vivir quejando de eso

Anónimo dijo...

si, aparte porque a loa pibes les encanta dejar aparcada la 4x4 en el country para ir a volantear a la calle, es lo mas...¡¡top!!

sebaxxxtian dijo...

yo agarro todos los volantes en la calle, menos los politicos y religiosos. lo hago para hacerles mas llevadera la tarea a lxs volanterxs.

amb dijo...

coincido con el nerd. yo hago lo mismo.
el año pasado estuve en bs as y al segundo dia el exceso de publicidad grafica ya me estaba enfermando. o sea, estaba en el subte y dentro del tunel se habian puesto fotogramas de una publicidad de dove para que a traves de la ventana puedas verla como en la tele; por un momento crei que era un alucinacion mia, pero no, era real.

Amadeo dijo...

amb, vos seguro estabas empepado.

no te hagas el inocente ahora.

Anónimo dijo...

Más allá de la buena noticia, hay q aclarar que brasil es uno de los paises donde mejor grafica se hace...mas interesante sería pelar de carteles publicitarios buenos aires, donde a los creativos no se les cae una puta idea...

Dario dijo...

Sería genial que pelaran BA de carteles y volanteros.

Ustedes esperan que me solidarice con la causa de los volanteros o que? me vieron cara de Caritas, muchachos? dejense de joder, si a los volanteros no les gusta su trabajo que se curtan y no me rompan las bolas a mi. Está lleno de gente con trabajos de mierda y tienen la dignidad de no molestarme por la calle.

amadeo: seguro que amb estaba en pedo, me la juego.

buenos dijo...

Acá en Montevideo la publicidad la llevan hasta el extremo tirando volantes de supermercado por debajo de la puerta de casas o edificios.
Es para fusilarlos a todos!!!

Quese dijo...

a mi no me molestan tanto los volanteros simplemente porque he conocido gente que trabajo de eso y empatizo - y aunque no era en la via publica, he roto bastante las bolas repartiendo flyers de shows en locales.
los carteles me molestan muchisimo mas, considerando que uno muchas veces no puede evitar mirar a cualquier lado en la ciudad sin ver una puta propaganda.

sebaxxxtian dijo...

prefiero que sean volanteros a que sean policias o curas... o bloggers, jaajajaja. lo que si me parece brutal es la contaminacion visual de la publicidad en via publica. deberiamos armar una fraccion del billboard liberation front en bsas.

pd: amb estaba en pedo

Anónimo dijo...

en vez de pedir prohibiciones habría que pedir cambios estructurales asi la gente no tien eque salir a entregar volantes por 10 $ el dia.¿no te parece?

Dario dijo...

A mi me parece brutal la contaminación visual, y también la increible cantidad de basura en la vía púlvica que representan los volantes y el desperdicio de papel enorme.

Anónimo dijo...

me parece, dario, que caes en el facílismo de analísis de la derecha, cuando se queja de la inseguridad, es una parcialización de la visión no siempre inocente que se detiene en quejarse en un solo aspecto para despistar el problema de causa, por eso en el ejemplo de los volanteros hay que ponerse en el lugar de los trabajadores explotados y no en el de "cliente indignado" para no hacerle el juego a la derecha.